BELLEZA

Dulce obsesión

Bien, pasada la fiebre BioCultura os voy a hablar de esta marca de productos capilares que me tiene obsesionada.

Foto: Miss Bio

Estoy hablando de… ¡John Masters Organics!

“¿Ooootra vez?”, os exclamaréis. Pues sí. Una está obsesionada o no lo está.

Cuando se me pase la fijación y pueda empezar a hablar de otras marcas, si eso, ya os aviso.

Bueno. Para los que sigan conmigo a pesar de todo: ¿recordáis que tenía pendientes por probar un champú, y dos muestras de acondicionadores?

Para el champú voy a esperar un poco a haceros una reseña más completa, pero de las muestras ya os puedo hablar.

Acondicionador Citrus & Neroli

Foto: John Masters Organics
No le di tiempo ni a pasar por mi photocall ^-^

Bien, pues este acondicionador es de esos productos que te hacen sentirte una imbécil. Explico: cuando me lo recomendaron en Green Hair & Beauty, yo todavía estaba embriagada con el olor del champú de tofee de salvia y zinc que acababa de descubrir, y éste me pareció más común. Un olor a cítricos, a limón y a azahar, si nos fiamos del nombre. Y en lugar de confiar en su profesionalidad, pensé que después de lavarme con el champú de tofee no me apetecería seguir con este olor, y que ya habría tiempo de probarlo. (¿Os he dicho ya que mi champú huele a tofee?)

Bueno, pues… ¡menos mal que me dieron muestra! Porque cuando lo probé, éste fue el resultado: pelo desenredado y ligero.

Tiene la justa medida para mí, ya que al tener el pelo muy fino, la mayoría de acondicionadores me apelmazan. Pero tampoco puedo lavarme y ya, porque lo tengo muy largo y claro, se me enreda.

Conclusión: no necesito más para saber que éste va a ser el próximo producto que compre.

Acondicionador Intensivo de Lavanda y Aguacate

Foto: Miss Bio
Éste sí pudo hacerse la foto antes de ser sacrificado en la ducha…

En la última entrada lo rebauticé, en lugar de “Acondicionador Intensivo” lo llamé “Mascarilla”. Parece un detalle pero no lo es: porque “Acondicionador Intensivo” define exactamente lo que es este producto.

Es decir, es más potente que el anterior (más “pesado” también), pero sin llegar a ser una mascarilla. El olor es delicioso, yo que no soy muy fan de la lavanda, esta es súper natural y “soportable”. Quiero decir: no huele a aceite de lavanda, o a sales de baño de lavanda (¡qué dolor de cabeza!), sino a lavanda seca, la de los saquitos para perfumar la ropa.

Este producto lo veo muy bien para gente que tenga más pelo que yo, rizado por ejemplo o muy seco por el motivo que sea. Yo de momento voy a ver qué resultados consigo solo con el Citrus, y si veo que no es suficiente probaré con éste una vez a la semana, como complemento. Y sí, ya te estoy oyendo, tú, amiga, la que me llamaste “Pantoja” el otro día: tampoco me vendría mal cortarme las puntas. Pues puede que ayude, sí, gracias, lo tendré en cuenta ^-^

Bueno, pues hasta aquí mi carnet de ruta con John Masters Organics (¡de momento!).

Aparte os quiero enseñar algunos de los productos que en tienda me llamaron la atención.

Aunque algunos quizás no sean para mí, os voy a dar mis impresiones, por si a alguien le encaja alguno:

Deep Scalp

Foto: John Masters organics

Un producto que trata el cuero cabelludo, favoreciendo el crecimiento del pelo y fortaleciéndolo de raíz. No me lo llevé, aunque me lo recomendaron, porque ahora mismo tengo un “clon” en casa, la Loción Capilar de Romero de Weleda. Al menos eso me pareció, aunque debería analizar más a fondo la composición de ambos. Prometo entrada comparativa de estos dos productos, al menos desde el punto de vista de las promesas, el packaging y la composición, ya que solo ha probado uno de ellos.

Sea mist

Foto: John Masters Organics

De este producto lo que me dejó boquiabierta fue la composición. Os habréis dado cuenta ya de que soy fan de los productos que llevan pocas cosas. En mi opinión, el fin de todo químico debería ser alcanzar la mínima expresión en su lista INCI: no os engañéis, si las marcas “convencionales” alargan las listas hasta que no caben en los envases es para que el producto les salga más barato, no por que sea más eficaz.

Bien pues este producto lleva: Agua, sal y aceite esencial de lavanda. ¿Os imagináis el efecto? Una cabellera ondulada, así como back-from-the-beach. Lo pulverizas sobre el pelo, y como si volvieras de saltar unas olas, oye. Eso sí: me dijeron que funciona mejor si ya tienes algo de onda. Si lo tienes desesperadamente liso como yo, no esperes un efecto brutal.

Limpiadora Lindem Blossom

Foto: John Masters Organics

De la línea facial me llamó la atención este producto por su modo de uso. Se aplica por todo el rostro, se deja actuar como una mascarilla, después se retira y la cara queda limpia y suave. No lo he probado, pero dicen que es muy respetuoso con la piel y que los resultados son visibles de manera inmediata, que deja la piel preciosa. Os lo listo porque me resultó curioso, y tanto el packaging como la textura son muy sugerentes: este producto llama al relax.

Manteca con Cacao y Cupuaçu

Foto: John Masters Organics

Esta manteca corporal me encantó por su olor: ¡¡¡huele a praliné!!! El cacao y el cupuaçu son de la misma familia, y aquí lo han debido combinar con aceite de avellana porque el resultado es que, de nuevo, dan ganas de comérselo. La textura es súper densa, de hecho aquel día hacía un poco de frío y me costó hasta sacarla del tubo, pero en invierno es una delicia aplicarse un producto así y darse un masaje con él.

Champú para mascotas

Foto: John Masters Organics

Y Last but not least, este champú para mascotas, ¡que huele tan bien que podría usarlo para mí! Porque para mi gata ni hablar, la muy felina no se deja meter en una bañera ni borracha.

Pero a los que tengáis perro, os lo recomiendo sin duda: lo agradeceréis todos, porque cuando huela a caramelo de limón os aseguro que no vais a parar de darle (más) besos todo el rato.

Aparte del producto en sí, me gustó lo que transmite de la marca: John Masters es un apasionado de los perros (y en particular de su perra Maya, con la que posa aquí en su salón), y tiene toda la lógica que también haya pensado en crear un producto saludable para ellos.

Os recuerdo que podéis encontrar esta marca en Madrid, en la peluquería Green Hair & Beauty, donde Giuseppe y Mamen os asesorarán personalmente.

Y para los que os pille a desmano, lo podéis conseguir online a través de Biobeauty.es.

Et voilà!

¿Con cual os quedaríais?

¡No vale decir que con todos! Venga, mojaros y elegid un favorito, a ver si os oye Papá Noël, que ya viene de camino…

Previous Post Next Post

You Might Also Like

10 Comentarios

  • Contesta Deborah noviembre 16, 2012 at 6:53 pm

    Vale me has convencido, jaja!!! Mi próximo champú será de esta marca, ya comenté el otro día que yo utilizo el acondicionador de lavanda y aguacate pero sólo una vez a la semana que para mí es suficiente. Estuve tentada de comprar el sea mist pero leí por ahí que dejaba el pelo como sucio y entonces me dio miedo y pasé. Lo que no sabía es lo del champú para perros, estoy alucinando!!!
    Que tal es la loción de romero, cómo funciona?

    • Contesta Miss Bio noviembre 16, 2012 at 7:05 pm

      Pues ya nos contarás qué champú te compras y cómo te va, ¿vale?
      El Sea Mist supongo que deja el pelo con textura, como cuando lleva salitre, con ese aspecto de vuelta de playa que a algunos les parecerá sucio, y a otros, sexy ;-)
      La loción de romero se pone en el cuero cabelludo dando masaje, y ayuda a mejorar la salud del ídem, fortaleciendo el crecimiento del pelo, saneando en caso de que haya descamación o algún tipo de picores…
      Yo la usé hace tiempo como cura y me pareció que el pelo salía más fuerte, así que la he vuelto a sacar del armario y estoy dándole nueva vida, porque la verdad es que quiero creer que es por el otoño, pero se me estaba cayendo el pelo una barbaridad.
      Gracias por leer y comentar!

  • Contesta Mimos capilares con John Masters Organics « Miss Bio noviembre 26, 2012 at 12:16 pm

    […] Foto: Mamen Almela OrtizEl resultado, y en la estantería central, los productos utilizados.De izquierda a derecha: el enjuague de vinagre, el champú de miel e hibisco, la mascarilla y la crema de manos que todo el mundo debería tener al lado del sofá, de la que ya hablé aquí. […]

  • Contesta Favoritos de noviembre « Miss Bio noviembre 30, 2012 at 1:15 pm

    […] Qué sorpresa, ¿verdad? Pues sí, esta marca no podía faltar ya que ha sido mi gran descubrimiento/flechazo, pero como ya os he hablado mucho de ella, no añadiré nada. Ya está todo dicho aquí. […]

  • Contesta Favoritos 2012 (in extremis) « Miss Bio diciembre 30, 2012 at 12:33 pm

    […] Esta marca ha sido sin duda uno de mis grandes descubrimientos del 2012 (y lo habéis padecido como lectoras), así que no me enrollo más: me encanta, ya lo sabéis. Reseña aquí. […]

  • Contesta Mi rutina capilar « Miss Bio febrero 21, 2013 at 1:27 pm

    […] champú es éste del que ya os he hablado mil veces, ya voy por el segundo bote y en breve me haré con otro porque […]

  • Contesta Marcas favoritas de cosmética BIO | Miss Bio mayo 13, 2013 at 12:33 pm

    […] dudaba de que John Masters organics fuera mi elección? Lo he dicho por activa y por pasiva. Una gama extensa de productos profesionales, por lo tanto efectivos, súper agradables de uso, con […]

  • Contesta Verónica febrero 9, 2014 at 5:56 pm

    Me creas necesidades!!!!!!! Yo que buscaba SÓLO información sobre los champús, ahora quiero el acondicionador!!!!!!!!!!! Por quéeeeeeeee????? Y por qué son tan caros???

  • Contesta Paula junio 11, 2015 at 6:23 pm

    Los productos de John Masters Organics son geniales, yo los utilizo diariamente y me vienen perfectos.
    Les compro aqui, http://missfarma.com/414_john-masters-organics

  • Contesta Chocolate wishlist | MISS BIO diciembre 16, 2016 at 10:32 pm

    […] Champú 2 en 1 de salvia y zinc de John Masters Organics – Archi-comentado aquí, es mi champú favorito de todos los tiempos. Tiene un olor a tofee con el que tengo ganas de […]

  • Deja un comentario