Browsing Tag

Aromazone

BELLEZA

Mi rutina facial bío – Invierno 2014-2015

rutina facial bio orgánica natural econatural invierno cosmetica certificada

Foto: Miss Bio

Llevo meses siguiendo la misma rutina, con muy pocos cambios, y sobre todo muchas vueltas “a lo seguro” con lo que os puedo asegurar que lo que hoy os enseño, es una rutina en la que no sólo creo sino que la tengo comprobadísima (sobre mí, obvio).

Dado los lustros que llevaba sin publicar, confío en que me creáis cuando os digo, como los niños cuando juegan al escondite, que “tiempo he tenido”… :D

LIMPIEZA

rutina facial bio organica ecologica natural limpieza cosmetica certificada invierno 2014 2015

Foto: Miss Bio

Mañana

Ya es el segundo invierno que paso con mi querida Bûche de Noël de Lush. Y ya es la segunda vez que, cuando llega marzo se me acaba puntualmente coincidiendo con su fecha de caducidad. Y me entra la misma nostalgia…¿Podré vivir sin ella hasta el año que viene? El año pasado la remplacé por Piel de ángel, que está muy bien, pero no sé….ésta tiene algo, un “no-sé-qué” que la hace muy especial para mí.

Noche

Este desmaquillante, que dice ser “la crème de la crème” de las cremas desmaquillantes, es una delicia. Aunque no me atrevería a una afirmación tan ambiciosa, ni siquiera en el universo tan especial que ha elegido la marca para su marketing (está inspirada en el mundo de la magia, de la brujería…), sí he de decir que me resulta muy agradable: cremosa, fácil de masajear, de aclarar, eficaz… Pero sobre todo para mí, más allá de un excelente desmaquillante, “En deux coups de baguette” es una auténtica magdalena de Proust, ya que huele exactamente igual que la cola Cléopâtre de la que os he hablado mil veces, con la que masacraba mis cuadernos de Infantil a base de untar y untar, solo por el placer olfativo… Existe una versión de Rosa, además de esta de almendra, que probé en mini-talla y ya os imagináis que no voy a comprar, y una muselina, en un original color negro, que me arrancó la piel de cuajo la única vez que la utilicé: no la recomiendo.

Ocasional

Ya sabéis que no soy muy fan de la exfoliación, especialmente desde que en Dr Hauschka me recomendaron directamente dejar de hacerlo, pero este producto me llamaba la atención y quise darle una oportunidad. ¡No me arrepiento en absoluto! Se trata del exfoliante de la gama Age Defy+ de Green People, una gama destinada a pieles maduras, que enfoca sus esfuerzos en la regeneración y la luminosidad. En mi caso puedo deciros que me resulta súper suave, no araña en absoluto, huele a cítricos que es una delicia, y lo más importante: los resultados están ahí desde el primer uso. Una piel más lisa, más uniforme, y sobre todo, más luminosa. Es la primera vez que observo estos efectos con una exfoliante (ya sé que debería ser “lo normal”, pero en mi caso lo habitual es que salga con la cara roja a cachos, si se han pasado de “eficacia”, o si es muy suave, con la misma cara que al principio).

HIDRATACIÓN/NUTRICIÓN

rutina facial bio organica ecologica natural tonico hidratante cosmetica natural certificada

Foto: Miss Bio

Mañana

Fotografié el tónico junto con las hidratantes aunque en rigor debería ir con la limpieza, espero que me perdonéis esta licencia… Este invierno he estado usando el Hidrolato de bambú de Aroma-zone, y sinceramente, ¿qué queréis que os diga? Yo es que a los tónicos no les he encontrado nunca la gracia. Los uso porque soy una alumna muy aplicada, pero estoy empezando a dudar de si realmente son necesarios/útiles (soy aplicada pero por suerte conservo algo de espíritu crítico). Salvo con el Tónico especial de Dr Hauschka, con el que sí he de reconocer que noto una diferencia, con los demás es como si me echara agua, y no tengo la sensación de que me estén aportando un auténtico beneficio. Con este me ha pasado lo mismo, aunque al menos, si los efectos positivos no son cuantificables, tampoco observo efectos negativos, y es agradable de usar (siempre que te tomes la molestia de ponerle un pulverizador o trasvasarlo a un frasco que lo tenga).

Como hidratante me cuesta mucho despegarme de la Hidratante piel mixta de MATARRANIA, y este invierno lo he intentado, pero no ha habido manera: siempre vuelvo a ella cuando mi piel “se queja” por algún cambio que le he metido a mi rutina. Y siempre me recibe igual: apacigüando la situación y normalizándola en pocos días…

Aún así, como la información manda y hay que probar las novedades, la he estado alternando con el sérum de la nueva gama piel madura de MATARRANIA. Este sérum, cuyo nombre oficial es Sérum facial regenerador y reafirmante piel madura (toma aire), contiene “una cuidada selección de aceites vegetales de lino, rosa mosqueta, germen de trigo, avellanas y oliva verde, especialmente seleccionadas como los aceites vegetales con más ácidos grasos esenciales y vitaminas, para un profundo efecto reafirmante y atenuador de arrugas. Los aceites esenciales de geranio, palmarosa y jara activan además la regeneración celular para una piel más radiante y joven.” Huele a jara, es algo que tenéis que saber ya que por lo visto no es un olor que le guste a todo el mundo, aunque personalmente no me desagrada en absoluto. Es fuerte, sí, pero me gusta, siento que me activa, que me llena de energía. Evelyn me recomendó usar este sérum una o dos veces por semana, en lugar de la hidratante, ya que mi piel no es (todavía) madura (pero todo se andará…), y aunque en teoría no lo necesite, os diré que ya le he encontrado una utilidad: es increíblemente eficaz (y de forma inmediata) sobre las arruguitas del contorno de ojos. Esas que todos tenemos, las de la risa. Pues no sé cómo lo consigue, pero las alisa, las difumina….diría incluso que las borra al instante! Así que aunque no sea su función primera, si buscáis ese tipo de efecto, ahí lo tenéis. Por lo demás siento que es un producto lleno de beneficios para la piel y que aporta un gran plus de salud a mi neceser, así que encanta tenerlo a mano para usarlo de cuando en cuando…

hidratacion nutiricion facial bio ecologica certificada cosmetica natural MATARRANIA

Foto: Miss Bio

Mañana y noche

Y para terminar, ya que os estoy hablando de esta gama, deciros que hace unos días remplacé el hidrolato de bambú por el Tónico regenerador piel madura, y de nuevo, le he encontrado una utilidad a un tónico, en este caso en la sensación inmediata tras la aplicación. Al final va a resultar que soy fan de los tónicos y todo ;-) Explico: como sabéis, sigo el protocolo Dr Hauschka, que implica un cuidado nocturno libre de grasas. Pero últimamente, mi piel se estaba sintiendo “acartonada” tras la limpieza, y el hidrolato de bambú no me ayudaba mucho con eso, así que empecé a usar el de MATARRANIA, que tiene una pequeña proporción de aceites en su composición (rosa mosqueta y oliva verde), y… ¡mano de santo, oiga!

Siento que he encontrado un término medio entre la rutina libre de grasas y la aplicación de una crema de noche, en la que sigo dejando la piel libre para su autolimpieza, pero sin tampoco sentirla excesivamente incómoda. ¿Qué opináis? ¿Estoy siendo una hereje? ¿Deberían meterme en la cárcel de las biotistas conversas y torturarme cada noche bajo capas de crema Nivea de la del bote azul? ¿Me perdonáis la vida? ¿Vosotras hacéis adaptaciones de este tipo? ¡Confesad, impuras! ¡Me sentiré menos sola!

BELLEZA

Mi rutina facial bio – Otoño-Invierno 2013/2014

Rutina facial bio, organica, ecologica, natural, Dr Hauschka, lush, Matarrania, neobio, Green People

Foto: Miss Bio

Como las colecciones de moda, sí, así he decidido nombrar mis rutinas faciales para que las ubiquéis en el tiempo ;-)

Hablo poco de mi rutina facial por aquí, ya sabéis por qué: he encontrado una que me conviene perfectamente. Y otra que tampoco está nada mal ;-)

Pero no es una razón para dejar de probar cosas nuevas.

Primero porque yo por mis biotistas MA-TO (incluso me destrozo el cutis si hace falta).

Luego porque una no puede resistirse ante ciertas tentaciones que le ponen delante de los ojos, llámense MATARRANIA o llámense Admirabox ;)

Así que la primera rutina que os voy a enseñar (sí, hay dos, no escribo a menudo pero cuando lo hago, cunde) es la que estuve llevando de septiembre a enero, más o menos.

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica, Dr Hauschka, Matarrania

Foto: Miss Bio

Paso 1

No lo cambié. Seguí fiel a mi Leche limpiadora adorada y a mi Crema facial limpiadora, ambas de Dr Hauschka.

Paso 2

Tampoco lo cambié. Mi Tónico facial especial es un básico para mí.

Paso 3

Esto fue lo único que cambié en ese periodo: como tercer paso estuve utilizando la Hidratante facial Piel Sensible de MATARRANIA.

Desde septiembre hasta enero ininterrumpidamente. El mismo botecito. Esto es lo primero que os quiero decir. (Por si alguien no lo ha pillado: CUNDE una barbaridad).

Lo segundo es que es una delicia de hidratante: la textura bálsamo es algo a lo que una se acostumbra enseguida, al principio tenía reticencias pero afortunadamente las superé. Es muy, muy agradable de aplicar, se absorbe mucho más rápido de lo que cabría esperar, y no deja brillos (siempre que se aplique en la cantidad adecuada, que es muy, muy poquita). Mi piel ha reaccionado súper bien ante este cambio, la he visto igual de “limpia” (quiero decir que no se me ha puesto grasa ni me han salido granos) pero mucho más “jugosa”, más radiante. Un 10 para esta hidratante, no he podido parar hasta que la he terminado, ¡y como podéis ver he rascado bien el fondo!

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica Matarrania, Hidratante

Foto: Miss Bio

 

La segunda rutina que os quiero enseñar es la que llevo siguiendo desde mediados de enero más o menos. Llegaron a mi cuarto de baño muchos productos faciales a la vez, y ¡tenía que probarlos! Así que esto fue lo que cambió:

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica Dr Hauschka, Green People, Lush, Neobio

Foto: Miss Bio

Paso 1

Por la mañana, en lugar de la Crema limpiadora de Dr Hauschka, empecé a usar esta otra de Lush de la que soy fan incondicional. ¿Por qué  solo la venden en Navidad, eh? ¿POR QUÉ? (Señores de Lush, si me leéis…Gloria, esto va por ti :D). La tengo caducada desde el 13 de febrero pero no pienso parar hasta haber exprimido la última migaja (o hasta que se me caiga la cara, depende).

Paso 2

Aquí viene otro cambio (sí, lo sé, siempre digo que procuro hacer los cambios de uno en uno, pero en este caso se me fue un poco la pinza): como tónico he estado usando Agua de limón de Aroma-zone. Tenía que reponer aceites esenciales y aproveché para comprar unos cuantos hidrolatos. Al recibirlos no me he podido resistir a incorporar este a mi rutina, a ver qué tal. Y creo que bien, el olor es súper agradable (si te gusta el limón, obviamente), y creo que a mi piel también le gusta. Me encanta la sensación de saber exactamente qué estoy poniendo en la piel. Agua de limón. Punto.

Paso 3

Aquí también ha habido cambio (¡esta mujer se ha vuelto loca!), y es que me había llegado la Crema hidratante 24 horas de Neobio en la primera Admirabox y la tenía a la pobre haciendo cola. Mi opinión sobre este producto es mitigada. Os cuento por qué, ya que como casi siempre, es una cuestión de gustos, y lo que no me convence de esta crema seguramente a muchas os encante.

Lo primero de todo: es una crema. Y yo, tras 5 largos meses de romance con el bálsamo de MATARRANIA, ya me había acostumbrado a esa textura y no sé si quiero volver atrás (¿veis como era algo personal? Creo que debo ser la única que diga que la “pega” de una crema es que sea una crema).

Su textura es bastante densa, aunque luego se absorbe bastante rápido y deja un acabado muy mate. Por lo que es perfecta para quien tenga algo de brillos y busque un acabado así. En cuanto a sus efectos a medio plazo, diría que es una crema hidratante, sin grandes pretensiones pero que cumple su función. Y por un precio muy razonable (menos de 7€).

Ay, y paso 4

¡Casi se me olvida hablaros de mi contorno de ojos! Yo no uso contorno habitualmente, no lo necesito especialmente y en Dr Hauschka siempre te dicen que sus cremas cubren también esa función (aunque tienen contornos, pero son para cuadros específicos). Éste sin embargo me llegó en la Admirabox de enero, y lo vi tan sencillo y práctico en su formato tubito que decidí probarlo. Me está gustando, precisamente porque es sencillo: no es excesivamente nutritivo, sino que es un gel fresquito que se absorbe en cero coma y tensa ligeramente la piel. Creo que está muy bien para personas que, como yo, no tienen necesidades especiales en esta zona, o que requieran ese efecto reafirmante pero no tanto el antiarrugas. Me he explicado fatal, pero sois unos genios y lo habéis entendió, ¿a que sí?

AHORA os tengo que contar una cosa, no muy agradable, que me pasó a lo largo de estos cambios de rutina intempestivos, que ya os comenté por encima en un post reciente. Almas sensibles, dejad de leer aquí, ahora mismo, e iros directamente al último párrafo. Por favor. Allá voy (os estoy dando tiempo, ¿eh?): me salió un grano subcutáneo en todo el pómulo. Pero grande, grande. De esos que nunca legan a “salir” pero que no hay manera de ocultar ya que lo que tienen no es color, sino volumen. Un infierno. Como cambié tantas cosas de mi rutina simultáneamente, no puedo decir a ciencia cierta a qué se debió, pero sospecho que ha podido ser o bien porque mi piel tenía que “reequilibrarse” para adaptarse al cambio y en ese punto le costó un poquito, o bien por factores ajenos a la rutina facial (emocionales, alimentarios, o lo que sea). Pero os lo tenía que contar (pobres, lo que tenéis que aguantar). Bien, para acabar con el susodicho estuve en varias ocasiones a punto de correr a una farmacia a comprarme un Triacneal de Avène o alguna “cochinada” de esas (¡no se movió de ahí durante casi una semana!), pero al final lo que me salvó fue:

Aceite esencial de tea tree, árbol de té, cosmética, granitos

Foto: Miss Bio

A buen entendedor…

Para concluir este larguísimo (y desagradable) post, os adelanto que ahora voy a volver a cambiar mi rutina: estoy esperando la Hidratante piel mixta de MATARRANIA, así como el Tónico suave de rosas. ¿Pero sabéis qué? Voy a empezar cambiando la hidratante, y solo cuando se me acabe el agua de limón, meteré la de rosas. Una, con los años y las experiencias traumáticas, se vuelve cada día más razonable…

BELLEZA

French Haul 2.2

French Haul 2.2, Aroma-zone, Agua de lavanda, base lavante neutra, aceites vegetales

Foto: Miss Bio

¡Se me había olvidado enseñaros esto!

Y es que, aparte de lo que os enseñé la semana pasada, también pedí estas cositas de Aroma-zone, de las que próximamente tendréis noticias…

En concreto de estos mini-formatos de aceites vegetales que son para un experimento casero (no sé yo si tengo mucha maña para estas cosas pero se va a intentar…).

French Haul 2.2, Aroma-zone, aceites vegetales para experimento cosmético casero

Foto: Miss Bio

Mañana más, un besito, biotistas, y feliz lunes!