Categoría

BELLEZA

BELLEZA

3 básicos high-end para el 2018

Lovelula cosmetica ecologica lujo alta gama Kure Bazaar kit pedicura rms beauty wild desire lipstick vintage cake liner

¡Hola, biotistas! ¿Qué os parece si empezamos el año “con clase”?

Bueno, ya os estoy oyendo, estamos a 30 de enero pero oye, estamos hablando de lujo, y tomarse el tiempo de hacer las cosas también es un lujo, así que no me rechistéis. Que los tres productos que os voy a presentar a continuación merecían su tiempo, su mimo, y cierta coherencia en el discurso ;-)

Resulta que me ha dado por juntar 3 productos que, aunque a priori no tienen mucho que ver, en realidad a mis ojos tienen un punto en común, que es la combinación de dos características.

Por un lado, son productos “de uso cotidiano” -bueno, uno no tan frecuente pero sí básico-, digamos que son de esos “imprescindibles” del neceser.

Por otro, se sitúan en el límite alto de la escala calidad-precio, por lo que, definitivamente, no son productos para todos los bolsillos. Pero quien decida invertir en ellos, tendrá como recompensa, y esto está directamente relacionado con la primera caractéristica citada, que los usará día sí, día también. Y eso, cuando te has dejado un dinerillo, siempre se agradece.

¿Cuántas veces hemos cometido el error de comprar algo “súper especial”, dejándonos los cuartos, para luego tenerlo de decoración en el tocador (eufemismo cursi para “cogiendo polvo en una estantería olvidada”)? ¿Eh? ¿Cuántas?

Pues para evitaros la enésima, he seleccionado tres “básicos”, que a poco que se ajusten a lo que soléis usar en vuestra rutina diaria, pueden suponer subir un peldaño o dos sin despatarrarse.

RMS Beauty Vintage cake liner swatch - RMS Beauty Wild With Desire lipstick en Vogue Rose swatch

RMS Beauty Vintage cake liner, en húmedo y en seco – RMS Beauty Wild With Desire lipstick en Vogue Rose

Vamos primero con el maquillaje, ya que el tercer producto es un tanto diferente.

Vintage cake liner de RMS Beauty

Este es una de las novedades de RMS Beauty, aunque en sí no es un producto novedoso, sino más bien, ultra-clásico (Rose-Marie lo sabe, ¿qué os créeis? Por algo le ha llamado Vintage). Se trata de un eyeliner en polvo, negro-negro, divino, que podéis usar con el pincelito húmedo para haceros el delineado, o como sombra negra, ya sea para ahumados o para añadir intensidad a la V externa. Es estupendo, sobre todo por lo compacto, cómodo y versátil que resulta. Un producto muy pin-up y al mismo tiempo, básico en cualquier neceser, que te llevarás de viaje, ¡seguro! Yo pienso que con lo que dura un producto así, los miles de usos que tiene, merece la pena invertir un poco más y comprarte el guay ;-)

Labial Wild With Desire de RMS Beauty

Los labiales Wild With Desire son otra de las esperadas novedades de RMS Beauty. Hasta ahora solo tenían:

  • los Lip2Cheek, que me encantan, pero sinceramente en labios no son un producto muy competitivo, más bien una suerte de bálsamo con color, si lo aplicas de manera sutil, o de no-se-sabe-qué, si te pasas de cantidad. A mí me gustan más para mejillas, y si acaso eso, un toque muy ligero en labios para combinar.
  • y los Lip Shine, que no he probado, pero claramente se presentan como brillos de labios.

Pero ahora la gama cuenta con labiales “de verdad”, en ese tubito de aluminio pulido que te quieres comer con los ojos.

El tono que os presento es el Vogue rose, un rosita coral supuestamente universal, aunque yo he comprobado que a la hora de la verdad, no lo es tanto.

Quiero decir con esto que si no estáis seguras de que os siente bien el coral, como me pasa a mí según con cuál, para básico diario en modo MLBB (My Lips But Better), os recomiendo el Brainteaser. Con ese sí que es imposible equivocarse. Y el otro must-have, en mi opinión, es el RMS Red, un rojo anaranjado superluminoso que, en caso de que sea de tu estilo, no querrás quitarte de encima.

Ay, si es que entro en la página de Lovelula dedicada RMS Beauty y no puedo salir. Me atrapa y empiezo a favoritear compulsivamente, me pregunto cuál será mi siguiente producto de la marca, bueno, el siguiente al siguiente, porque el siguiente ya está de camino a mi casa ;-)

The Natural Pedicure Ritual de Kure Bazaar

Y este es el tercer producto, que en su concepto, es totalmente diferente a los otros dos (que te pueden durar media vida, sobre todo el cake liner que al ser en polvo, no tiene apenas caducidad). Este kit es mono-uso, lo cual, a priori, no es muy ecológico. Aunque según cómo se mire: a cambio de desechar un sobre con cada “ritual”, nos ahorramos el envase de la crema que se tira al cabo de varios ;-)

Trae una lima de cartón, un palito de naranjo para retirar las cutículas y unos “calcetines” impregnados en crema para dejarlos puestos a modo de mascarilla. Recomiendan desmaquillar y limar las uñas, poner el calcetín en un pie, luego en el otro, después abrir el primer calcetín por la parte de los dedos e ir haciendo la manicura mientras se sigue hidratando el segundo pie. Yo me los he dejado toda la noche. Y ya al día siguiente ya he seguido con el “ritual” propuesto. No lo recomiendo: el ridículo que haces con los calcetines puestos te puede costar el divorcio y para la diferencia de resultado, no merece la pena ;-) Cuando hablamos de “calcetín”, os tenéis que imaginar las preciosuras que os dejan en las tiendas de zapatos para probaros un zapato, pero además embadurnados de crema de pies por dentro. Una monería, con la que si te tienes que levantar y andar irás además, no pisando huevos, sino pisando huevos sobre la luna. De verdad, hacedme caso: dejadlos puestos el mínimo de tiempo. La mascarilla es buena y os va a hacer efecto igual, sin daños colaterales.

Debo deciros que hacerme la pedicura no es algo que me llene de felicidad (como para llamarlo “ritual”, quiero decir), pero sí me gusta bajar la mirada y encontrarme con unos pies bonitos y cuidados. Como no soy fan del momento en sí, pues no suelo ir a que me la hagan, por ejemplo, sino que me la hago en casa, con lo que si echamos cuentas en realidad este producto no es tan “lujoso” –£4,50 (unos 6€) es bastante menos de lo que te cuesta una pedicura en un salón-. Aun así, no me lo planteo como mi rutina habitual, sino como algo excepcional . Es más que probable de hecho que no repita, lo he comprado para probarlo y compartir la experiencia con vosotras, pero seguramente, dada mi poca afición, vuelva a mi rutina de pedicura casera “simple” – por no decir “cutre”. La lima y el palito me los quedo para usos posteriores, eso sí. Están bastante bien.

Eso sí, es prácticamente la única cosa de Kure Bazaar (una marca que me encanta no, lo siguiente) que las españolas nos podemos comprar en Lovelula, así que hay que aprovechar.

¿Os han gustado estas propuestas?

¿Sois más de reservar el “lujo” para los productos ocasionales o al revés, de apostar por básicos de alta gama como aquí?

¡Contadme, biotistas!

Post escrito en el marco del programa de bloggers de Lovelula

BELLEZA

Más Antipodes en mi rutina facial

Antipodes cosmetica bio ecologica organica certificada neozelandesa

No es un secreto para nadie que soy fan de la marca de cosmética bio neozelandesa Antipodes. Sus packagings, la originalidad de sus fórmulas y la seriedad que demuestran al validar científicamente los resultados de sus productos son algunos de los motivos por los que me tiene entregada. Y por supuesto su certificación orgánica, con todos sus productos 100% de origen natural, y la mayoría, con más del 90% de ingredientes orgánicos.

Ya os he hablado de Apostle, el fabuloso sérum iluminador/unificador del que ya estoy terminando el segundo frasco. También había usado Grace, la limpiadora para piel sensible, que por algún motivo a la mía no le termina de gustar, a pesar de que lo es. Ananda, el tónico para piel sensible, que me gusta pero, como me suele pasar con los tónicos, tampoco considero indispensable ni transcendente en mi rutina. Y Rejoice, una hidratante para piel mixta que me encanta porque no es tan “light” como anuncia sino que es súper cremosa, pero nada grasa (sí, aunque parezca imposible esto es así), y deja un acabado mate, aterciopelado. Eso sí, si no te gusta la vainilla, huye antes de que su aroma se apodere de todo tu ser.

Los aromas de Antipodes no son precisamente sutiles. Lo que sí son es muy originales, pero por lo general, tienen mucha presencia. Un dato a tener en cuenta para los olfatos sensibles. Si te gusta genial, pero si no…no te lo vas a poder quitar de la pituitaria, que lo sepas. Otra cosa que me encanta de la marca son los nombres de sus productos, ¿os habéis fijado? Pues todavía faltan unos cuantos, seguid leyendo…

Antipodes cosmetica bio ecologica organica certificada neozelandesa Hallelujah limpiadora facial

Hallelujah

Esta limpiadora tiene todo lo que me gusta: frasco de vidrio pesado con dispensador (cuando tienes la cara mojada lo último que te apetece es tener que andar abriendo un bote o un tubo, ¿en qué piensan las demás marcas?), textura cremosa y suave que da gusto masajear, limpieza profunda a la vez que suave y una cara limpia, jugosa y como iluminada desde el interior después del aclarado. Para mi gusto le sobra una cosa: el olor. Se supone que es a lima y pachuli (con lo cual no esperaba nada discreto, estaba preparada para el pachuli), pero a mí me huele más a incienso. Un incienso que no te suelta en todo el día. Un aroma a botafumeiro que vas a llevar contigo allá donde vayas, tenlo en cuenta.

Resurrect

He aquí el tónico indicado para pieles con imperfecciones, creo que estoy empezando a entender lo que mi piel necesita y es lo siguiente: una limpiadora efectiva pero muuuuuuy suave, un tónico purificante (como este), y una crema que no aporte demasiada grasa pero hidrate en profundidad (como es Rejoice). En este tipo de rutina SÍ entiendo la función del tónico, ya que mi piel tiende a imperfecciones y si solo uso productos para piel sensible (aunque la tengo), no las desalojo! Así que es mi apuesta para esta rutina, todavía no lo he probado el tiempo suficiente para reseñarlo con lo que simplemente os lo menciono, ya que es mi última incorporación. Os contaré…

Antipodes cosmetica bio ecologica organica certificada neozelandesa Hosanna sérum facial

Hosanna

Aquí tenemos el segundo sérum de la marca que pruebo, tienen 6 en total, y ya vislumbro un hilo conductor en su gama. Bueno, en los 3 de la gama que son acuosos. Hosanna, igual que Apostle, es un sérum acuoso, ligeramente gelatinoso, con un color un tanto curioso (yo lo describiría como “café con leche”, podéis verlo en una foto al final del post). Este no huele a fresa pero sí tiene un olor característico (un tanto jabonoso, a lavanda, rosa, cardamomo…), y sus efectos también son notables en muy pocas aplicaciones. En este caso, he notado un especie de efecto lifting, nada sobrenatural claro está pero sí es visible sobre todo en el óvalo facial, y en general en que la piel se ve como “rellenada” desde dentro (no se me ocurre traducción para la palabra plumping, pero creo que se entiende a qué me refiero, ¿verdad?). Pienso que es un buen sérum para pieles deshidratadas pero no demasiado secas, y se ve que también lo piensan en Harper´s bazaar porque le han dado el 1er premio en los Beauty Awards ;)

Antipodes cosmetica bio ecologica organica certificada neozelandesa Aura mascarilla facial

Aura

Esta mascarilla es el producto más especial de esta rutina: se puede aplicar durante la noche. Para mí, que llevo años sin usar crema de noche, y soy la pereza encarnada a la hora de hacerme mascarillas, es un win-win ya que cubre esa doble función. Es decir: gracias a ella de vez en cuando recupero el placer del ritual nocturno, y de paso aprovecho para hacerme un “facial” sin tener que esperar el tiempo indicado para aclarar etc, que es lo que me da pereza de hacerme mascarillas. ¿Y cómo te quedas después de usarla? Pues nueva: esta mascarilla es genial porque tiene una acción antibacteriana (gracias a los superpoderes de la miel de Manuka, entre otros tesoros), pero a la vez, hidrata en profundidad, calma, oxigena…vamos que tiene todas las ventajas de una mascarilla purificante sin sus inconvenientes, es más, unidos a los efectos de una mascarilla hidratante. Otro win-win! Estoy feliz con ella, seguramente sea otro de esos productos de Antipodes con los que repita una y otra vez. El olor a miel está presente pero es soportable, se combina con vainilla y mandarina. Si vas a dormir con ella puesta es mejor que uses poca cantidad la primera vez, por si acaso te pudiera molestar. A mí me ha gustado, es un aroma envolvente que más bien invita al sueño…

Antipodes cosmetica bio ecologica organica certificada neozelandesa labial hidratante rojo

Labial natural hidratante

“I´m so healthy you could almost eat me” nos dice este labial desde su precioso tubo negro mate. Elegí el tono Forest Berry Red, un rojo-que-te-quiero-rojo, porque es un clásico y aunque luego nunca me los pongo, hay que reconocer que un labial rojo es irresistible y cuando dudo entre varios tonos, siempre acabo cayendo con este. Para la cole de rojos-perfectos-que-nunca-me-pongo. Compra útil donde las haya.

Pues contra todo pronóstico ésta no ha sido una compra tan tonta como parece: al final este rojo SÍ me lo estoy poniendo, os cuento por qué: es mate. Parece una tontería, pero el Crimson and clover de Ilia, aunque precioso, tiene ese punto satinado que hace que sea demasiado “arreglado” para diario (en mi modesta opinión), y además al ser tan nutritivo (en realidad es un bálsamo), tiende a meterse en los pliegues, o a desplazarse si te rascas la nariz, el caso es que no me siento cómoda con él para diario porque estoy demasiado pendiente de si algo se ha movido. Y eso, con un labial rojo, puede convertirse en un auténtico infierno, las que lo hayáis vivido sabéis que no exagero. Pues éste, al ser mate, es fijo, y más “discreto” (el color es bastante llamativo, pero el acabado es lo que, para mí, lo convierte en discreto) y no reseca ni hace el labio más pequeño como me pasaba por ejemplo cuando probé Russian Red (de MAC). Éste es un Russian Red bío, que no reduce el tamaño de tus labios ni se siente tirante. ¿Quién da más?

¡EXTRA, EXTRA!
Aquí podéis ver texturas y colores de algunos productos mencionados: El labial Forest Berry Red, la limpiadora Hallelujah, y el sérum Hosanna. De nada! ;-)

Donde comprar Antipodes

En Lovelula, con gastos de envío gratis, y en ocasiones ofertas como la de un producto (tamaño venta) gratis por la compra de 2. Así conseguí yo mi segunda Rejoice ;-) Ahora tienen la oferta con Grace ;)

Post escrito en el marco del Programa de Bloggers de Lovelula.

BELLEZA

Reseña: Sombra GR13 de rms beauty

Sombra de ojos Swift GR13 de rms beauty

Presentación / Textura / Pigmentación

¡Soy súper fan de la cajita de esta sombra! Bueno, no es ninguna sorpresa ya que en general todo lo que hace RMS Beauty me gusta, pero en este caso se trata de un packaging bastante diferente a los demás, ya que es un producto en polvo, y creo que han dado en el clavo dándole esta forma cuadrada a la cajita, aunque rompa con los cánones de la marca. Es una pena que sea de plástico, lo cual la hace algo menos sostenible, pero eso sí: super ligera para llevar. ¿Sería perfecta si llevara un espejo? Pues no lo sé, la verdad es que un espejo en cada sombra individual quizás sí que sea prescindible, por huella ecológica, y también por peso, ya que casi seguro en el neceser llevaremos algún otro producto con espejo que podamos aprovechar. O directamente un espejito, el día que todos los fabricantes se decidan a eliminar los espejitos de sus packagings ;-)

La textura es asombrosa: en polvo, pero todo menos tizosa. Se adhiere al dedo casi como una crema (la suelo aplicar con los dedos) y se difumina en el párpado que es una gozada. Fácil no, lo siguiente. Es imposible que no te quede perfecta.

El color que ves en el “pan” es prácticamente el que vas a tener en tu párpado. Algo más clarito, ya que su cobertura es media. Si quieres subirla un poco puedes aplicar una base oscura, tipo Paintpot: yo he probado con la Myth que véis en la imagen, pero lo que le da es más purpurina, ya que más clarita.

rms beauty swift shadow sombra GR13

Eficacia

Me está encantando esta sombra por la sencillez de uso, como os decía. La uso sola, aplicándola con la yema del dedo, y no hace falta ni difuminar los bordes ni nada, ya que al ser tan suave y cremosa se difumina sola. La contrapartida quizás es que no aguante todo el día intacta, pero a cambio tenéis que saber que se irá suavizando progresivamente, de manera uniforme, con lo que el efecto al final de la tarde casi es hasta más bonito: parece que no lleves nada, pero tu párpado tiene un ligero velo sombreado y algo satinado. El auténtico “no-makeup makeup” ;-)

rms beauty swift shadow sombra GR13 swatch

Myth eye polish – Swift shadow GR13

Tono

La gama de sombras se compone de 18 tonos divididos en 6 categorías de color:

Twilight Madness (grises/negro)

Sunset Beach (amarillos/oros)

Tempting Touch (beiges/tostados)

Tobacco Road (verdes/marrones)

Garden Rose (rosas)

Enchanted Moonlight (morados/granates)

En cada categoría, 3 tonos, numerados del más claro al más oscuro. El mío es el GR13, por lo tanto el rosa mediano (los otros son GR12 y GR19), ¿me seguís?

Es curioso que me haya decantado por un “rosa”, pero técnicamente para mí es un marrón chocolate con leche con subtono rosado, lo cual pensé que restaría el verde de mis ojos y…¡así es!

Lo bonito de esta gama es que todos los tonos son muy naturales, incluso los que llama “morados” son más bien “topos” con subtono morado (rollo Satin taupe), los “verdes” evidentemente son kakis y así…

Estoy por hacerme con alguno más, probablemente me decantaría por un Tempting Touch o un Tobacco Road, pero todavía dudo del tono exacto, ¿alguna sugerencia?

rms beauty swift shadows tonos sombras minerales naturales

Foto: Lovelula

Composición

La composición de las Swift shadows es sencillamente impecable: aceite de buriti, de jojoba, vitamina E y extracto de romero orgánico, a lo que se unen los pigmentos minerales.

Por supuesto, son veganas, y libres de gluten, de soja, de OGM y de nanopartículas.

INCI: Mica, Silica, *Mauritia Flexuosa (Buriti) Fruit Oil, Zinc Stearate, *Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Tocopherol (non-GMO), *Rosmarinus Officials (Rosemary) Extract – Puede contener [+/-]: Titanium Dioxide (CI 77891), Iron Oxide (CI 77491, CI 77492, CI 77499) *CERTIFICADO ORGÁNICO

rms beauty swift shadow sombra GR13 swatch myth eye polish

Myht eye polish a la izquierda – Sombra Swift GR13 a la derecha

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su presentación minimalista

♥ Su facilidad de aplicación

♥ Su composición

♥ Sus tonalidades naturales, a prueba de fallos

Me gusta menos:

* Su precio si quieres hacerte un kit, pero si solo quieres una o dos lo veo bastante razonable

Precio

£19 los 2,5 gramos.

Donde Comprar rms beauty

En Lovelula, con gastos de envío gratis.

Post escrito en el marco del programa de bloggers de Lovelula

BELLEZA

Champús en Lovelula: del más caro al más barato

Hoy quiero hacer una pequeña comparativa de los champús que he estado probando últimamente.

El tema del champú es muy recurrente en las consultas que me hacéis llegar, y no es de extrañar: resulta de los productos más difíciles de cambiar cuando hacemos la transición hacia la cosmética bío.

¿Por qué?

Pues porque un cabello recubierto con silicona tarda un tiempo en quitarse todo ese plástico de encima, como si de una funda transparente se tratara, antes de empezar a absorber los “buenos” aceites de los cosméticos naturales. Durante esa fase aparece el auténtico pelo que hay debajo, y a veces puede ser muy desalentador.

Y también porque como consumidores nos han acostumbrado durante muchos años a que los champús hagan cuanta más espuma, mejor, y ese es un hábito difícil de modificar. Aquí no estamos hablando de siliconas sino de sulfatos, otro de los componentes que queremos evitar en champús (pese a que algunos estén autorizados por los organismos certificadores, pero ese es otro debate).

También es un tema recurrente en vuestros comentarios el tema del precio, y es que si hay un producto en el que mucha gente duda en si merece la pena invertir, ese es a menudo el champú (junto con el gel de ducha). Así que he querido usar el criterio del precio como hilo conductor para que veáis que hay de todo un poco, y que no es del todo cierto el mito de que “los champús ecológicos son caros”.

Por supuesto en esta comparativa no están todos los que venden en Lovelula, pero que he querido fijarme en los extremos (desde el punto de vista del precio) para saber hasta qué punto compensa dejarse las libras en un champú. Al final es una decisión personal y cada uno elige dónde pone el dinero, pero es obvio que con mayor información esa decisión tiene más papeletas de ser la acertada.

Para tener una visión más completa de la gama disponible en Lovelula, podéis referiros también a los que he reseñado en anteriores ocasiones (ver las reseñas del 2 en 1 de John Masters Organics aquí, mi opinión mitigada sobre Rahua aquí y aquí, la del Pure Mint+Ecchinacea de Acure Organics aquí...).

Vamos con los de hoy:

Silky avocado champú solido lovelula opinion review

Silky Avocado de GK Natural Creations

Precio: £4.50

Descripción

Se trata de un champú sólido a base de aguacate y rhassoul, enriquecido con polvo de seda. Contiene aceites de romero, lavanda y pomelo, por su perfume pero también sus propiedades refrescantes y equilibrantes. Es adecuado para todo tipo de pelo, aunque lo recomiendan especialmente para cuero cabelludo normal a graso y pelo fino (¡justo mi caso!).

Mi opinión

Este champú no ha terminado de convencerme. Soy bastante fiel a los champús sólidos, así que no podemos hablar de que “es otro rollo” y “hay que acostumbrarse”. Lo que me pasa con este champú es que siento que mi pelo no está lavado. No creo que sea un mal producto, pero probablemente esté más indicado para cabellos más secos que el mío.

Purechimp champú solido opinion review lovelula

100% Natural Super Shampoo de Purechimp

Precio: £5.95

Descripción

Este otro champú sólido os lo enseño cerrado porque si no, le querríais dar un bocado. Si eres adepta al porridge de avena con rodajas de plátano, frutos secos…¡te parecerá estar lavándote el pelo con tu desayuno! El pelo o la cara, porque también sirve para la piel sensible.

Mi opinión

Recuerda muchísimo al limpiador de la misma marca, pero en formato más compacto. Solo tenéis que ver el INCI en la etiqueta para comprobarlo: Aceite de coco, aceite de oliva, aceite de aguacate, cerveza y plátano. ¡Eso es todo! ¿Y sabéis qué es lo más increíble? ¡Hace espuma! Y con este sí, siento mi pelo limpio después del uso. Puede que sea lo único que me lleve este verano para cara y pelo. Venga, os lo enseño abierto que si no me muero ;-)

Champú de lavanda y romero de John Masters Organics

Precio: £17

Descripción

Ya empezamos a movernos en otro rango de precios, y eso que he elegido el champú más barato de John Masters Organics. Este es el “básico” para cabello normal, con lavanda y romero, dos súper clásicos en peluquería (el primer champú de esta selección también los lleva, acordaos).

Mi opinión

No soy muy fan de este champú. Su textura, muy gelificada y de color ámbar, me recuerda a los geles de ducha masculinos de los 80s. Y lo que es peor: el olor también. Lava bien el pelo, sin deshidratar, aunque recomiendo combinarlo con el Acondicionador citrus & neroli para un pelo mucho más ligero y suave. Así, en dúo, me gusta más, pero en realidad creo que todo el mérito es del acondicionador, así que sinceramente yo este champú no lo volvería a comprar. No me da un resultado a la altura de lo que cuesta, ni siquiera en placer de utilización.

Champú Golden Citrus de Tabitha James Kraan

Precio: £22.50

Descripción

Antes de nada deciros que existe una versión “Rose”, más cara, que siendo estricta con el ejercicio tenía que haber sido la reseñada, pero ésta se adecuaba más a mis preferencias olfativas, así que pensé que mejor probarla ya que tenía menos posibilidades de decepcionarme. Es un “limpiador de pelo” (ya empezamos con cursilerías de marketing) con aloe vera, aceite argán, leche de avena y aceites esenciales de neroli, mandarina y bergamota. Las promesas de este champú (perdón, “limpiador de pelo”), son muchas: reequilibrar el cuero cabelludo hasta que vaya necesitando cada vez menos producto (la marca tiene también un champú seco para usar alternativamente, y así conseguir lavar el pelo menos a menudo), es antiinflamatorio, antifúngico e hidratante, limpia los aceites naturales del pelo sin decapar, restaura y protege el cabello teñido, reduce el encrespamiento… Se supone que es tan suave y efectivo al mismo tiempo que es adecuado para todo tipo de cabello, ya que su misión es ir llevandolo hacia “la normalidad”.

Mi opinión

Con tantas promesas era difícil que las cumpliera todas. No sé si os pasa, pero yo prefiero que no me prometan el oro y el moro, pero que el producto cumpla su función y si además aporta algún extra, pues mejor. En este caso, para mí, ha sido un champú totalmente olvidable. Huele a cítricos (pero tampoco creas que es un paseo por el Generalife en tu ducha) y lava el pelo. Fin.

Conclusión

Existen champús ecológicos con una relación calidad/precio estupenda, aunque también los hay muy buenos en el rango de precios elevados. Mi consejo es que busques el que más se adecúe a tus necesidades, si lo encuentras en el rango de precios inferior, ¡monta una fiesta! Yo empecé “casándome” con el de salvia y zinc de John Masters Organics, y poco a poco fui investigando alternativas más económicas, ya con la tranquilidad de que si me perdía, siempre podría volver a él. Y de momento no he sentido la necesidad. Como todo en la vida, es cuestión de ir buscando un itinerario propio explorando caminos nuevos, yendo poco a poco y sabiendo que siempre podemos regresar a la zona de confort…

¿Y tú? ¿Has encontrado ya el champú bío que te corresponde?

¿Con cual de estos te vas a animar?

Post escrito en el marco del programa de bloggers de Lovelula – Mi opinión es libre

BELLEZA

Reseña: Multi-stick I put a spell on you de ILIA Beauty

¡Hola, biotistas!

Hoy os quiero presentar la última incorporación a mi colección ILIA Beauty, un producto que es el perfecto compañero de viaje. Encuentra tu tono y no te querrás separar de él…

Multi-stick I put a spell on you de ILIA Beauty

Presentación / Textura

El packaging es uno de los grandes aciertos de este producto. El colorete nunca había sido tan fácil, ni tan travel-friendly! Además es más pequeño de lo que imaginaba: apenas más grande que un labial, cabe en cualquier neceser de bolso. Como se aplica directamente del tubo, y se difumina con las manos, es ideal para retoques en mejillas y labios, con un solo tubito.

La textura es cremosa con un puntito “gel” que da un aspecto jugoso muy bonito. Esto permite que la piel “brille” sin necesidad de nácares, es más un brillo de salud, de hidratación. En los labios queda más mate, quizás porque mis labios se beben los aceites, cosa que las mejillas, menos ;-)

Pigmentación

El stick tiene una pigmentación media, totalmente modulable. En los swatches os lo muestro con una sola pasada, y con varias. El resultado en mejillas puede ser muy diferente según la intensidad que busques, de muy sutil a bastante intenso. En labios tiene una cobertura media, en este caso es un tono claro así que casi borra los labios, pero al difuminarse puede quedar un poco desigual.

Tono

He probado el I put a spell on you, aunque he de admitir que no era mi primera opción. Yo quería el All of me, que me parece más universal, pero no lo tenían, así que me decanté por este otro. Y efectivamente, tal y como intuía, es un tono que no me favorece. Os cuento, para que podáis estimar si es vuestro tono en función de vuestra carnación: I put a spell on you es un coral que tira a anaranjado, por no decir que es un salmón un poco subido o incluso un mandarina. Es ideal para pieles mediterráneas, con subtono oliva, sobre todo en verano. Si es vuestro caso, ¡no lo dudéis! Pero si vuestra piel es más rosada, como es mi caso, no lo recomiendo tanto, salvo en periodos en los que estéis más bronceadas quizás.

Lo tengo comprobado, los naranjas no son para mí, ya me había pasado con el Clementine de Lily Lolo. Si conocéis ese colorete, que sepáis que aquí tenéis su versión cremosa, jugosa y multitasking. Si os sienta bien el Clementine, éste es su versión en stick! Pero yo soy más de Ooh la la, así que nada, veré si me puedo hacer con un Multistick más rosado y os cuento…

A la derecha, I put a spell on you en mi brazo (varias pasadas, una pasada) – A la izquierda, el el brazo de MiniBio, un poquito más moreno (varias pasadas arriba, una pasada abajo).

Deciros también que a mí me ha recordado a Smile de rms beauty, aunque al swatchearlos juntos no se parecen ni en broma. Pero el efecto “salmón” en mi cara, ha sido muy parecido (Smile es un tono que sienta bien a mucha gente, pero para mí tira demasiado a naranja también). Os dejo un swatch de los 3, así quienes tengáis alguno podéis comparar.

Los tonos son bastante diferentes pero, ¿apreciáis ese subtono anaranjado común a los tres?

Composición

INCI: Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil*, Ricinus Communis (Castor) Seed Oil*, Theobroma Cacao (Cocoa) Seed Butter*, Beeswax (Cera Alba)*, Euphorbia Cerifera (Candelilla) Wax, Sesamum Indicum (Sesame) Seed Oil*, Butyrospermum Parkii (Shea Butter)*, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Peel Wax, Zea Mays (Corn) Starch*, Persea Gratissima (Avocado) Oil, Tocopherol. Puede Contener (según el tono): Mica, Titanium Dioxide (CI 77891), Iron Oxide (CI77499, CI77492, CI77491), Red 7 CI15850, Red 28 CI45410, Yellow 5 CI19140. *Ingredientes Certificados Orgánicos.

Un chute de buenos aceites para tu piel, al mismo tiempo que le das color: ¡todo lo que me gusta!

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su formato, pequeño, ligero, práctico…

♥ Su versatilidad (incluso se puede usar suavemente sobre los párpados para un look fresco y rápido)

♥ Su composición, simplemente perfecta

Me gusta menos:

  • El tono, que no es el más adecuado para mí, aunque en sí es muy bonito

Precio

34€ los 15 ml

Donde Comprar ILIA Beauty

Encontraréis esta marca de maquillaje orgánico en Bioherbarium.

Reseña patrocinada – Mi opinión es libre

BELLEZA

Reseña: Crème Jeunesse du regard de PATYKA

¿Habéis soñado alguna vez que os quedáis atrapadas de noche en unos grandes almacenes? Al estilo Natalie Portman en Where the heart is, solo que en un sitio más glamuroso que el Walmart.

A mí me ha pasado mucho durante mi época de estudiante. Vivía en París, en un precioso y cuidadísimo edificio haussmaniano. Pero no en uno de sus lujosos apartamentos de techos altos y molduras en las paredes, sino en una diminuta chambre de bonne, bajo los techos, donde no llegaba el ascensor (ni siquiera la impoluta moqueta roja de la escalera). Con baño compartido en el descansillo. Si habéis visto Las chicas de la sexta planta, os podéis formar una idea bastante acertada. Y para terminar el cuadro, mi barrio era el de los grandes almacenes. Lo que viene siendo ser pobre de remate en un barrio überconsumista. Día tras día pasaba delante del Printemps de la Beauté, babeando. Los sábados por la mañana entraba a probarme de todo y salía unas horas después, perfumada hasta arriba eso sí, pero sin bolsita de papel fashion colgada del brazo. Y muchas, muchas veces, soñaba con que me quedaba encerrada y me probada todo lo que me apetecía sin la mirada desconfiada de la dependienta de turno.

Una de las marcas que veía “de lejos” en esas peregrinaciones era PATYKA. El lujo parisino en todo su esplendor: una marca con una impecable estética años 20 renovada, un largo recorrido y un aura de pureza que, aunque yo entonces no lo sabía, ¡esconde formulaciones orgánicas! Esta ha sido una de mis grandes sorpresas de los últimos tiempos, es como si de pronto “descubriese” que Chanel es una marca cruelty free y de producción sostenible, ¿os imagináis el shock? Pues esto es lo que me ha pasado con PATYKA, al enterarme de que aparte de todo lo obvio, es “Miss Bio friendly”.

Crème Jeunesse du regard de PATYKA

Presentación / Textura / Olor

Salta a la vista que el packaging de PATYKA es impecable, al igual que todo lo que atañe a su imagen de marca. Frasco de vidrio, con un sólido dosificador, letras negras y doradas…parece recién salido de una farmacia parisina de los años 20. Y es que lo mejor que puedes hacer con una imagen de marca que funciona es modernizarla a pequeños toques sutiles, como es el caso.

La textura es maravillosa: una crema con mucha consistencia, que se desliza con suavidad y se absorbe mucho antes de lo esperado. No deja sensación grasa, mucho menos pegajosa, ni aporta brillo a la zona más allá de un aspecto glowy muy saludable.El aroma es totalmente “anticuado”, en el sentido más nostálgico y evocador del término: realmente te transporta al París de los años 20, de pronto te estás arreglando en un tocador en la Rue Cambon y por la ventana oyes pasar el coche de Mademoiselle Chanel. Huele a rosa, una rosa al mismo tiempo fresca y decadente.

Eficacia

Estas son las promesas de este nuevo contorno de Patyka:

  • Corrige los signos del cansancio y del envejecimiento
  • Reduce visiblemente las bolsas y las ojeras
  • Rejuvenece la mirada
  • Reduce las arrugas de esta delicada zona
  • Alivia la congestión
  • Es una base de maquillaje ideal

Pues bien, yo que no tengo ninguna problemática particular en la zona del contorno de ojos, os puedo decir que he notado una diferencia significativa en todos estos aspectos, salvo en el de bolsas y ojeras, que como no tengo, no os puedo confirmar su eficacia. Pero, pensando que “iba bien servida” con mi contorno de ojos, me he dado cuenta de que en realidad con este producto la cosa mejoraba sustancialmente: mis arrugas de deshidratación se han esfumado, la zona se ve más lisa, más jugosa, más luminosa, y más unificada. ¡Ahí es nada!

Composición

El 99.8 % del total de los ingredientes de este contorno son de origen natural, mientras que 46.5 % del total de los ingredientes provienen de la Agricultura Biológica. Está certificado por Cosmebio y Ecocert.

Contiene un complejo llamado Microcaps (formado por cacao, clorella y semillas de uva, en un tamaño micro para poder actuar en profundidad), encargado de luchar contra las arrugas; pero también ingredientes tan originales como la cera de trigo sarraceno, responsable de atenuar bolsas y ojeras, el extracto de haya, para hidratar y oxigenar, o las polisacáridas de remolacha para estimular la renovación celular, relanzar la circulación y descongestionar.

INCI: Rosa damascena flower water*, aqua (water), butyrospermum parkii (shea butter)*, glycerin, alcohol denat.**, apricot kernel oil polyglyceryl-4 esters, cetearyl alcohol, glyceryl stearate, shorea robusta seed butter*, microcrystalline cellulose, coco-caprylate/caprate, potassium palmitoyl hydrolyzed wheat protein, caprylic/capric triglyceride, sodium stearoyl glutamate, tocopherol, glyceryl caprylate, oryza sativa (rice) hull powder, parfum (fragrance), ci 77891 (titanium dioxide), levulinic acid, ci 77019 (mica), xanthan gum, fagus sylvatica bud extract*, sodium dextran sulfate, sodium levulinate, hydrogenated vegetable oil, cellulose gum, limonene, sodium hydroxide, linalool, hexapeptide-11, benzyl alcohol, tetrasodium glutamate diacetate, polygonum fagopyrum seed extract, chlorella vulgaris powder*, citronellol, vitis vinifera (grape) seed oil, lecithin*, theobroma cacao (cocoa) seed butter, glyceryl caprate, ascophyllum nodosum extract, citral, glyceryl undecylenate, centella asiatica extract*, potassium sorbate, benzoic acid, salicylic acid

*Ingredientes procedentes de la agricultura biológica

**Ingredientes transformados a partir de ingredientes biológicos

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su imagen de marca, packaging y el toque años 20 cuidadosamente renovado que le da a mi tocador (vale, en realidad está en el baño, mucho menos chic pero… bienvenidas al 2017)

♥ Su eficacia a corto plazo, realmente trae “juventud” a la mirada

♥ Su aroma, pese a que no soy muy de rosa, en este caso me resulta muy agradable

♥ Su rápida absorción, dejando la zona alisada, unificada e iluminada

Me gusta menos:

  • Su precio, aunque tampoco dista tanto del de otros contornos de calidad
  • Su dosificador, que tiende a expender demasiado producto. Hay que cogerle el punto y no apretar hasta abajo.

Precio

49€ los 15 ml

Donde Comprar PATYKA

Encontraréis esta marca de cosmética certificada de lujo en Bioherbarium

Reseña patrocinada – Mi opinión es libre

BELLEZA

Moroccan Biocosmetic, cosmética bío, ética y sostenible

En ocasiones, siento que nos dejamos llevar por la búsqueda de lo más “cool”, lo más “chic” o lo más bonito, glamuroso, trendy…a menudo desde un enfoque más superficial de lo que estamos dispuestos a admitir. No es un juicio, es más casi una confesión: incluso en el mundo “bío”, nos estamos empezando a olvidar de mirar más allá de un bonito packaging. Quizás porque cuando un producto lleva certificado ecológico, nos relajamos respecto al resto de sus valores. Con la profusión de nuevas marcas orgánicas hype (geniales y súper bienvenidas, todo sea dicho), cada vez siento que nos está pasando más.

Lo que sería una pena es que esto nos hiciera perder de vista lo que nos trajo a este lado de la cosmética. A menudo, una inquietud. Una forma de entender el mundo y de querer aportar, o al menos, no restar.

Hoy quiero presentaros una de estas marcas de las que me hace especial ilusión hablar, ya que aparte de ser certificada ecológica, tiene ese plus humano del que estamos hablando.

Los productos de Moroccan Biocosmetic se fabrican en Marruecos (como su nombre indica) por una cooperativa de mujeres. En realidad, casi deberíamos cambiar el término “fabricar” por el de “extraer”, ya que casi todo lo que producen son activos puros directamente extraídos de la planta, nada más (¡y nada menos!).

Una mujer de la cooperativa descascarillando el argán – Foto Moroccan Biocosmetic

Las joyas de la corona de Moroccan Biocosmetic son el aceite de argán y el aceite de nopal, dos preciados aceites de alto valor cosmético, así como el agua de rosas. Aunque en su web también encontraréis grandes clásicos de la cosmética norteafricana como el rhassoul o el agua de azahar.

Extracción manual del aceite de argán – Foto Moroccan Biocosmetic

Detrás de Moroccan Biocosmetics se encuentra una cooperativa de mujeres, cuyo trabajo contribuye a generar calidad de vida en su comunidad. Mujeres que se organizan, que concilian, que son dueñas de su tiempo y reciben una remuneración justa por su labor.

Latifah, directora comercial de la cooperativa – Foto Moroccan Biocosmetic

Personalmente he probado el Aceite de nopal (o aceite de higo chumbo), un aceite que llevaba mucho tiempo con ganas de probar ya que había leído que tenía muchas cualidades, y es del que he elegido hablaros, porque no es tan conocido como, por ejemplo, el de argán.

Aceite puro de nopal de Moroccan Biocosmetic – Foto Miss Bio

En francés se llama “figue de barbarie”, un nombre que siempre me ha llamado la atención, al igual que el de “higo chumbo”, de hecho. Chumbo, que no chungo, pero teniendo en cuenta que en francés lleva “barbarie” en su nombre, a priori no parece que vaya a ser una caricia en la piel. Más si visualizamos la planta, un cactus lleno de pinchos, nada amigable a primera vista.

¡Pues error! El aceite de nopal es el elixir de belleza de las mujeres bereberes, y no es para menos. El aceite se extrae de la semilla, que apenas contiene un 5% de aceite, así que os podéis imaginar la cantidad que se necesita para sacar 1 litro de aceite. Esto lo convierte en un aceite muy precioso y muy raro, con sorprendentes cualidades regeneradoras y anti-deshidratación. Es muy eficaz para disminuir las cicatrices. Su excepcional riqueza en Vitamina E (unos 1000 mg/kg) y en esteroles (unos 10 g/kg) le confieren una capacidad fuera de lo común para proteger la piel de los radicales libres. También contiene importantes cantidades de ácidos grasos esenciales, entre ellos ácido linoléico (omega-6), por lo que suaviza y repara la piel. Este aceite es por lo tanto un aliado excepcional para luchar contra el envejecimiento cutáneo. Ah, y pequeño extra: también es una aliada para reafirmar el pecho.

Todo esto no debería sorprendernos si pensamos en el lugar donde crecen los higos chumbos: sol en su máxima expresión, agua prácticamente inexistente y temperaturas extremas. Lo mismo que sabe sortear la planta, se lo dará a tu piel en forma de cualidades.

Mi experiencia con este aceite ha sido muy buena. Me encantan los aceites que, a pesar de tener unas propiedas increíbles, se absorben rápidamente, y es el caso del aceite de nopal. Llevaba muchos años fantaseando con este aceite, y en esos caso a veces no se supera la prueba de la “realidad”. Tiene un aroma ligero bastante particular, entre herbáceo y tostado, y efectivamente sirve para nutrir el contorno de ojos, de labios, o como cuidado único para todo el rostro. Para el pelo no funciona, a no ser que lo queráis aplicar como mascarilla pre-lavado, porque deja un aspecto engrasado. Pero tampoco es su función así que ¿de qué nos quejamos?

En definitiva, si os gusta la cosmética pura e inalterada, plant-to-face, o teneís que reponer alguno de vuestros aceites o activos cosméticos, y al mismo tiempo os apetece apoyar a proyectos tan bonitos como el de Moroccan Biocosmetic, os recomiendo que os déis un paseo por su tienda online.

¡Y contadme en qué punto estáis de vuestro camino hacia lo ético y lo sostenible, es un debate abierto en el que siempre podemos aportar algo nuevo!

Post patrocinado – Mi opinión es libre

BELLEZA

Reseña: máscara de pestañas voluminizadora de RMS Beauty

Máscara voluminizadora de pestañas de rms beauty

Presentación / Textura

Esta máscara se presenta en un envase súper elegante, fino y ligero, de aluminio. Me gusta muchísimo su presentación, al igual que la del resto de productos de la marca. Pero en este caso destacaría especialmente su mínimo peso (sobre todo si la comparamos con los productos en tarro de vidrio pulido, precioso pero muy pesado). Me gusta su sobriedad y su color, distinto al de la mayoría de máscaras de pestañas. Para mí, otro súper acierto de los diseñadores de packaging de rms beauty.

La textura es cremosa pero en su justa medida, o sea que es lo suficientemente fluida para no hacer grumos, ni apelmazar las pestañas. El gupillón es fino, coge la cantidad justa de producto y lo aplica de manera uniforme. Es un poco largo para las pestañas de abajo, hay que tener cuidado, pero por su grosor sí nos permite maquillarlas sin mancharnos la ojera.

Resultados

Me encanta el resultado que da esta máscara de pestañas. Y eso que no las tenía todas conmigo, de hecho he tardado mucho en probarla porque, sinceramente, pensaba que no me iba a satisfacer. Tanto aceite de coco en el maquillaje de rms beauty me había vuelto algo prejuiciosa, lo confieso, y pensaba que una máscara compuesta de aceite de coco y pigmentos, iba a ser un desastre. Me imaginaba con ojos de panda, lamentando los 2o y pico euros de inversión y llorando…provocando un desastre todavía mayor ;-) (y ojo, que me encanta el aceite de coco, eh? Pero me lo imaginaba en una máscara de pestañas y ya se me manchaban los ojos solo de pensarlo)

Pues nada de eso! Os cuento cómo se desenvuelve la amiga: deja unas pestañas muy naturales, sin pegotes ni patas de mosca. No se corre, incluso si te frotas los ojos a menudo como es mi caso (siempre me olvido que llevo máscara de pestañas), y algo raro, pero que muy raro para una máscara de pestañas: no acartona. ¡En serio! Es lo que más me ha llamado la atención. Te pasas el dedo por las pestañas y están suaves, como si no llevaran nada.

Ah, y otro dato relevante para las perezosas como yo: si no te desmaquillas por la noche, por la mañana el desastre es asumible. Quiero decir que se ha ido, obviamente, pero dejando la piel alrededor algo más oscura, sin partículas ni manchas negras. Solo un especie de halo oscuro, vamos que podrían ser tus ojeras, si tu excusa para no haberte desmaquillado fuera una noche loca y no que caíste rendida un microsegundo después de que lo hiciera tu bebé en tu regazo.

Lo que tenéis que tener en cuenta si os lanzáis a por esta máscara es lo que NO hace: NO deja un volumen espectacular, nada de efecto pestañas postizas. Tampoco las riza, yo siempre uso un rizador (el de Kevyn Aucoin que véis en la foto y compré hace años en Perfumería Urbieta). Si no lo uso, el efecto de la máscara es casi imperceptible. Con esto os quiero dejar claro que es una máscara para uso diario, no para eventos especiales en los que busques un efecto Wouahou. Pero si justamente lo que buscas es algo que no sea demasiado evidente para maquillajes No-makeup de diario, y con la garantía de una composición tan perfecta que casi se podría considerar un producto de cuidado más que de maquillaje, ésta es tu máscara.

Eso sí: su nombre no es el más adecuado, ya que precisamente volumen no es lo que más da. Yo más bien diría que alarga, define y aporta color.

Composición

INCI: Water (Aqua), *Cera Alba (Beeswax), CI 77499 (Iron Oxides), Glycerin, *Copernicia Cerifera (Carnauba) Wax, Stearic Acid, *Triticum Vulgare (Wheat) Starch, Glyceryl Stearate, *Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, *Butyrospermum Parkii (Shea Butter) Fruit, Tocopherol, Helianthus Annus (Sunflower) Seed Oil, Xanthan Gum, Potassium Hydroxide, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Limonene, Geranoil, Parfum (Natural Fragrance)

Aquí queda claro que mis prejuicios me juegan malas pasadas: ni rastro de aceite de coco! Se compone principalmente de ceras, y como aceites: almendra, karité y girasol. Ah y véis el Triticum vulgare starch? Es almidón de trigo, ojito si eres celíaca! Aunque se supone que en el almidón no hay gluten, la marca advierte de que esta máscara contiene trigo, y no veo que esté certificada sin gluten, así que yo no me la jugaría…

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su packaging, fino y ligero

♥ Su resultado, discreto y natural

♥ Su relativa fijación y la forma en que se va yendo, sin ensuciar la zona

♥ Su fórmula, que me hace sentir que, más me maquillarme las pestañas, estoy cuidándolas

Me gusta menos:

  • Su precio, claro. Es un producto de lujo.

Precio

£24 los 15 ml (unos 27€ al cambio actual)

Donde Comprar rms beauty

Encontraréis esta marca de maquillaje orgánico en Lovelula.

Producto recibido en el marco del Programa de bloggers de Lovelula