BELLEZA

El Greenwashing, enemigo de la cosmética natural

Hoy estreno al fin la sección prometida.

Greenwashing Marketing verde cosmética natural #FightGreenwashing

El greenwashing (neologismo que designa el “lavado de cara” que practican las empresas para hacernos creer que son “verdes” cuando en realidad no lo son, y que en España se suele denominar “Marketing verde“) es un tema que me enciende, así que por mucho que lo intente, no puedo prometer que los posts vayan a ser todo lo breves que deberían.

En mi caso, lo voy a enfocar desde la perspectiva de la comunicación corporativa y no de la composición de producto, ya que es mi especialidad.

Otras compañeras son más expertas en temas de formulación, y lo hacen genial, así que yo no entraré tanto en ese aspecto.

Llevo tiempo con la duda de si en este primer post debía sacar ya una marca a la palestra.

De entre todas las marcas que practican el greenwashing, y que irán saliendo poco a poco (no os preocupéis), parecía imposible elegir solo una a la que conceder el dudoso honor de ser la primera.

Si no fuera porque una de ellas ES indudablemente la primera.

Recuerdo perfectamente mi infancia, allá por los años 80, cuando mi abuela atesoraba decenas de cremas en un cajón (nunca se sabe cuando va a volver la guerra), todas empaquetadas como si vinieran directamente de un jardín botánico.

Y su eslogan, “La beauté par les plantes”, está grabado a fuego en mi memoria, creo que porque ya me ofendía.

Yves Rocher practicaba el greenwashing cuando el greenwashing todavía no existía.

Desde entonces han surfeado la ola de lo “natural” retorciendo las palabras, exprimiendo al máximo la ambigüedad para no “mentir” (lo cual les llevaría directamente a los tribunales), sino solo “engañar”.

Algunos ejemplos (actuales, sacados de su página web -desgraciadamente ya no tengo a mano el macro-stock de cremas y catálogos de mi abuela-):

– La gama “Monoï

Monoï Yves Rocher aceites vegetales greenwashing #FightGreenwashing

Foto: Yves Rocher

Para quienes no conozcan este prodigioso aceite, se trata de un producto tradicional tahitiano, cuya formulación es muy sencilla: una flor de tiaré macerada en aceite de coco.

Yves Rocher anuncia su gama Monoï con un cartelito de “Aceites 100% vegetales“.

Sin embargo, cuando buscamos la composición, es imposible acceder a la lista completa de ingredientes (este es un truco muy habitual en las marcas que practican el greenwashing: en su publicidad solo enumeran los ingredientes que les conviene citar, bajo el apelativo “ingredientes activos” o “ingredientes principales“, y dejan los otros en la sombra, salvo en la INCI donde la ley les obliga a citarlos todos).

Y después también te dicen lo que NO tiene: ni aceites minerales ni parabenos.

Si os fijáis en la formulación “aceites 100% vegetales”, la idea es dar a entender que está constituido al 100% de aceites, pero no es lo mismo “aceites 100% vegetales” que “100% aceites vegetales”. Esta es la trampa.

En el orden de las palabras, a veces, se esconde el truco para “insinuar” sin llegar a “mentir”.

Lo que no nos dicen, es que aparte de aceites hay otras cosas. No os puedo decir exactamente qué cosas porque cuando fui a comprobarlo, el único frasco disponible tenía una etiqueta antirrobo pegada encima de la composición. Vaya. Qué casualidad. Pero sí he podido leer que hasta el año pasado, contenía parafina como ingrediente principal, y ahora lo han reformulado pero claramente, sigue sin ser “monoï” en el sentido puro de la palabra.

– La línea “Plaisirs Nature

Plaisirs Nature Yves Rocher cosmética natural greenwashing #FightGreenwashing

Foto: Yves Rocher

Vamos a ver, señores. Esto… ¿qué tiene de “nature” exactamente? ¿Que huelen a frutas? Bueno, a aromas artificiales de frutas…

Porque si por “Nature” se refiere al Sodium Laureth Sulfate que usan como tensioactivo, sí, de origen natural es. Bueno es que en realidad, en el sentido estricto de la palabra: TODO es de origen natural. Pero luego pasa por más o menos procesos de laboratorio, procesos más o menos respetuosos del ingrediente activo.

O sea, estos geles de ducha son tan naturales como un Calippo con Petazetas, pero ahí está el nombre, “Plaisirs Nature”, y las fotos, de deliciosas y perfectas frutas frescas, con su rocío y todo, para hacerte sentir lo contrario.

– La gama “Tradition du Hammam

Tradition du hammam argán aceite de oliva Yves Rocher greenwashing #FightGreenwashing

Foto: Yves Rocher

Lo mismo pasa con la línea de inspiración marroquí: solo nos hablan de que contiene aceite de argán y de oliva, y que incluso anuncia que contiene ingredientes “Bio“. Y sí, los tiene, pero los mezclan con tal cantidad de químicos que más que biológicos, tendrían que ser mágicos para que su presencia tuviera un interés cualquiera.

Podríamos seguir así hasta el infinito y más allá, pero creo que la idea ha quedado clara.

Para averiguar todo esto, he tenido que desplazarme hasta la tienda.

Para mí esto es un esfuerzo importante que espero que sepáis apreciar: el universo Yves Rocher despierta en mí una mezcla de asco (por su comunicación engañosa), y de nostalgia.

La crema favorita de mi abuela era la mítica Calmille, cuyo olor impregnada cada milímetro de su piel, y si me acerco a uno de estos botecitos que ahora han sacado en edición coleccionista, seguro que me pongo a llorar como una fuente.

Hoy día, han sustituido el eslogan de las plantas por otros como “Cosmética vegetal“, que por cierto lo tienen registrado, y en su página web tienen una larga lista de compromisos éticos que claman a los cuatro vientos.

Pero utilizan fórmulas parciales, truncadas, para dar a entender lo que no son. Y repiten tanto este mecanismo que acaba calando.

Un ejemplo: hablan de “Prioridad a los ingredientes de la agricultura Biológica“. La clave está en el término “prioridad”, que es tan relativo que nadie se va a poner a mirar lo que ellos entienden por “prioridad”, pero el consumidor lo ha leído y le ha quedado la sensación de que era una marca bio.

Como Bio sí tiene una línea, vamos a hablar también un poco de ella.

Línea Bio Yves Rocher, certificada Ecocert #FightGreenwashing

Foto: Yves Rocher

Lo primero que me llama la atención es que aunque es una línea aparte, no hay ninguna pestaña de acceso en el menú de la web.

La intención de la marca es clara: que creamos que es ecológica o al menos, natural, en su totalidad.

Así que si pusiera el foco sobre la línea Bio, evidenciaría que el resto no lo es, y eso no les interesa.

He tenido que buscar sección a sección y esto es lo que he encontrado: 7 productos de cuidado facial, 4 geles de ducha y un desodorante. Teniendo en cuenta la extensión del catálogo de esta marca, que seguro alcanza los cientos de productos, no es una cosecha muy productiva. Pero tiene el mérito de existir, y son productos certificados por Ecocert.

Después también aparecen un par de referencias de la gama Plaisirs Nature, y os digo qué tienen de BIO: la fresa, o la vainilla según el caso. O sea, no sé….digamos que el….¿0,01% de la fórmula? ¿Por decir algo?

Lo malo es eso: que su comunicación está dirigida a hacernos pensar que es una marca “vegetal“, natural, bio, respetuosa del medioambiente, un sinfín de calificativos autoimpuestos que en la mayoría de productos poco o nada tienen que ver con la realidad de sus fórmulas y procesos de fabricación.

No son los únicos que lo hacen, pero son los pioneros.

Así que para ellos, nuestro primer #FightGreenwashing.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

43 Comentarios

  • Contesta WikiMums (@WikiMums) junio 27, 2013 at 11:36 am

    Felicidades por el post y por la sección. Hace muchísima falta explicar en qué consiste un cosmético Bio y qué implica que no lo sea. Y desde tu blog, sin duda, esto se transmite perfectamente. Así que esta sección completa la información. Hace falta que la gente conozca, para que actúe. ¡Gracias!

    • Contesta Miss Bio junio 27, 2013 at 11:37 am

      ¡Gracias a vosotras por el apoyo!
      ¡Un abrazo! :)

    • Contesta marta septiembre 21, 2015 at 6:11 pm

      Yo solo voy a yves rocher por los regalos porque lo que son pintalabios y maquillaje no lleva la lista inci y no me dan confianza no estan obligados a ponerlo en los productos???

      • Contesta Miss Bio octubre 16, 2015 at 10:49 am

        Sí, es obligatorio por ley. ¿No será que está en la cajetilla que se tira nada más comprarlo? En el tubo del pintalabios nunca lo he visto en ninguna marca, en la caja, sí.

  • Contesta Mygdonia junio 27, 2013 at 12:04 pm

    Muy interesante! compartimos!

  • Contesta Rebeca junio 27, 2013 at 12:11 pm

    Si, Yves Rocher “engaña”. Solo hay que mirar ciertamente la inci de sus productos. Solo tienen una gama que es natural, lo que has puesto en la foto y otros con aloe vera. Y son naturales porque ecocert lo avala. Yo los estuve mirando y en total me salían unos 12 productos, los que pusiste en la foto y los que te digo de aloe vera que son gel, desodorante, limpiadora facial y poco mas. Todo, absolutamente todos los demás productos que vende Yves Rocher llevan elementos perjudiciales.
    A la gente le hace falta tomar mas conciencia de esto y no mirarnos raro a los que buscamos lo natural de verdad, como si fueramos unos exagerados, que “si tan malo fueran esos componentes sanidad no los permitiría”, o “habrá tantas cosas malas que no sabemos…” etc (porque yo estas cosas las he tenido que escuchar)
    Asi que gracias por hacer entradas asi, y difundirlo de alguna manera

    • Contesta Miss Bio junio 27, 2013 at 12:16 pm

      Hola, Rebeca.
      ¡Gracias por tu comentario!
      ¡Cuanta razón tienes!
      A los fabricantes les diría: “Si fueran malos no los permitirían”, vale, puedes pensarlo, pero si eso es lo que fabricas, hazlo con las cartas boca arriba, o sea, no quieras hacer creer que eres lo que no eres.
      ¡Un beso! (de verdad)

  • Contesta Rebeca junio 27, 2013 at 12:25 pm

    Exacto, que cuenten claramente los ingredientes que usan en sus productos. Y que a nosotros nos dejen decidir si queremos usarlos o no. Pero claro, el dinero es el dinero ( que asco de verdad).
    Acabo de hacer una entrada en mi blog solo para compartir la tuya, me parece importante que la gente lea este tipo de cosas. Mil besinos para ti también!!

    http://opinionesproductosiherb.blogspot.com.es/

  • Contesta Cristina junio 27, 2013 at 1:44 pm

    Me encanta tu post… como profesional de la COSMETICA NATURAL CERTIFICADA te digo que has dado en el clavo… Esta claro que somos su dura competencia y que estamos dejando en evidencia que los productos naturales son muchisimo mas sanos para nuestra salud. Pero defenderse de esa competencia mintiendo no esta en orden.. es ridiculo…

    Para destacar un caso reciente… en supermercados ALDI, han introducido 1 o 2 productos bio certificados, los cuales usan para nombrar al resto de cosmeticos que venden como “naturales” ES INDIGNANTE, a mi me indigna muchisimo.

    • Contesta Miss Bio junio 27, 2013 at 1:52 pm

      Hola, Cristina.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Pues sí, esa es otra de las prácticas que voy a denunciar aquí, ya que cada día son más las marcas que optan por sacar una línea certificada para acompañar su gama de productos químicos.
      Además, es una práctica que solo se pueden permitir las grandes compañías, ya que tienen más facilidad para desembolsar las cantidades que se solicitan para tener acceso a la certificación.
      Es muy injusto, y muy indignante, sí, como tú dices.
      Un abrazo!

  • Contesta NeroBeauty junio 27, 2013 at 1:51 pm

    Miss Bio,
    Me uno a tu campaña #FightGreenWashing. Yo soy más nueva que tu y otras blogueras Bio, pero pongo mi granito de arena para que empresas como esta no engañen y ¿sabes cómo? NO COMPRANDO AHÍ NUNCA (ni dejo que mis hermanas ni amigas lo hagan). ¿Has pensado que harían este tipo de empresas si todos dejáramos de comprar?
    Creo que la gente está siendo cada vez más consciente de esto y es importante divulgarlo.
    Muy buen trabajo MissBio…

  • Contesta Raquel junio 27, 2013 at 3:17 pm

    Miss Bio me encanta el post y la idea de sacar a la palestra todas esas marcas que alardean de ser naturales. Espero impaciente tu siguiente entrada! Un beso.

    • Contesta Miss Bio junio 27, 2013 at 6:12 pm

      Gracias, Raquel!
      Espero no defraudar…
      También podéis hacerlo vosotras, eh! En Twitter, con el hashtag #FightGreenwashing, y con educación, claro, eso siempre ;-)
      Un beso!

  • Contesta Maribel junio 27, 2013 at 7:07 pm

    Me parece un texto acertadísimo. Es cierto que hay que decir las cosas claras, y hay montones de marcas que se amparan en las medias verdades. Enhorabuena por una entrada tan interesante.

  • Contesta Pilar Alejandro del Rey junio 27, 2013 at 8:13 pm

    Gracias por ponernos al tanto!!!

    • Contesta Miss Bio junio 27, 2013 at 8:24 pm

      Gracias a ti por pasarte y comentar!

  • Contesta Beatriz junio 27, 2013 at 10:32 pm

    Buen artículo. La publicidad engañosa es enemiga del buen hacer.

  • Contesta Pilar junio 27, 2013 at 10:40 pm

    Me alegra ver que, por fin!, alguien comparte mis sentimientos de asco y nostalgia por esta marca. Y como dices, son los pioneros del greenwashing. Llevan tanto tiempo haciendolo, que si no eres rigurosa en tus compras puedes caer muy facilmente.
    Me ha gustado mucho el articulo. Enhorabuena.

    • Contesta Miss Bio julio 3, 2013 at 10:52 am

      Muchas gracias, Pilar, qué curioso que sintamos exactamente lo mismo!
      Pero claro, YR es tan veterana ya, que en el fondo tiene cierta lógica…

  • Contesta Cosmética-Orgánica junio 28, 2013 at 4:46 am

    Gran post Miss Bio!! Es hora de sacar a la palestra a marcas que llevan años diciendo ser naturales cuando no lo son. ;)

  • Contesta deborah junio 28, 2013 at 5:26 pm

    Nada más que añadir tan sólo que muy bueno el post!!!

  • Contesta A new gal in town junio 29, 2013 at 3:22 pm

    Cuánta razón tienes! Muchísimas marcas igual, qué coraje que engañen así. Yo llevo poco tiempo buscando productos con menos químicos nocivos y me las estoy viendo negras para encontrar opciones. Acabo de descubrir tu blog, seguro que me sirve de ayuda!
    Un abrazo

  • Contesta ninabenito julio 1, 2013 at 10:58 am

    Como siempre, excelente entrada MissBio. Coincido contigo al 500%. A mí también me da muchísima rabia el juego del greenwashing, incluso en marcas que creía mucho más éticas y ecológicas. Yves Rocher ha sido la marca de referencia de una de mis mejores amigas por ser natural. Siempre me regala cosas de esta marca y, tras leer el post que hic,e se quedó muerta. Cuando lea tu artículo va a flipar en colores. A ver si entre todas terminamos con esta práctica tan poco ética y que me saca de mis casillas. A mí me pasó lo mismo con Bottega Verde que creo que es peor que Yves Rocher y todo. Me compré un desodorante para mi embarazo y ponía las virtudes del té verde y la ausencia de parabenos ¡y lleva más cochinadas que los del supermercado! entre ellos triclosán… ¡y yo todo el embarazo tan feliz! Me siento estafada porque juegan con nuestra salud. Desde luego me uno a tu campaña contra el greenwashing. Un besazo y espero ese post del solar de tu MiniBio.

    • Contesta Miss Bio julio 3, 2013 at 10:58 am

      Gracias, compañera!
      Lo de tu amiga me ha dejado perpleja, será que sí es necesario dar un poco de caña para que la gente deje de caer en las trampas del marketing verde!
      El post sobre el solar de MiniBio, en breve. Tomo nota de tu interés!
      Un fuerte abrazo!

  • Contesta Ana julio 1, 2013 at 11:02 am

    Ya lo decía yo en “Descrifrar lo que está delante de nuestros ojos requiere una lucha constante” y al fin alguien habla alto y claro. Un lector de Wellness Juice me ha preguntado mi opinión sobre Yves Rocher y lo he remitido a tu entrada. ¡Muchas gracias Missbio por esta información tan útil!

    • Contesta Miss Bio julio 3, 2013 at 10:58 am

      Gracias a ti por compartirla!
      Y un beso muy grande, compañera!

  • Contesta Veronica julio 1, 2013 at 6:57 pm

    Entonces por qué tiene el certificado de EcoCert? Entonces estas certificaciones no son tan confiables tampoco?

    • Contesta Miss Bio julio 3, 2013 at 11:03 am

      Esta pregunta necesitaría un post entero para ser contestada, pero en pocas líneas te puedo decir que la certificación sí es fiable, pero también es cara. O sea que no todas las empresas que se dedican a cosmética ecológica pueden asumir el coste que supone que venga Ecocert a hacer todas las investigaciones que tienen que hacer para dártela.
      Esto por un lado.
      Y por otro, en el caso de Yves Rocher, como decía, solamente una línea dispone de certificación. El resto de productos no es certificable, no es Bio, ni siquiera es natural. Pero utilizan todas las artimañas posibles para dar esa sensación. Si te fijas en el sello, solo encontrarás unos cuantos productos.
      Espero haberte contestado, más o menos. Gracias por tu pregunta, la tendré en cuenta para un próximo post más a fondo sobre certificaciones. Éste solo era un aperitivo…
      Un beso!

  • Contesta Lentes Rosas (@_lentesrosas) julio 3, 2013 at 3:16 pm

    Vaya vaya, justo hoy iba por la calle y he visto una tienda llamada… Namasté o algo así de cosmética natural y al entrar veo que productos tan simples como una agua de rosas que te la ponen como 100% natural lleva un montón de componentes extra como siliconas, perfume, etc. De verdad necesitan las rosas un perfume artificial añadido?
    Es que vamos, en un tienda dedicada entera a eso, no se como tienen la cara dura de que ni un producto cumple con lo que anuncian.

    ¡Muy buen post!

    • Contesta Miss Bio julio 3, 2013 at 3:24 pm

      Gracias! (¿ o debería decir namasté? ;-)
      Pues lo de la tienda esa sí que tiene delito, madre mía es que hay que ver como se aprovecha la gente de la falta de información del consumidor.
      Menos mal que tú ibas ojo avizor! Pero es como para decirles algo, aunque me temo que de poco serviría…
      Un saludo!

  • Contesta Bio Summer Wishlist | Miss Bio julio 8, 2013 at 10:54 am

    […] hidratar, proteger, perfumar…para todo, MONOÏ. Pero ojo: que sea el de verdad. Que no os engañen. Solo aceite de coco (coprah) y la florecilla de Tiaré. Y hecho en Tahiti. Éste está a 8,99¢ en […]

  • Contesta Reseña: Boob Tube y Tummy Rub de Mama Mio | Miss Bio septiembre 16, 2013 at 9:21 am

    […] Vamos, que esto casi casi se merece una alerta #greenwashing… […]

  • Contesta Sinmas noviembre 5, 2013 at 9:59 pm

    Buenas,
    En este post no leo nada nuevo, es evidente que todo producto que está manipulado deja de ser natural (desde lo que comemos hasta lo que respiramos). Y mucho más si hablamos de cosmética, si fuesen naturales 100% no nos durarían ni 1 día, y por supuesto sería muy caro. Añadiendo además los precios tan asequibles que nos ofrece precisamente esta marca (en comparación con grandes marcas).

    Yo tengo entendido de lo que ha recalcado siempre Yves Rocher, en comparación con otras marcas es que ellos utilizan grasa de origen vegetal y las otras de animal. Que ahora se haya puesto de moda lo ecológico es otra cosa… Pero ahí volvemos a lo mismo, todo, absolutamente todo, hasta la comida es cuestionable de donde proceden y del cómo.

    Si quieres algo bueno, lo pagas a buen precio y si no, lo haces tú mismo.

    • Contesta Miss Bio noviembre 8, 2013 at 11:49 am

      Hola, Sinmas:
      Lamento que en este post no hayas leído nada nuevo.
      Sin embargo creo recordar que en él hablo de mi abuela, y al menos a ella, no creo que hayas tenido la suerte de conocerla (es broma).

      Sobre lo que dices de lo que es natural, lo que está manipulado, lo ecológico… respeto tu punto de vista, aunque permíteme decirte que suena algo trasnochado.
      La cosmética ecológica ha hecho muchos avances en los últimos años.

      Te animo a que te informes un poco más, en este mismo blog puedes encontrar muchos productos que, siendo 100% naturales, y vegetales por supuesto (¿eso de la grasa animal en qué siglo se usaba? ¿Hablamos de grasa de ballena?), duran meses, son muy buenos, y no cuestan más que un producto básico de farmacia o de perfumería de gama media.
      Me encantaría que sirviera para que cambies la mirada sobre “lo ecológico”.
      Un saludo!

  • Contesta French Haul #4 | MISS BIO abril 30, 2014 at 10:36 am

    […] Aunque no soy muy fan de que marcas que no son naturales tengan una línea bío (ya hablamos por aquí del Greenwashing, aunque no lo suficiente), en este caso hago una excepción, y lo reconozco: me […]

  • Contesta Reseña – Leche corporal de BioBeauté by Nuxe | MISS BIO mayo 5, 2014 at 11:49 am

    […] de que BioBeauté by Nuxe pertenece a Nuxe, una empresa que desde mi punto de vista practica el greenwashing más descarado, esta línea tiene muy buena […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.