All Posts By

Miss Bio

BELLEZA

Cosmética bío de alta gama en Bioherbarium

Absolution bioherbarium Miss bio cosmética bío natural certificada orgánica nicho lujo

¡Hola, biotistas!

Hoy hago un inciso para hablaros de Bioherbarium, una tienda online española que destaca por su cuidada selección de marcas, basada en estrictos criterios de certificación ecológica y calidad. Tienen tantas narcas que es difícil elegir solo unas pocas, de hecho seguro que conocéis algunas de ellas, pero puede que otras no os suenen así que no dejéis de echarle un vistazo…

Bioherbarium ha optado voluntariamente por poner el foco en la cosmética “anti-aging” y sobre todo en marcas de alta gama, en ocasiones, marcas “nicho”.

Han hecho un esfuerzo por incluir marcas de excelente relación calidad-precio (como Naobay o Cattier), para facilitar el acceso a la cosmética bío básica a un precio asequible, y también tienen marcas de gama media como Mádara, pero su punto fuerte son las marcas nicho de cosmética bío, que son las que demandan la mayoría de sus clientas. Formulaciones más exigentes, así como productos pensados para pieles con necesidades especiales y problemáticas concretas.

Este enfoque queda claro cuando descubrimos cual es su best-seller: DULKAMARA BAMBOO. Una marca navarra, que no he tenido el privilegio de probar pero que tiene fama de ser un punto y aparte en el camino de cualquier biotista. Dulkamara proporciona soluciones a personas que lo han probado todo: dermocosmética, tecnología punta, medicamentos, etc, y a las que sólo DULKAMARA ha resuelto cuadros como cuperosis, poros y brillos muy visibles, acné adulto, pequeñas manchas, etc. Quien prueba esta marca sigue fiel a ella: está certificada bío por la CPAEN y ver cómo trabajan en sus laboratorios en los bosques de Navarra es un auténtico placer.

Esta marca les puso el listón muy alto, por lo que su meta fue conseguir una gama de marcas que esté a su altura.

Una de ellas es la francesa EKIA, de la que dicen que “tiene unos serums increíbles y un ingrediente estrella, la planta del árbol de Drago, que actúa como tensor y reafirmante de forma muy efectiva”.

Tiene además dos productos de contorno de ojos, el Baume Regard y el Gel Lift Paupières que borran las ojeras y atenúan las bolsas de manera espectacular.

¿Y sabéis qué? Mientras preparaba este post, ¡la mismísima Lisa Eldridge habló de su agua micelar en este vídeo! ¡Y yo dando saltos de alegría por tener algo en común con ella, aunque solo sea que hablemos de la misma marca!

Otra de sus marcas estrella es ABSOLUTION, la “madre” de Ekia. Ésta os la he sacado en alguna wish-list y selección de regalos. Se trata de una marca muy cuidada con una concentración altísima de ingredientes ecológicos. Su contorno de ojos es destacable, así como la BB Cream o “Crème du Teint”, que es la perfecta fusión de un maquillaje fluido en una crema tratante que reafirma, protege, hidrata y regenera intensamente. La probé en tamaño viaje y me gustó bastante, porque además tiene un acabado mate.

La última marca de cuidado facial que quiero destacar (tienen muchísimas más, pero he elegido enfocarme en lo que les diferencia) es la que para mí más curiosidad despierta: PATYKA.

¿Habéis oído hablar de PATYKA? Es una marca francesa “de las de toda la vida” y os voy a hacer una confesión: ¡no sabía que era bío! Es la típica marca que has visto miles de veces de niña, sin nunca acercarte demasiado, y que ahora que está “volviendo a nacer” descubres en realidad por primera vez.  Su apuesta es ofrecer unas texturas tan irresistibles como su packaging y su diseño, y parece que la han ganado con creces. PATYKA es París en estado puro, y siguiendo con la lógica anti-aging de Bioherbarium, me comentaron que el Contorno de Ojos ha sido reformulado para proporcionar más efectividad que nunca.

 

En el apartado de Maquillaje obviamente no se podían quedar atrás, y han incorporado a mi querida ILIA Beauty, con lo que de nuevo la calidad está más que garantizada. También cuentan con una marca con fórmulas impecables y presentaciones originales, como es ZAO MAKEUP, que además es recargable, lo que permite hacerse con un maquillaje de primerísima calidad ecológica con una buena relación calidad-precio. Finalmente, también encontramos productos novedosos como Prtty Peaushun, una loción reafirmante asombrosa que no es un maquillaje corporal pero deja unas piernas, escote, brazos, etc con una luminosidad dorada espectacular.

Marcas de alta gama, calidad y eficacia contrastadas y bastante “nicho” en un mismo espacio, aquí, en nuestro país. ¿Qué os parece, biotistas?

Post patrocinado

PEQUES

Pañales de tela: los pañales del futuro

IMG_6197

Del futuro, sí, has leído bien. ¿O crees que saturar los vertederos con miles de toneladas de pañales de un solo uso (que tardan entre 300 y 500 años en desintegrarse) es el progreso? Dejar de hacerlo es lo mejor que puedes hacer si te importa el futuro del planeta, o sea, el de tus hijos. Y volvemos al punto de partida: Los pañales del futuro.

Ya os avisé de que iba a ampliar temática, aún así quiero dejar claro que este post es algo excepcional. Es lo que tiene la maternidad, te sumerge, te atrapa, te envuelve y no te deja pensar en otra cosa que no sea la felicidad máxima de ver crecer cada día ese nuevo y perfecto ser humano que has creado. Eso, y la caca :D

Con MiniBio, allá por el año 2010, ya usé pañales lavables, me gustaban mucho, sobre todo porque en todo el tiempo que los estuvo usando JAMÁS tuvo una irritación. Miento: una vez se le irritó, pero fue porque estábamos de vacaciones en la playa y se le metió arena. Ah y por supuesto, añado: JAMÁS usamos crema de pañal, ni siquiera de forma preventiva, sencillamente no hizo falta. Esto quería dejarlo claro porque a menudo nos centramos en si es engorroso lavar los pañales o no, si son cómodos para nosotros los adultos, pero creo que un aspecto fundamental a tener en cuenta es el bienestar del pequeño que los lleva puestos todo el día, y en ese sentido yo lo tengo muy claro: me decanto por los de tela.

Dicho esto: ¿cual es más cómodo? Pues eso depende mucho del ritmo de vida de cada familia, del tipo de pañal que elijamos, del espacio que tengamos en casa para tender, incluso de la época del año en la que estemos…o sea que no hay una verdad absoluta pero yo os voy a contar mi experiencia y desde ahí, que cada uno saque sus conclusiones y tome sus propias decisiones, como siempre.

Con MiniBio, usé principalmente pañales “Todo-en-dos”: son pañales que traen un insertable, una pieza de quita y pon, que se separa del pañal para lavar, y después de secar se vuelva a colocar. ¿Por qué hacemos esto? Porque así el pañal se seca antes, al ser en dos partes, cada una tiene más superficie en contacto con el aire, sencillamente. También permite tener más absorbentes que pañales y en ocasiones cambiar solo el absorbente si ha habido poco pis, y no ha llegado al pañal, pero eso es algo que yo personalmente no hago mucho. En cualquier caso: este tipo de pañales ya me parecía muy cómodo, porque los “Todo-en-uno” tardaban la vida en secar, pero es que desde el 2010 las cosas han cambiado mucho, y para bien, así que sin duda ahora puedo decir que los pañales lavables son mucho más cómodos de lo que mucha gente piensa.

¿Qué ha cambiado desde el 2010?

Pues casi todo. En realidad, sobre todo los materiales, que cada vez son más suaves y más rápidos de secar. Microfibra, bambú…tejidos que ya existían pero que han ido mejorando sus prestaciones de absorción, secado, suavidad porque los fabricantes no paran de investigar y desarrollar sus productos. ¿Y qué me decís del aspecto? Cuando buscaba cómo equiparme para MiniBio, recuerdo haber visto estampados que literalmente daban ganas de salir corriendo sin mirar atrás. ¡Horror! Pero ese tiempo pasó a la historia, y hoy podéis encontrar con facilidad monerías como estas que os enseño hoy.

Si os gustan estos modelos, aquí tenéis los detalles: son el modelo TE1 orgánico en estampado Kipling (homenaje al libro de la selva) de Bumgenius y el modelo Basic bambú de Bambooty (estampado Piñas). Ambos son multitalla, y vienen de Oh! La Luna El blanco roto de la primera foto es el Freetime (también de Bumgenius), mi favorito en cuanto a ligereza y tiempo de secado: es un TE1 pero se “abre” el absorbente en 3 partes, de tal modo que se seca casi mejor que un TE2!

Y para preciosura, echadle un vistazo también a los colores de los pañales más molones de Hamac Paris.

Esta marca es una buen ejemplo de que, aparte de la estética, la tecnología también ha cambiado en estos años. Ya casi no se encuentran pañales con bolsillo: eran aquellos en los que el insertable se metía dentro de un bolsillo, como un doble fondo que tenía el pañal. ¿Cual era el problema? A la hora de sacarlo para lavar, una vez mojado (o peor ;-) ), había que meter la mano ahí para sacarlo, y eso sí era un poco arghhh. Pero ahora van unidos con clips (Bumgenius o Bambooty), o metidos en una “hamaca” como éste de Hamac, un diseño realmente innovador que nos facilita mucho la vida. Os recomiendo el absorbente de microfibra, más que el de algodón orgánico, que queda muy rígido. Incluso tienen absorbentes desechables, para cuando estás fuera de casa por ejemplo, si no quieres tener que cargar con tu pañal usado de vuelta a casa. Tiras el absorbente usado y pones otro, listo!

¿Véis la “hamaca”? Se inserta el absorbente ahí y queda perfectamente encajado. Easy!

Además Hamac tiene un pañal de natación, super cómodo en verano porque se lo pones día sí día también, y se seca en un voleo. Y de lo bonito que es, ¿hablamos? ;)

Éste último lo compré en Greenweez, y la verdad es que lo he amortizado con creces, aparte que este verano en principio le debería volver a servir (es la talla M, hasta los 13 kg).

Con esto quiero deciros que de verdad, si os estáis planteando probar los pañales de tela, no lo dudéis: ¡probadlos! Probad con uno o dos, no es una gran inversión, y si no os convence del todo y no compráis más, siempre podréis seguir usando esos dos por ejemplo para la noche, que a lo tonto es un ahorro importante. O tenerlos en reserva para el día que se os acaben los desechables a las diez de la noche (que levante la mano quién haya vivido esa experiencia maravillosa).

IMG_6200

Y ya para rematar el post dedicado a la caca más largo de la historia, os enseño con qué lavo mis pañales, ya que es una pregunta muy recurrentre entre las mamás (y los papás, ¿qué pasa?) que se plantean el uso de pañales de tela. No vale cualquier detergente, es verdad. Los que contienen glicerina “engrasan” el pañal, forman una película invisible que a la larga lo impermeabiliza, y empiezan las fugas (o los olores “a amoníaco”). Pero si comprobamos que nuestro detergente es apto, no tendremos ese problema. En mi caso, con MiniBio recuerdo haber usado el detergente en polvo de Lerutan, que olía a lavanda. Me gustaba pero lo usaba solo para los pañales, porque dejaba la ropa bastante “tiesa” (¡otra cosa fundamental es que no se puede usar suavizante en una colada de pañales!). Con MicroBio, he tenido la suerte de poder probar una marca divina, con una gama tan amplia como ésta:

Se trata de la línea Little Violet´s de Homescents, una gama de productos naturales para la colada de los bebés que podéis encontrar en My natural baby box.

El detergente más adecuado para los pañales es el que viene en polvo, en mi caso lo tengo con olor a lavanda también y la verdad es que me ha ido genial. Se usa poquísimo además, así que el paquete me ha durado meses.

Si los veo muy sucios, añado una pizca del desinfectante y mano de santo (éste cunde todavía más, yo creo que lo compras una vez y te dura hasta que tu peque deje el pañal).

Para la ropa de MicroBio (y a veces la mía, lo confieso), uso el líquido, porque el mío huele a lima-pomelo y me vuelve loca! (este en cambio se me ha acabado pronto, con el litro que trae da para 25 lavados, y como es un vicio lo he gastado enseguida). Lo tienes disponible también en aroma Lavanda, o Sin perfume si tu peque tiene dermatitis atópica (o simplemente prefieres no perfumar su ropa).

Y si hay manchas, un poquito del quitamanchas, que básicamente es como el “Vanish” ese de los anuncios grabados ante notario, pero natural!

Vamos que esta gama es una maravilla, porque además de eficaz y ecológica, es súper completa ya lo habéis visto, y muy agradable de usar. Algo fundamental para una maniática de los olores como yo, y más cuando se trata de algo que va a estar en contacto con la piel de tu bebé. Quieres que su ropa esté libre de tóxicos, claro, pero también que quede limpia, suave y que huela bien (o por lo menos que no huela), y esta gama cumple todos esos requisitos.

Bueno, espero haberos dado alguna pista a quienes estéis o tengáis pensado cambiar pañales por un tiempo. Cualquier duda me la dejáis en comentarios, que éste es un tema que da para mucho más, y aquí solo he hecho un resumen porque tampoco quiero cargar demasiado.

Un beso grande! Os leo!

BELLEZA

La depilación láser ¿es la más ecológica?

Hoy quiero lanzar esta pregunta, acompañada de los datos de los que yo dispongo, para ver si vamos aclarando dudas. No pretendo llegar a una verdad absoluta, sino plantear las preguntas adecuadas para que cada cual se pueda ir haciendo su propia opinión. Ya sabéis que en este rinconcito de la blogosfera huímos de los dogmas y de las opiniones cerradas, somos más de cuestionarmos las cosas e ir tomando decisiones con la información en la mano, pero siempre respetando la libertad de criterio de cada persona.

Así que si alguna vez os habéis planteado cual era la huella ecológica de la depilación, o nunca lo habíais pensado pero ahora os ha picado la curiosidad, ¡quedaos un ratito!

Existen diferentes métodos a nuestro alcance, para cada uno os contaré lo que sé y lo que opino, ¡luego si queréis me dejáis en comentarios vuestras posturas, que me gusta leeros!

NO depilarte

Quiero empezar por aquí porque, sin duda alguna, ésta es la opción con menor impacto ecológico. No me voy a explayar, porque no es el debate que quiero abrir hoy, pero mi postura es muy clara en ese sentido: las que lo practican no contaminan lo más mínimo, son igual de femeninas (os recuerdo que tanto hombres como mujeres nacemos con pelo, y que asociar la ausencia de vello corporal al concepto de feminidad es un asunto puramente cultural) y en mi opinión, muy valientes. Personalmente no estoy preparada para ello, pero pienso que es lo más eco y lo más igualitario, y que nunca deberíamos juzgarlo. En todo caso, si te molesta, pregúntate por qué. Bajo la mirada de fotógrafos como Ben Hopper o Terry Richardson adquiere además una dimensión militante y artística.

Ben Hopper natural beauty mujeres sin depilar feminismo igualitarismo diktat moda belleza

Kat Hanula fotografiada por Ben Hopper, para el proyecto Natural Beauty

Mujeres sin depilar diktat belleza moda Terry richardson Miley Cyrus

Miley Cirus bajo el objetivo de Terry Richardson

No soy precisamente fan de Miley Cyrus, pero creo que ejemplifica muy bien esta corriente, de hecho ha llegado a enfrentarse a los medios por retocar sus fotos. Junto con Madonna, Cameron Diaz y un puñado más de estrellas, contribuyen a levantar un tabú, al que ya se opuso Julia Roberts allá por los 90´s, luchando contra los diktats de la imagen de la mujer en la moda y la alfombra roja.

La cera

Fría, caliente, con bandas, sin bandas, de azúcar…cada una tiene sus pros y contras pero en materia de huella ecológica, no es precisamente un modelo. La peor es sin duda la fría en tiras de plástico, cada una de esas bandas llenas de ese mejunge gelatoniso con pelo pegado va a parar al vertedero, ¿os imagináis lo que puede tardar eso en descomponerse? Yo creo que no lo hace. Y son, ¿cuántas bandas cada vez? Cada mes de tu vida. La caliente, pues dependiendo de su composición, obviamente no es lo mismo la pegajosa chiclosa de Veet que la que puedas hacer en casa con azúcar y limón pero seamos sinceras: ¿cuántas hacemos nuestra cera de azúcar? Yo lo he hecho alguna vez, pero la mitad de ellas me ha salido mal y la he tenido que tirar, o sea que residuos cero tampoco es.

La cuchilla

Estamos ante el típico producto de uso único (o casi) que termina acumulado en los vertederos, después de haber costado un montón de recursos fabricar (llevan plástico, acero inoxidable, un blister casi siempre super exagerado o sea sobre-envasado total, las traen de vete a saber dónde así que súmale la huella ecológica del transporte…). Las hay duraderas y de hecho las venden en tiendas eco de lujo, pero son carísimas así que tampoco es un producto muy distribuido que digamos, más bien marginal. La mayoría usamos desechables, con el consecuente coste para el planeta.

La depiladora eléctrica

Bien, aquí el “problema” está en el propio aparato. No genera residuos en cada uso, eso es un punto a favor. Pero fabricar el aparatito tiene su coste, y todo eso para un uso individual. Sin embargo, si es buena y consigues que su vida útil sea larga, estamos ante uno de los métodos menos contaminantes. Su único impacto es ese: la producción del aparato, su consumo eléctrico en cada uso (no debe ser gran cosa) y luego que la máquina acaba en la basura (en el mejor de los casos, parcialmente reciclada), al cabo de unos años.

La depilación láser

Hay varios tipos de láser pero hablaré solo del que conozco, también porque es el más avanzado: el Soprano A.

Este tipo de láser tiene la ventaja de que es eficaz incluso en vello fino y poco pigmentado (es mi caso), pero también en pieles bronceadas, incluso en las pieles muy oscuras que con el láser tradicional no se podían depilar. Vamos que ha dejado atrás el mito de que el láser es solo para pieles muy claras con vello muy oscuro, y también el de que tienes que interrumpir el tratamiento en verano: con el Soprano A todo esto ha pasado a la historia.

Otro mito de la depilación láser que ha quedado obsoleto con este láser es el del dolor, así como el de que te puede provocar quemaduras. Todo esto lo he podido comprobar en el centro Germaine de Capuccini de Goya: aquí os explican cómo funciona el soprano A y por qué es tan distinto a los láseres que conocíamos. Yo iba con mis dudas, hasta ahora nunca me había planteado el láser por los motivos que he mencionado (miedo al dolor, a que me provoque quemaduras, a que no funcione sobre mi tipo de pelo…) y salí encantada. Un mes después, estoy más convencida todavía al comprobar los resultados. No voy a necesitar volver en una temporada, y juraría que a este paso no voy a necesitar más de 3 o 4 sesiones.

Y aquí es donde está la clave: ¿Cuantas veces en la vida nos sometemos a depilación láser? Echa cuentas de cuantas veces te depilas con tu método habitual, y verás que se queda muy lejos de las 5 a 10 sesiones que puedes necesitar de láser como mucho. Su huella ecológica: básicamente el aparato, igual que en el caso de la depiladora casera eléctrica, con la diferencia sustancial de que ésta sirve para una sola persona. En el caso de la máquina de Soprano A, lo que me han dicho es que es eterna, aunque el manípulo, no. Este último tiene una vida media de 3 años en los que puede hacer una media de 2.000 zonas grandes/año (piernas, espalda, pecho de hombre,…). Para el cambio de manípulo es obligatorio enviar el viejo a fábrica para su reciclaje, en caso contrario se les penaliza muy fuertemente (económicamente), por lo que nadie deja de enviarlo. ¿Os dáis cuenta de la diferencia respecto a la máquina de uso individual? Un solo manípulo para 6000 zonas grandes, eso qué serán, ¿3000 personas?

En cuanto a consumo: la máquina consume 1000 kW/h: lo mismo que un secador de pelo (¡que seguramente uses mucho más de 5 a 10 veces en tu vida!), y cada sesión genera algo de residuos (un poco de gel que aplican para enfriar la zona antes, que luego se retira, y una cuchilla desechable por sesión). Esto una vez cada 2 o 3 meses durante unos meses de tu vida. En mi opinión, mucho menos que cualquier otro método.

Y lo mejor de todo: se acabaron los “tirones” de las bandas de cera. Cada vez que pienso en esto casi lloro de la emoción ;-)

Ahora mismo estoy bastante convencida por el Soprano A, y de momento no lo cambio por nada. Puede que en unos meses el tema de la depilación quede resuelto para siempre para mí, con lo que mi huella ecológica pasará a ser la misma que las valientes de la primera opción: CERO.

¿Y vosotras y vosotros, biotistas? ¿Os depiláis? ¿Con qué método?

¿Os habéis planteado alguna vez cual es el impacto ecológico de vuestra depilación?

BELLEZA

3+1 exfoliantes que me han reconciliado con la idea de exfoliante

Collage: Miss Bio

Primero vino ÉL.

El Soft buff skin exfoliator de la línea Age Defy de Green People.

Os lo enseñaba en una rutina, allá por el pleitosceno.

rutina facial bio organica ecologica natural limpieza cosmetica certificada invierno 2014 2015

Llegó dispuesto a darle la vuelta a mi opinión sobre los exfoliantes. Y lo consiguió.

Era una crema, tan blanca, tan inofensiva, y sin embargo era capaz de aportar suavidad y luz a tu rostro así, sin arañarte ni nada.

Desde entonces el universo me ha seguido poniendo a prueba, enviándome más exfoliantes para probar.

Y estos son los que me han seguido conquistando. Son los tres muy diferentes, así que creo que va a haber para todos los gustos.

cosméticos naturales bio orgánicos ecológicos para verano 2016 exfoliantes evolve huygens

Radiant glow mask de Evolve Organic Beauty

Técnicamente, es una mascarilla. En realidad, es “las dos cosas”. Se aplica como una mascarilla (si resistes las ganas de comértela, su aroma a chocolate es espectacular), se deja actuar, y al retirarla es cuando los granitos hacen su trabajo. Aviso: pica un poco, yo que tengo la piel reactiva habría preferido algo más suave al tacto. Tampoco es que te arranque la piel, además, puedes elegir la intensidad de tus movimientos y presionar menos, pero prefiero advertirlo porque es intensita.

El efecto es inmediato, creo que la palabra que mejor define el resultado es la que usan ellos en el nombre del producto: radiante. Total, que me encanta este producto.

Partículas exfoliantes: POLVO DE CÁSCARA DE COCO

La mía viene de Green for Chic, puedes elegir este mismo formato de 30 ml (te da para probarla varias veces, 3 o 4 según la cantidad que apliques) o ya directamente el grande si te fías mucho.

Le Gommage Visage de HUYGENS

Aquí no hay confusión: es un exfoliante. Pues fijaos que su textura es lo que más me ha sorpendido. Es cremoso, cremoso. Muy denso. Y los granitos, finos, parece que no hacen nada, de tan envueltos que están en esa deliciosa crema que huele a tarta de limón merengada (parece que estoy escribiendo este post a la hora de merendar, ¿verdad?)

El resultado es que tu piel queda súper suave, renovada sí, pero con tanta dulzura, tanto mimo, que queda con una textura como aterciopelada. Otro win-win, de esos que parecen poca cosa y luego dices ¿pero cómo es posible?

Partículas exfoliantes: POLVO DE ARROZ

El mío venía en una Birchbox (en mini-talla), lo podéis encontrar en la eshop (en grande).

Pacifica glow baby exfoliante ecologico natural nuez

Glow Baby de Pacifica

Mi última adquisión, y otro ganador: éste es más “clásico” en su formato, un exfoliante como habréis visto muchos, aunque su color puede sorprender un poco. Tiene un aire a la Crema limpiadora de Dr Hauschka (¡pero recuerda que ésta NO es un exfoliante, hay que hacer ventosa, no “arrastrar”!) aunque algo más fluido. Los ingredientes, de nuevo, comestibles: nuez, lino dorado, coco y escaramujo (éste último personalmente yo no lo comería, aunque se puede, y hay que saber que está cargadito de vitamina C). Aparentemente este exfoliante es un poco intenso también, la sensación es de que vas a salir de la ducha, te vas a mirar en el espejo, y vas a ver a Diana de V. Y luego no. Ni rojez, ni irritación. Solo se lleva lo que no sirve, que mira por dónde, es justo lo que le pedimos.

Partículas exfoliantes: CÁSCARA DE NUEZ

Lo he comprado en iHerb. Esta marca lo está petando y la verdad es que no me extraña, yo soy fan total de todo lo que sacan (mi mayor frustración es no poder hacerme con los productos que sacan en exclusiva para Ulta, hay una línea capilar de kale que madre mía, qué ganas le tengo!…)

exfoliantes bio orgánicos naturales ecologicos evolve pacifica huygens

Y para cerrar este post de amor de exfoliantes, me vais a permitir un último comentario fútil: aparte de golosos, suaves y efectivos, son los tres como súper monos, ¿no? :D

BELLEZA, LIFESTYLE, PEQUES, YOGA

Empezar de cero…

Miss bio nuevo diseño nuevos contenidos lifestyle eco crianza yoga cosmética bio

Foto: Miss Bio

Eso es lo que siento cuando me enfrento, hoy, a la página en blanco.

El año 2016 ha sido el del nacimiento de MicroBío. Ésa ha sido la parte luminosa.

También ha habido un lado oscuro, siempre lo hay. En esta ocasión ha llegado en varias formas, pero todas tenían un denominador común: me han dejado ver de demasiado cerca la mezquindad humana. Y eso, para mí, que procuro vivir sin juzgar a los demás, y pongo todo mi empeño en no perjudicar a nadie con mis acciones, ha sido duro de digerir.

He hecho lo posible para que estos asuntos no eclipsaran mi felicidad, pero no he podido evitar que me desmotivaran, y mucho, a la hora de sentarme a escribir. Más cuando algunos guardan relación con el blog.

Siento mucho que esto, para vosotras y vosotros, biotistas, haya supuesto cierto vacío, un largo silencio. Sois muchas los que me habéis manifestado que teníais ganas de leerme más, y os lo agradezco de corazón. Pero sencillamente, no brotaban las ganas, y ponerme a escribir de cremas y maquillaje era lo último que me apetecía. Y siempre os lo he dicho: para mí escribir con desgana no tiene sentido, quiero ofreceros siempre mi mejor versión y si no puedo traerla al frente, mejor no escribo. Creo que es una forma de respeto, al menos en la forma en que yo lo entiendo.

Con esto llego a mi siguiente punto: soy de las que pienso que todo lo que nos pasa en esta vida encierra un aprendizaje, y esta falta de entusiasmo por mi parte me ha hecho reflexionar sobre los motivos por los que empecé este blog, allá por el 2012.

En esa época prácticamente nadie en España hablaba de cosmética bío. Las marcas disponibles se contaban con los dedos de una mano, y para encontrarla en tiendas había que adentrarse hasta la balda más desordenada del herbolario peor iluminado. Exagero, sí, pero si nos quedamos con las sensaciones y no solo con los hechos, ésta era la sensación que tenía yo en comparación con lo que estaba pasando “ahí fuera”, especialmente en Francia donde hacía años que la cosmética bío era algo completamente normalizado.

Mi objetivo era llegar a más gente, que la cosmética bío dejara de verse como algo “cutre”, “hippie”, algo que o caduca al cabo de una semana, o te cuesta un riñón y parte del bazo. Todo esto no me  lo invento, son cosas que podías leer en cualquier parte, oir en cualquier conversación sobre el tema. Había mucho desconocimiento, no me lo negaréis. Los comentarios que recibieron mis primeras entradas no hicieron sino confirmar esa sospecha. Por poneros solo un ejemplo que creo que habla por sí solo, la gente me escribía para preguntarme si The Body Shop era natural.

Ahora la cosa ha cambiado, ¡y mucho!

Gracias a unas cuantas marcas muy pero que muy chulas que han surgido en nuestro país, a varias tiendas nacionales que han venido a darle una patada a la “estética de herbolario”, y también a la labor de un montón de blogueras que han venido después, la cosmética bío en España empieza a tener la consideración que merece: además de más saludable y más sostenible, al fin se ve como algo agradable, bonito, incluso trendy.

Lo siento como un logro colectivo, y por la parte que me toca me alegro mucho de que hoy haya tantos blogs sobre la cuestión, y aprovecho para felicitaros y agradeceros a las que me estéis leyendo ahora mismo. Muchas de vosotras me habéis dicho en algún momento que he sido vuestro referente, es un súper honor y me siento muy afortunada por ello. GRACIAS.

¿Adonde quiere llegar?, os preguntaréis. Puede que éste sea mi post más desordenado hasta la fecha, pero aunque no lo parezca: sí, sé adonde voy.

Si hay una cosa de la que me he dado cuenta este año es de que este blog, en este formato, ya ha cumplido su función.

He estado reflexionando sobre qué hacer con él, y mi conclusión ha sido que haré lo único que sé hacer: ser yo misma. Y si en este momento miro hacia dentro y siento que escribir sobre cosmética bío ya me “aburre”, pues tendré que buscar otra fórmula con la que me sienta más identificada.

Así que Miss Bío va a seguir existiendo, no hay duda sobre eso, y seguramente el tema principal seguirá siendo la belleza, pero quiero sentirme libre de hablar de más cosas, siempre con un enfoque “verde” pero abriendo un poco el foco. Esto es, en un principio y tal y como me viene a la mente: lifestyle, crianza y yoga, como categorías nuevas, en las que cualquier día pueden aparecer subcategorías o cualquier cosa por el estilo. ¡Necesito sentirme más libre!

Miss Bio Blog cosmetica bio ecologica organica crianza yoga lifestyle niños juego Montessori

Puede que esto no se traduzca en un aumento del número de mis seguidores, pero es que ése nunca ha sido mi objetivo. Si os fijáis, por ejemplo, en todo este tiempo casi no he hecho ningun sorteo. Respeto ese modo de operar, pero no es el mío. No quiero llegar a más gente, no quiero que nadie se suscriba para entrar en una rifa y ganar un producto, que igual ni siquiera necesitan o resulta inadecuado para su tipo de piel. Quiero que la gente que llegue a mí se quede porque el contenido que ofrezco les resulte útil.

En definitiva, biotistas: quiero poder ser como soy, con mis múltiples facetas, del mismo modo que a vosotras y vosotros… ¡Os quiero como sois!

 

Antes de que me lo pidáis os comparto las referencias de los productos que véis en las fotos ;-) (en orden de aparición):

Mordedor Les Jouets Libres en Made in Tribe

Base de maquillaje ILIA en Green For Chic

Labial ILIA en Green For Chic (tono In My Room)

Pinceles Ecotools en iHerb

Collar de lactancia MamiBB (modelo Bali)

Cuarzo rosa (regalo de una bella persona)

Caja de permanencia del objeto (Montessori) de Nature et Découvertes

Monodosis de colonia, gel de baño y leche hidratante para bebés de Carelia

Jabón 20.000 pompas de viaje superlimpio de Olivia Soaps

Cepillo bebé de cerdas naturales y bambú de Bass en iHerb

BELLEZA

Mi primer pedido a Lovelula

¡Hola, biotistas!

Empiezo el año y retomo el blog con un post que tenía hace tiempo entre bambalinas, porque es la manera más sencilla de volver tras una ausencia tan larga. Hay que poner el pie en el pedal, ¡si me enfrento a una montaña muy alta me desanimaré antes de empezar!

¿Os parece entonces que os enseñe lo que me compré en mi primer pedido a Lovelula? ¿Y otro día, con calma, ya sin la presión de la página en blanco, hablamos de por qué tanto silencio y de las ideas que tengo para redinamizar Miss Bio Blog?

IMG_5141Me compré dos básicos y un caprichito, todos ellos perfectos para su uso cotidiano. Y la verdad es que a los tres productos les estoy dando muchísimo uso, ha sido una compra bastante acertada.

Por un lado el packaging de las toallitas lavables de human+kind me parecía irresistible, y la idea de desterrar definitivamente los discos de algodón de mi cuarto de baño también, así que me lancé a por este pack de 2 toallitas de microfibra, muy suaves. Salen a 7€ las dos, y aguantan meses y meses de lavados y reutilización, así que para mí está claro.

IMG_5142Las toallitas se pueden usar por sí solas, con lo que ya el ahorro es exponencial, pero una tiene sus debilidades, y sin duda una limpiadora a base de plátano y almendra es una tentación que no quiero resistir. Este tarrito tan mono lleva almendra, plátano, avena y poca cosa más, así que además de lavarte la cara con él, si te apetece puedes desayunártelo (pero sería una pena: la cara queda taaaan suave después de su uso que querrás que te dure). Se deshace con un poquito de agua en la palma de la mano (al estilo de éste otro de Lush, que está ahí codo con codo en mi podio de favoritos) y se aplica en el rostro, un placer para todos los sentidos. Mirad qué pinta:

IMG_5143A todo esto hay que añadir que es un producto vegano, hecho a mano en Gran Bretaña, apto incluso para peques (pone que a partir de 3 años), y que PureChimp dona un 5% de sus beneficios a organizaciones benéficas. Amor por los cuatro costados.IMG_5145Finalmente me dí un capricho con esta sombra de RMS Beauty, la Myth. Y os tengo que confesar que al recibirla me decepcionó, os cuento por qué. Pigmenta muy poco. Para mí fue un chasco, esperaba otra cosa, pero luego resultó ser un punto a su favor ya que…la he estado usando muchísimo más que si fuera ultra-pigmentada. Pues sí, es que últimamente cada vez me maquillo menos, y cuando una no tiene tiempo más que para una capita de máscara y a correr, pues la única sombra que se puede plantear es una de este tipo, que te la aplicas con los dedos en dos segundos y medio, no trae riesgo de error, y le da a tu párpado un brillo sutil muy bonito y natural.IMG_5147 IMG_5149 IMG_5150

Así que finalmente, ¡estoy encantada con esta compra!

Contadme, biotistas: ¿habeís comprado ya en Lovelula? ¿Conocéis los productos de este haul?

BELLEZA

Cuidados bío para el postparto

IMG_6836

Recién cumplidos 5 meses como “madre de dos”, siento que este es un buen momento para cerrar esta etapa del blog, hablándoos de los productos que he estado usando durante el postparto, y básicamente, todo el verano.

Me ha costado decidirme a escribirla porque de alguna manera, supone un punto de inflexión en mi vida, el cierre de esta etapa maravillosa e irrepetible que han sido los primeros meses de vida de MicroBío. Pero al final, aquí estoy, porque negarse a aceptar que el tiempo pasa no evita que siga pasando. Sólo consigue que luchemos contra él en lugar de abrazar el presente…

Lo que sí puedo hacer es dejar una huella de esta burbuja temporal a través de este post; cada vez que vea estas fotos en mi blog me volveré a emocionar y esto es gracias a vosotras y vosotros, que me seguís y para quienes escribo, así que ya sólo me cabe agradecer vuestra fidelidad y vuestra paciencia. Es curioso observar cómo a veces, la vida interfiere en el blog, y otras, el blog interfiere en la vida ;-)

En la imagen podéis comprobar que me he centrado en dos marcas, especializadas en cosmética para embarazadas. Hay otras marcas que puedes usar en tu postparto, pero para mí, como blogger,  ésta era la oportunidad de probar Omum y Mama mio “en condiciones reales” y daros mi opinión sobre la experiencia. Y no he querido dejarla escapar. Sigue leyendo

BELLEZA, PEQUES

Mi neceser bío para la Maternidad

Hola, biotistas!

Qué ganas tenía de publicar esta entrada, mis neceseres bío son ya un clásico del blog, y éste es único, especial, e irrepetible (irrepetible, sí, que nadie espere que venga un NanoBío, con los dos soles que hemos traído al mundo creo que ya hemos cumplido con la sociedad).

Suelen decir que con el segundo improvisas más, que eso de tener la maleta lista en la semana 30 es de primerizas y que luego ya coges lo primero que pillas una vez has roto aguas, pero en mi caso no ha sido así para nada. Así que lo que vais a ver es fruto de una larga reflexión, de muchas idas y venidas y aún así…¡es altamente mejorable! Pero eso es lo bueno del blog, que permite hacer un debriefing posterior y dejar anotadas las cosas que realmente hacen falta y las que no, con suerte servirá a alguna otra biotista que esté en la semana 30 (o 39), haciendo su maleta… Sigue leyendo