Browsing Tag

cosmética bio

BELLEZA, LIFESTYLE

3 productos para un baño perfecto

Madara JOIK MOA cosmética ecológica bío orgánica natural

Foto: Miss Bio

Hace años os hablé un poquito del ritual del baño, algo que no me permito a menudo pero que cuando me concedo el lujo, procuro hacerlo dentro de las reglas del arte.

Este invierno he descubierto nuevas referencias para convertir este gesto de relax en un auténtico momento de autocuidado. Son tres productos que ya se han convertido en indispensables para mí, así que quiero compartirlos con vosotros.

Green Bath Potion MOA Magic Organic Apothecary aceite de baño

Foto: Miss Bio

The fortifying green bath potion de MOA

Empezamos por el más evidente, el que no tiene sentido fuera de este ritual del baño: la Fortifying green bath potion es un producto que me ha venido en la caja mensual de Lovelula de enero, ¡y menos mal! Porque como viene siendo habitual, es un producto que jamás habría comprado, pero que me ha enamorado por completo.

¿Que por qué jamás me lo habría comprado? Pues no sé, yo es que para el baño habitualmente me suelo mover entre dos fórmulas: la mezcla de aceites vegetales y esenciales que hago yo misma al momento, según mis necesidades y/o caprichos del instante, o si me quiero ir a algo ya “enlatado”, suelen ser más bien productos lúdicos, a menudo infantiles, cuando me baño con los peques por ejemplo, o les “robo” una bomba. Pero sí, digamos que es o aceite súper purista mezclado en la palma de mi mano, ¡o burbujas y espuma hasta el techo! ¡No tengo término medio!

Total, que aquí estamos ante un producto que más bien se acerca a la versión homemade de mezcla de aceites, solo que no la tienes que hacer tú. Y lleva mucha (¡mucha más!) menta de la que yo le hubiera puesto a mi mezcla, lo cual es una sorpresa y definitivamente, ¡funciona! A pesar de estar en el periodo más duro del invierno, os aseguro que un baño verde con olor a menta sienta de maravilla, para despejar la mente…¡y los senos nasales! También es perfecto si te duele la cabeza o si tienes los músculos agarrotados (también contiene abedul).

El aroma perdura en el cuarto de baño hasta el día siguiente, tranquilamente.

aceite de baño ecológico orgánico bío MOA green bath potion

Foto: Miss Bio

Su precio: £27.50 por 100 ml de botellita verde de cristal, en un rollo de cartón, packaging divino donde los haya. Muy propio para un regalo (o autoregalo ;-) ). El que no tenga dosificador (el tapón es lo que sirve de medidor: se recomiendan 2 o 3 tapones para una bañera) lo hace súper higiénico en mi opinion: la botellita está lista para darle una segunda vida, cosa que no dejaré de hacer porque moriría de pena al tirarla a la basura.

Mascarilla hidratante SOS de Madara cosmética bío orgánica ecológica certificada ácido hialurónico

Foto: Miss Bio

Mascarilla SOS de Mádara

Otra maravilla de la Lovelula beauty box (en este caso, de la de diciembre), y es que el valor de este producto por sí solo es superior al precio de la caja mensual!

El baño es el momento perfecto para una mascarilla, y en invierno yo prefiero usar las hidratantes, como esta de Mádara que rebosa ácido hialurónico (además de peonía, que aunque menos conocida, es el activo clave de la gama SOS), y deja la piel totalmente rehidratada. También contiene extracto de semilla de lino y algas, para desinflamar.

Si tienes la piel muy grasa, y solo en ese caso, quizás prefieras hacer multimasking y usar una mascarilla purificante en la zona T, pero has de saber que esta mascarilla no aporta nada de grasa, con lo que también la puedes usar sola (es frecuente que las pieles grasas sean además pieles deshidratadas, ha sido mi caso durante muchos años. Esta mascarilla me habría dado la vida en la época de mis tratamientos contra el acné). Si no estás seguro/a de querer utilizar una mascarilla “solo” hidratante, puedes probar con la Aura de Antipodes, que reseñé hace poco:  es desinfectante a la par que hidratante (pero no tanto como la SOS de Mádara, ya que no es su función primera).

Mascarilla hidratante SOS de Madara textura color cosmética bío orgánica ecológica certificada ácido hialurónico

Foto: Miss Bio

Su aroma floral y empolvado es un auténtico lujo, y su textura y color rosa palo la convierten en un producto adictivo que querrás usar a todas horas. ¡Aleluya! Resulta que puedes, ya que aparte de como mascarilla, es un producto que puedes usar como crema, simplemente olvidándote de retirarla, y la verdad es que para ese uso también va genial. Yo la he usado así las mañanas en las que sentía que mi crema de día se iba a quedar “corta”, y me ha ayudado a pasar un mes de febrero mucho más sereno ;-)

Su precio: £35.00

JOIK vela de soja natural ecológica mecha algodón

Foto: Miss Bio

Vela Vanille et noisette de JOIK

Y finalmente, un baño no es un baño sin una buena vela. Estoy descubriendo las de JOIK, bueno de momento solo he probado esta, pero me gusta tanto que me han entrado ganas de probarlas todas. Canela y café, Chocolate caliente, Fresa y ruibarbo, Masala chai, Sorbete de limón…¡no sabré elegir, las quiero todas!

Esta de Vainilla y avellana huele…pues exactamente a eso, parece que acabas de hacer un pastel.

Lo que más me gusta de estas velas es su composición, ya que solo contienen cera de soja, aromas naturales y la mecha, que es de algodón. Su aspecto, sencillo y elegante, es su otra baza en mi opinión (poco que envidiar a las famosas velas Dyptique, por un precio mucho más razonable).

Su precio: £13.50

¿Y bien, biotitas? ¿Qué os ha parecido este ritual de baño de invierno? ¿Conocéis alguna de las referencias?

¿Encendéis una vela cuando os bañáis?

¿Practicáis multimasking?

Post escrito en el marco del programa de bloggers de Lovelula

BELLEZA

3 básicos high-end para el 2018

Lovelula cosmetica ecologica lujo alta gama Kure Bazaar kit pedicura rms beauty wild desire lipstick vintage cake liner

¡Hola, biotistas! ¿Qué os parece si empezamos el año “con clase”?

Bueno, ya os estoy oyendo, estamos a 30 de enero pero oye, estamos hablando de lujo, y tomarse el tiempo de hacer las cosas también es un lujo, así que no me rechistéis. Que los tres productos que os voy a presentar a continuación merecían su tiempo, su mimo, y cierta coherencia en el discurso ;-)

Resulta que me ha dado por juntar 3 productos que, aunque a priori no tienen mucho que ver, en realidad a mis ojos tienen un punto en común, que es la combinación de dos características.

Por un lado, son productos “de uso cotidiano” -bueno, uno no tan frecuente pero sí básico-, digamos que son de esos “imprescindibles” del neceser.

Por otro, se sitúan en el límite alto de la escala calidad-precio, por lo que, definitivamente, no son productos para todos los bolsillos. Pero quien decida invertir en ellos, tendrá como recompensa, y esto está directamente relacionado con la primera caractéristica citada, que los usará día sí, día también. Y eso, cuando te has dejado un dinerillo, siempre se agradece.

¿Cuántas veces hemos cometido el error de comprar algo “súper especial”, dejándonos los cuartos, para luego tenerlo de decoración en el tocador (eufemismo cursi para “cogiendo polvo en una estantería olvidada”)? ¿Eh? ¿Cuántas?

Pues para evitaros la enésima, he seleccionado tres “básicos”, que a poco que se ajusten a lo que soléis usar en vuestra rutina diaria, pueden suponer subir un peldaño o dos sin despatarrarse.

RMS Beauty Vintage cake liner swatch - RMS Beauty Wild With Desire lipstick en Vogue Rose swatch

RMS Beauty Vintage cake liner, en húmedo y en seco – RMS Beauty Wild With Desire lipstick en Vogue Rose

Vamos primero con el maquillaje, ya que el tercer producto es un tanto diferente.

Vintage cake liner de RMS Beauty

Este es una de las novedades de RMS Beauty, aunque en sí no es un producto novedoso, sino más bien, ultra-clásico (Rose-Marie lo sabe, ¿qué os créeis? Por algo le ha llamado Vintage). Se trata de un eyeliner en polvo, negro-negro, divino, que podéis usar con el pincelito húmedo para haceros el delineado, o como sombra negra, ya sea para ahumados o para añadir intensidad a la V externa. Es estupendo, sobre todo por lo compacto, cómodo y versátil que resulta. Un producto muy pin-up y al mismo tiempo, básico en cualquier neceser, que te llevarás de viaje, ¡seguro! Yo pienso que con lo que dura un producto así, los miles de usos que tiene, merece la pena invertir un poco más y comprarte el guay ;-)

Labial Wild With Desire de RMS Beauty

Los labiales Wild With Desire son otra de las esperadas novedades de RMS Beauty. Hasta ahora solo tenían:

  • los Lip2Cheek, que me encantan, pero sinceramente en labios no son un producto muy competitivo, más bien una suerte de bálsamo con color, si lo aplicas de manera sutil, o de no-se-sabe-qué, si te pasas de cantidad. A mí me gustan más para mejillas, y si acaso eso, un toque muy ligero en labios para combinar.
  • y los Lip Shine, que no he probado, pero claramente se presentan como brillos de labios.

Pero ahora la gama cuenta con labiales “de verdad”, en ese tubito de aluminio pulido que te quieres comer con los ojos.

El tono que os presento es el Vogue rose, un rosita coral supuestamente universal, aunque yo he comprobado que a la hora de la verdad, no lo es tanto.

Quiero decir con esto que si no estáis seguras de que os siente bien el coral, como me pasa a mí según con cuál, para básico diario en modo MLBB (My Lips But Better), os recomiendo el Brainteaser. Con ese sí que es imposible equivocarse. Y el otro must-have, en mi opinión, es el RMS Red, un rojo anaranjado superluminoso que, en caso de que sea de tu estilo, no querrás quitarte de encima.

Ay, si es que entro en la página de Lovelula dedicada RMS Beauty y no puedo salir. Me atrapa y empiezo a favoritear compulsivamente, me pregunto cuál será mi siguiente producto de la marca, bueno, el siguiente al siguiente, porque el siguiente ya está de camino a mi casa ;-)

The Natural Pedicure Ritual de Kure Bazaar

Y este es el tercer producto, que en su concepto, es totalmente diferente a los otros dos (que te pueden durar media vida, sobre todo el cake liner que al ser en polvo, no tiene apenas caducidad). Este kit es mono-uso, lo cual, a priori, no es muy ecológico. Aunque según cómo se mire: a cambio de desechar un sobre con cada “ritual”, nos ahorramos el envase de la crema que se tira al cabo de varios ;-)

Trae una lima de cartón, un palito de naranjo para retirar las cutículas y unos “calcetines” impregnados en crema para dejarlos puestos a modo de mascarilla. Recomiendan desmaquillar y limar las uñas, poner el calcetín en un pie, luego en el otro, después abrir el primer calcetín por la parte de los dedos e ir haciendo la manicura mientras se sigue hidratando el segundo pie. Yo me los he dejado toda la noche. Y ya al día siguiente ya he seguido con el “ritual” propuesto. No lo recomiendo: el ridículo que haces con los calcetines puestos te puede costar el divorcio y para la diferencia de resultado, no merece la pena ;-) Cuando hablamos de “calcetín”, os tenéis que imaginar las preciosuras que os dejan en las tiendas de zapatos para probaros un zapato, pero además embadurnados de crema de pies por dentro. Una monería, con la que si te tienes que levantar y andar irás además, no pisando huevos, sino pisando huevos sobre la luna. De verdad, hacedme caso: dejadlos puestos el mínimo de tiempo. La mascarilla es buena y os va a hacer efecto igual, sin daños colaterales.

Debo deciros que hacerme la pedicura no es algo que me llene de felicidad (como para llamarlo “ritual”, quiero decir), pero sí me gusta bajar la mirada y encontrarme con unos pies bonitos y cuidados. Como no soy fan del momento en sí, pues no suelo ir a que me la hagan, por ejemplo, sino que me la hago en casa, con lo que si echamos cuentas en realidad este producto no es tan “lujoso” –£4,50 (unos 6€) es bastante menos de lo que te cuesta una pedicura en un salón-. Aun así, no me lo planteo como mi rutina habitual, sino como algo excepcional . Es más que probable de hecho que no repita, lo he comprado para probarlo y compartir la experiencia con vosotras, pero seguramente, dada mi poca afición, vuelva a mi rutina de pedicura casera “simple” – por no decir “cutre”. La lima y el palito me los quedo para usos posteriores, eso sí. Están bastante bien.

Eso sí, es prácticamente la única cosa de Kure Bazaar (una marca que me encanta no, lo siguiente) que las españolas nos podemos comprar en Lovelula, así que hay que aprovechar.

¿Os han gustado estas propuestas?

¿Sois más de reservar el “lujo” para los productos ocasionales o al revés, de apostar por básicos de alta gama como aquí?

¡Contadme, biotistas!

Post escrito en el marco del programa de bloggers de Lovelula

PEQUES

Reseña: la protección solar infantil de Eco cosmetics

Solares infantiles minerales bio ecologicos si nanoparticulas ecocosmetics

En materia de protección solar infantil, he probado ya bastantes marcas, ya que cada año trato de cambiar la crema de MiniBío, y desde el verano pasado además, tengo a MicroBío, con unas necesidades ligeramente distintas.

MiniBío no tiene ninguna problemática particular, ¡salvo que no le gusta perder el tiempo! Ponerse crema es para ella una grandísima pérdida de tiempo, teniendo en cuenta todo lo que tiene que hacer: tirarse en bomba, tirarse de cabeza, tirarse dando voltereta en el aire… Mi mejor argumento para que se tome 3 segundos y medio para proteger su piel es el aroma. Sí, la crema tiene que oler bien, o pasa del tema. ¿A quién habrá salido? ;-)

En cambio MicroBío todavía no nos ha mandado a tomar el sol con su crema, pero en su caso hay una pequeña precaución extra que tomar: tiene tendencia a dermatitis atópica :( Por suerte de momento no ha tenido ningún brote fuerte, solamente uno muy localizado, en la nuca, que ya hemos conseguido controlar (ya os contaré con qué). Pero por si acaso con él prefiero evitar perfumes precisamente, así que este verano, en principio, cada uno va a tener su crema. ¡Así no hay peleas!

Tras leer bastantes buenas reseñas en los últimos años, hemos decidido arrancar el verano con la marca alemana ECO Cosmetics.

Presentación / Textura / Olor

La loción Baby and Kids SPF50+: Es la que estamos usando con MiniBío. Viene en un práctico formato airless de 50 ml con dispensador, muy higiénico. Es espesa, blanca, y huele estupendamente a granada y espino amarillo.

La loción Baby and Kids NEUTRAL SPF50+: Ésta es la que estamos usando con MicroBío. El formato es exactamente el mismo, solamente cambia el color y el loro (aunque parezca mentira a los niños sí se fijan en eso, MiniBío lee perfectamente, pero reconoce su crema por el lorito). A diferencia de la otra, ésta NO lleva perfumes.

En cuanto al temido efecto Casper de las cremas solares minerales, os diré que estas son bastante aceptables. Aunque en el caso de solares infantiles, ya os he comentado más de una vez que no me preocupa demasiado; es más, me gusta que se vea por donde he aplicado crema y donde no, porque ayuda a no dejarse zonas sin cubrir. Aun así, si os preocupa, os he hecho un swatch, sobre el brazo ya negruco de MiniBío (a mediados de junio ya había alcanzado su tope de bronceado, solo con lo que le da en el patio y en el parque). Veréis que he aplicado mucha cantidad, y la segunda foto es al instante: luego se va absorbiendo/difuminando, y si vuelves a pasar la mano cuando se ha secado un poquito, ya prácticamente se borra.

Composición

Toda la gama está certificada por Ecocert y por la Vegan Society.

Lista INCI Baby & kids SPF50+: Titanium Dioxide, Polyglyceryl-2 Dipolyhydroxystearate, Polyglyceryl-3 Diisostearate, Caprylic/ Capric Triglyceride, Aqua, Glycine Soja Oil*, Butyrospermum Parkii Butter*, Glycerin, Olea Europaea Fruit Oil*, Olea Europaea Leaf Extract*, Punica Granatum Extract*, Glyceryl Oleate, Canola Oil, Hippophae Rhamnoides Oil*, Rosa Moschata Oil*, Oryza Sativa Bran Oil, Mica, Glycyrrhiza Glabra Extract, Simmondsia Chinensis Oil*, Magnesium Sulfate, Oenothera Biennis Oil*, Lecithin, Macadamia Ternifolia Oil, Tocopherol, Bisabolol, Tocopheryl Acetate, Stearic Acid, Aluminium Hydroxide, Parfum
* organic

Lista INCI Baby & kids SPF50+ NEUTRAL: Titanium Dioxide, Polyglyceryl-2 Dipolyhydroxystearate, Polyglyceryl-3 Diiso-stearate, Caprylic/Capric Triglyceride, Aqua, Glycine Soja Oil*, Butyrospermum Parkii Butter*, Glycerin, Olea Europaea Fruit Oil*, Glyceryl Oleate, Pongamia Glabra Seed Oil*, Canola Oil, Nigella Sativa Seed Oil*, Hippophae Rhamnoides Oil*, Punica Granatum Seed Oil*, Rosa Moschata Oil*, Simmondsia Chinensis Oil*, Sesamum Indicum Seed Oil*, Oryza Sativa Bran Oil, Oenothera Biennis Oil*, Macadamia Ternifolia Oil, Magnesium Sulfate, Mica, Lecithin, Tocopherol, Dipotassium Glycyrrhizate, Bisabolol, Tocopheryl Acetate, Stearic Acid, Alumina (Corundum)
* organic

Como podéis ver el mineral que ejerce de filtro solar es dioxido de titanio, no contiene óxido de zinc. Como seguro que alguien pregunta, deciros que estos solares NO contienen nanopartículas. Si las tuvieran, tendría que estar indicarlo en el envase (por ley), pero para más garantías me he puesto en contacto con la marca, y me han confirmado el tamaño de sus partículas: de 400 a 600 nm (os recuerdo que para que una partícula se considere “nano” tiene que medir menos de 100 nm). ¡O sea que tenemos margen de sobra!

También llama la atención, y lo notaréis si probáis estas cremas, la alta concentración en aceites vegetales (karité, oliva, nigella, rosa mosqueta, salvado de arroz, onagra…no voy a citarlos todos porque ahí los tenéis, pero son muchísimos y todos súper beneficiosos para la piel). Se nota mucho al usarla, deja la piel genial, como jugosita, es como aplicarles una súper hidratante con protección solar añadida.

Y aquí abajo os dejo los porcentajes de ingredientes orgánicos de cada producto, y demás información que viene en el envase en forma de sellos. La verdad es que poco se le puede reprochar a Eco Cosmetics (salvo un pequeño error en la información impresa, a ver si lo véis ;-)

Eficacia

Estos solares nos están encantando. Por su alto contenido en aceites vegetales, resultan relativamente fáciles de aplicar (se deslizan genial en la piel) y al mismo tiempo la cuidan: la piel queda súper nutrida, con aspecto saludable y jugoso. Desaparecen bastante bien aunque dejen un ligero efecto blanco, es muy tenue y nunca se ve gris como me ha pasado con otros solares minerales, y quedan bastante fijos, lo cual es un factor muy importante en la eficacia de un solar cuando estamos hablando de niños pequeños, que se mueven mucho. En el agua tengo más dudas, en teoría son water-resistant, pero en la práctica dejan motitas blancas al mojar la piel, así que entiendo que el agua, si no elimina la crema, al menos la mueve. En cualquier caso, siempre se recomienda volver a aplicar crema despues de un baño, con cualquier solar.

Otra cosa que os quiero comentar a raíz de mi experiencia es que la “normal”, con perfume, tampoco le ha dado reacción a MicroBío. Es decir: en nuestro caso, podríamos haber “tirado” sin la versión NEUTRAL. Este descubrimiento lo hicimos un día que solo habíamos bajado la de MiniBío, se la aplicamos a los dos, y como no pasó nada, ¡pues ha habido veces que ya solo nos hemos llevado una sin ningún cargo de conciencia! Os lo cuento para que cada familia valore lo sensible que es la piel de su bebé, si tiene más hijos, etc. OJO, cada piel reacciona a diferentes componentes: el que MicroBío tolere la versión “con perfume” de esta gama no significa que el tuyo lo vaya a hacer, pero os lo cuento porque pienso que es un feed-back que puede resultar útil a la hora de tomar decisiones. En cualquier caso, es llamativa la atención que presta esta marca a este tema, ya que la versión que llamo “normal” en realidad es para bebés y niños con piel sensible, y la NEUTRAL, para bebés y niños con piel ultra-sensible. A buen entendedor…

En definitiva, nosotros en lo que llevamos de verano no hemos observado ningun enrojecimiento (ni mucho menos quemadura) usando estas cremas, y nuestros peques pasan mucho, pero que mucho rato al aire libre (¡que para eso nos vinimos a vivir a un pueblo!). Así que encantados.

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su formato, pequeñito y fácil de meter en un bolso, pañalera, neceser de playa…

♥ Su dispensador, muy cómodo e higiénico

♥ Su eficacia, tanto en protección solar como en cuidado de la piel

♥ La existencia de una versión NEUTRAL para pieles extremadamente sensibles

Me gusta menos:

* Poca cosa. Es más: le estoy dando vueltas y no encuentro nada…

Donde comprar ECO Cosmetics:

Las podéis conseguir en la web Eva Productos Naturales, a precios alemanes ;-)

Precio:

18,90€ la Baby & kids SPF50+18,99€ la Baby & kids SPF50+ NEUTRAL

¿Conocíais esta marca? ¿La habéis probado? ¿Cual es vuestra marca de solares para este verano?

Reseña patrocinada – Mi opinión es libre

BELLEZA

Reseña: Crème Jeunesse du regard de PATYKA

¿Habéis soñado alguna vez que os quedáis atrapadas de noche en unos grandes almacenes? Al estilo Natalie Portman en Where the heart is, solo que en un sitio más glamuroso que el Walmart.

A mí me ha pasado mucho durante mi época de estudiante. Vivía en París, en un precioso y cuidadísimo edificio haussmaniano. Pero no en uno de sus lujosos apartamentos de techos altos y molduras en las paredes, sino en una diminuta chambre de bonne, bajo los techos, donde no llegaba el ascensor (ni siquiera la impoluta moqueta roja de la escalera). Con baño compartido en el descansillo. Si habéis visto Las chicas de la sexta planta, os podéis formar una idea bastante acertada. Y para terminar el cuadro, mi barrio era el de los grandes almacenes. Lo que viene siendo ser pobre de remate en un barrio überconsumista. Día tras día pasaba delante del Printemps de la Beauté, babeando. Los sábados por la mañana entraba a probarme de todo y salía unas horas después, perfumada hasta arriba eso sí, pero sin bolsita de papel fashion colgada del brazo. Y muchas, muchas veces, soñaba con que me quedaba encerrada y me probada todo lo que me apetecía sin la mirada desconfiada de la dependienta de turno.

Una de las marcas que veía “de lejos” en esas peregrinaciones era PATYKA. El lujo parisino en todo su esplendor: una marca con una impecable estética años 20 renovada, un largo recorrido y un aura de pureza que, aunque yo entonces no lo sabía, ¡esconde formulaciones orgánicas! Esta ha sido una de mis grandes sorpresas de los últimos tiempos, es como si de pronto “descubriese” que Chanel es una marca cruelty free y de producción sostenible, ¿os imagináis el shock? Pues esto es lo que me ha pasado con PATYKA, al enterarme de que aparte de todo lo obvio, es “Miss Bio friendly”.

Crème Jeunesse du regard de PATYKA

Presentación / Textura / Olor

Salta a la vista que el packaging de PATYKA es impecable, al igual que todo lo que atañe a su imagen de marca. Frasco de vidrio, con un sólido dosificador, letras negras y doradas…parece recién salido de una farmacia parisina de los años 20. Y es que lo mejor que puedes hacer con una imagen de marca que funciona es modernizarla a pequeños toques sutiles, como es el caso.

La textura es maravillosa: una crema con mucha consistencia, que se desliza con suavidad y se absorbe mucho antes de lo esperado. No deja sensación grasa, mucho menos pegajosa, ni aporta brillo a la zona más allá de un aspecto glowy muy saludable.El aroma es totalmente “anticuado”, en el sentido más nostálgico y evocador del término: realmente te transporta al París de los años 20, de pronto te estás arreglando en un tocador en la Rue Cambon y por la ventana oyes pasar el coche de Mademoiselle Chanel. Huele a rosa, una rosa al mismo tiempo fresca y decadente.

Eficacia

Estas son las promesas de este nuevo contorno de Patyka:

  • Corrige los signos del cansancio y del envejecimiento
  • Reduce visiblemente las bolsas y las ojeras
  • Rejuvenece la mirada
  • Reduce las arrugas de esta delicada zona
  • Alivia la congestión
  • Es una base de maquillaje ideal

Pues bien, yo que no tengo ninguna problemática particular en la zona del contorno de ojos, os puedo decir que he notado una diferencia significativa en todos estos aspectos, salvo en el de bolsas y ojeras, que como no tengo, no os puedo confirmar su eficacia. Pero, pensando que “iba bien servida” con mi contorno de ojos, me he dado cuenta de que en realidad con este producto la cosa mejoraba sustancialmente: mis arrugas de deshidratación se han esfumado, la zona se ve más lisa, más jugosa, más luminosa, y más unificada. ¡Ahí es nada!

Composición

El 99.8 % del total de los ingredientes de este contorno son de origen natural, mientras que 46.5 % del total de los ingredientes provienen de la Agricultura Biológica. Está certificado por Cosmebio y Ecocert.

Contiene un complejo llamado Microcaps (formado por cacao, clorella y semillas de uva, en un tamaño micro para poder actuar en profundidad), encargado de luchar contra las arrugas; pero también ingredientes tan originales como la cera de trigo sarraceno, responsable de atenuar bolsas y ojeras, el extracto de haya, para hidratar y oxigenar, o las polisacáridas de remolacha para estimular la renovación celular, relanzar la circulación y descongestionar.

INCI: Rosa damascena flower water*, aqua (water), butyrospermum parkii (shea butter)*, glycerin, alcohol denat.**, apricot kernel oil polyglyceryl-4 esters, cetearyl alcohol, glyceryl stearate, shorea robusta seed butter*, microcrystalline cellulose, coco-caprylate/caprate, potassium palmitoyl hydrolyzed wheat protein, caprylic/capric triglyceride, sodium stearoyl glutamate, tocopherol, glyceryl caprylate, oryza sativa (rice) hull powder, parfum (fragrance), ci 77891 (titanium dioxide), levulinic acid, ci 77019 (mica), xanthan gum, fagus sylvatica bud extract*, sodium dextran sulfate, sodium levulinate, hydrogenated vegetable oil, cellulose gum, limonene, sodium hydroxide, linalool, hexapeptide-11, benzyl alcohol, tetrasodium glutamate diacetate, polygonum fagopyrum seed extract, chlorella vulgaris powder*, citronellol, vitis vinifera (grape) seed oil, lecithin*, theobroma cacao (cocoa) seed butter, glyceryl caprate, ascophyllum nodosum extract, citral, glyceryl undecylenate, centella asiatica extract*, potassium sorbate, benzoic acid, salicylic acid

*Ingredientes procedentes de la agricultura biológica

**Ingredientes transformados a partir de ingredientes biológicos

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su imagen de marca, packaging y el toque años 20 cuidadosamente renovado que le da a mi tocador (vale, en realidad está en el baño, mucho menos chic pero… bienvenidas al 2017)

♥ Su eficacia a corto plazo, realmente trae “juventud” a la mirada

♥ Su aroma, pese a que no soy muy de rosa, en este caso me resulta muy agradable

♥ Su rápida absorción, dejando la zona alisada, unificada e iluminada

Me gusta menos:

  • Su precio, aunque tampoco dista tanto del de otros contornos de calidad
  • Su dosificador, que tiende a expender demasiado producto. Hay que cogerle el punto y no apretar hasta abajo.

Precio

49€ los 15 ml

Donde Comprar PATYKA

Encontraréis esta marca de cosmética certificada de lujo en Bioherbarium

Reseña patrocinada – Mi opinión es libre

BELLEZA

Cosmética bío de alta gama en Bioherbarium

Absolution bioherbarium Miss bio cosmética bío natural certificada orgánica nicho lujo

¡Hola, biotistas!

Hoy hago un inciso para hablaros de Bioherbarium, una tienda online española que destaca por su cuidada selección de marcas, basada en estrictos criterios de certificación ecológica y calidad. Tienen tantas narcas que es difícil elegir solo unas pocas, de hecho seguro que conocéis algunas de ellas, pero puede que otras no os suenen así que no dejéis de echarle un vistazo…

Bioherbarium ha optado voluntariamente por poner el foco en la cosmética “anti-aging” y sobre todo en marcas de alta gama, en ocasiones, marcas “nicho”.

Han hecho un esfuerzo por incluir marcas de excelente relación calidad-precio (como Naobay o Cattier), para facilitar el acceso a la cosmética bío básica a un precio asequible, y también tienen marcas de gama media como Mádara, pero su punto fuerte son las marcas nicho de cosmética bío, que son las que demandan la mayoría de sus clientas. Formulaciones más exigentes, así como productos pensados para pieles con necesidades especiales y problemáticas concretas.

Este enfoque queda claro cuando descubrimos cual es su best-seller: DULKAMARA BAMBOO. Una marca navarra, que no he tenido el privilegio de probar pero que tiene fama de ser un punto y aparte en el camino de cualquier biotista. Dulkamara proporciona soluciones a personas que lo han probado todo: dermocosmética, tecnología punta, medicamentos, etc, y a las que sólo DULKAMARA ha resuelto cuadros como cuperosis, poros y brillos muy visibles, acné adulto, pequeñas manchas, etc. Quien prueba esta marca sigue fiel a ella: está certificada bío por la CPAEN y ver cómo trabajan en sus laboratorios en los bosques de Navarra es un auténtico placer.

Esta marca les puso el listón muy alto, por lo que su meta fue conseguir una gama de marcas que esté a su altura.

Una de ellas es la francesa EKIA, de la que dicen que “tiene unos serums increíbles y un ingrediente estrella, la planta del árbol de Drago, que actúa como tensor y reafirmante de forma muy efectiva”.

Tiene además dos productos de contorno de ojos, el Baume Regard y el Gel Lift Paupières que borran las ojeras y atenúan las bolsas de manera espectacular.

¿Y sabéis qué? Mientras preparaba este post, ¡la mismísima Lisa Eldridge habló de su agua micelar en este vídeo! ¡Y yo dando saltos de alegría por tener algo en común con ella, aunque solo sea que hablemos de la misma marca!

Otra de sus marcas estrella es ABSOLUTION, la “madre” de Ekia. Ésta os la he sacado en alguna wish-list y selección de regalos. Se trata de una marca muy cuidada con una concentración altísima de ingredientes ecológicos. Su contorno de ojos es destacable, así como la BB Cream o “Crème du Teint”, que es la perfecta fusión de un maquillaje fluido en una crema tratante que reafirma, protege, hidrata y regenera intensamente. La probé en tamaño viaje y me gustó bastante, porque además tiene un acabado mate.

La última marca de cuidado facial que quiero destacar (tienen muchísimas más, pero he elegido enfocarme en lo que les diferencia) es la que para mí más curiosidad despierta: PATYKA.

¿Habéis oído hablar de PATYKA? Es una marca francesa “de las de toda la vida” y os voy a hacer una confesión: ¡no sabía que era bío! Es la típica marca que has visto miles de veces de niña, sin nunca acercarte demasiado, y que ahora que está “volviendo a nacer” descubres en realidad por primera vez.  Su apuesta es ofrecer unas texturas tan irresistibles como su packaging y su diseño, y parece que la han ganado con creces. PATYKA es París en estado puro, y siguiendo con la lógica anti-aging de Bioherbarium, me comentaron que el Contorno de Ojos ha sido reformulado para proporcionar más efectividad que nunca.

 

En el apartado de Maquillaje obviamente no se podían quedar atrás, y han incorporado a mi querida ILIA Beauty, con lo que de nuevo la calidad está más que garantizada. También cuentan con una marca con fórmulas impecables y presentaciones originales, como es ZAO MAKEUP, que además es recargable, lo que permite hacerse con un maquillaje de primerísima calidad ecológica con una buena relación calidad-precio. Finalmente, también encontramos productos novedosos como Prtty Peaushun, una loción reafirmante asombrosa que no es un maquillaje corporal pero deja unas piernas, escote, brazos, etc con una luminosidad dorada espectacular.

Marcas de alta gama, calidad y eficacia contrastadas y bastante “nicho” en un mismo espacio, aquí, en nuestro país. ¿Qué os parece, biotistas?

Post patrocinado

BELLEZA, LIFESTYLE, PEQUES, YOGA

Empezar de cero…

Miss bio nuevo diseño nuevos contenidos lifestyle eco crianza yoga cosmética bio

Foto: Miss Bio

Eso es lo que siento cuando me enfrento, hoy, a la página en blanco.

El año 2016 ha sido el del nacimiento de MicroBío. Ésa ha sido la parte luminosa.

También ha habido un lado oscuro, siempre lo hay. En esta ocasión ha llegado en varias formas, pero todas tenían un denominador común: me han dejado ver de demasiado cerca la mezquindad humana. Y eso, para mí, que procuro vivir sin juzgar a los demás, y pongo todo mi empeño en no perjudicar a nadie con mis acciones, ha sido duro de digerir.

He hecho lo posible para que estos asuntos no eclipsaran mi felicidad, pero no he podido evitar que me desmotivaran, y mucho, a la hora de sentarme a escribir. Más cuando algunos guardan relación con el blog.

Siento mucho que esto, para vosotras y vosotros, biotistas, haya supuesto cierto vacío, un largo silencio. Sois muchas los que me habéis manifestado que teníais ganas de leerme más, y os lo agradezco de corazón. Pero sencillamente, no brotaban las ganas, y ponerme a escribir de cremas y maquillaje era lo último que me apetecía. Y siempre os lo he dicho: para mí escribir con desgana no tiene sentido, quiero ofreceros siempre mi mejor versión y si no puedo traerla al frente, mejor no escribo. Creo que es una forma de respeto, al menos en la forma en que yo lo entiendo.

Con esto llego a mi siguiente punto: soy de las que pienso que todo lo que nos pasa en esta vida encierra un aprendizaje, y esta falta de entusiasmo por mi parte me ha hecho reflexionar sobre los motivos por los que empecé este blog, allá por el 2012.

En esa época prácticamente nadie en España hablaba de cosmética bío. Las marcas disponibles se contaban con los dedos de una mano, y para encontrarla en tiendas había que adentrarse hasta la balda más desordenada del herbolario peor iluminado. Exagero, sí, pero si nos quedamos con las sensaciones y no solo con los hechos, ésta era la sensación que tenía yo en comparación con lo que estaba pasando “ahí fuera”, especialmente en Francia donde hacía años que la cosmética bío era algo completamente normalizado.

Mi objetivo era llegar a más gente, que la cosmética bío dejara de verse como algo “cutre”, “hippie”, algo que o caduca al cabo de una semana, o te cuesta un riñón y parte del bazo. Todo esto no me  lo invento, son cosas que podías leer en cualquier parte, oir en cualquier conversación sobre el tema. Había mucho desconocimiento, no me lo negaréis. Los comentarios que recibieron mis primeras entradas no hicieron sino confirmar esa sospecha. Por poneros solo un ejemplo que creo que habla por sí solo, la gente me escribía para preguntarme si The Body Shop era natural.

Ahora la cosa ha cambiado, ¡y mucho!

Gracias a unas cuantas marcas muy pero que muy chulas que han surgido en nuestro país, a varias tiendas nacionales que han venido a darle una patada a la “estética de herbolario”, y también a la labor de un montón de blogueras que han venido después, la cosmética bío en España empieza a tener la consideración que merece: además de más saludable y más sostenible, al fin se ve como algo agradable, bonito, incluso trendy.

Lo siento como un logro colectivo, y por la parte que me toca me alegro mucho de que hoy haya tantos blogs sobre la cuestión, y aprovecho para felicitaros y agradeceros a las que me estéis leyendo ahora mismo. Muchas de vosotras me habéis dicho en algún momento que he sido vuestro referente, es un súper honor y me siento muy afortunada por ello. GRACIAS.

¿Adonde quiere llegar?, os preguntaréis. Puede que éste sea mi post más desordenado hasta la fecha, pero aunque no lo parezca: sí, sé adonde voy.

Si hay una cosa de la que me he dado cuenta este año es de que este blog, en este formato, ya ha cumplido su función.

He estado reflexionando sobre qué hacer con él, y mi conclusión ha sido que haré lo único que sé hacer: ser yo misma. Y si en este momento miro hacia dentro y siento que escribir sobre cosmética bío ya me “aburre”, pues tendré que buscar otra fórmula con la que me sienta más identificada.

Así que Miss Bío va a seguir existiendo, no hay duda sobre eso, y seguramente el tema principal seguirá siendo la belleza, pero quiero sentirme libre de hablar de más cosas, siempre con un enfoque “verde” pero abriendo un poco el foco. Esto es, en un principio y tal y como me viene a la mente: lifestyle, crianza y yoga, como categorías nuevas, en las que cualquier día pueden aparecer subcategorías o cualquier cosa por el estilo. ¡Necesito sentirme más libre!

Miss Bio Blog cosmetica bio ecologica organica crianza yoga lifestyle niños juego Montessori

Puede que esto no se traduzca en un aumento del número de mis seguidores, pero es que ése nunca ha sido mi objetivo. Si os fijáis, por ejemplo, en todo este tiempo casi no he hecho ningun sorteo. Respeto ese modo de operar, pero no es el mío. No quiero llegar a más gente, no quiero que nadie se suscriba para entrar en una rifa y ganar un producto, que igual ni siquiera necesitan o resulta inadecuado para su tipo de piel. Quiero que la gente que llegue a mí se quede porque el contenido que ofrezco les resulte útil.

En definitiva, biotistas: quiero poder ser como soy, con mis múltiples facetas, del mismo modo que a vosotras y vosotros… ¡Os quiero como sois!

 

Antes de que me lo pidáis os comparto las referencias de los productos que véis en las fotos ;-) (en orden de aparición):

Mordedor Les Jouets Libres en Made in Tribe

Base de maquillaje ILIA en Green For Chic

Labial ILIA en Green For Chic (tono In My Room)

Pinceles Ecotools en iHerb

Collar de lactancia MamiBB (modelo Bali)

Cuarzo rosa (regalo de una bella persona)

Caja de permanencia del objeto (Montessori) de Nature et Découvertes

Monodosis de colonia, gel de baño y leche hidratante para bebés de Carelia

Jabón 20.000 pompas de viaje superlimpio de Olivia Soaps

Cepillo bebé de cerdas naturales y bambú de Bass en iHerb

BELLEZA

9 cosméticos BÍO para brillar este verano

cosmético naturales bio orgánicos ecológicos para verano 2016 weleda melvita desert essence kimberley saber hurra biobeauté by Nuxe Handame beauty evolve huygens ilia soapwalla green people matarrania

Foto: Miss Bio (asistida de MiniBío)

Antes de nada os confieso que este post estaba inicialmente previsto para la primavera, pero como veis la maternidad me ha atrapado totalmente y estos 3 meses han pasado volando. Siento mucho no estar más presente, primero porque no os lo merecéis y luego porque tengo un montón de posts agolpándose en mi cabeza. No es como cuando no hay nada que contar, que ya sabéis que en esos casos prefiero el silencio (no por nada me he apuntado al movimiento slow blogging), sino que en este caso tengo mucho material pero muy poco tiempo…es bastante frustrante, no os lo niego.

Total, que hoy he decidido enseñaros (al fin) todas estas maravillas que he ido atesorando para usar esta temporada. Algunas son nuevas incorporaciones, otros son tesoritos que escondo cuando llega el otoño y vuelvo a sacar del cajón cuando salen los primeros rayos de sol. Espero que os guste la selección, y sobre todo que os resulte útil. Vamos por orden, en el sentido de las agujas del reloj… Sigue leyendo

BELLEZA

Made in Tribe se reinventa…

image

Foto: Miss Bio Cucadas de Made in Tribe que ya disfruta MicroBio

Que Made in Tribe es una de mis e-shops favoritas no es difícil de imaginar teniendo en cuenta su filosofía. Su planteamiento es dirigirse a las familias, a las tribus modernas, y al entrar en su universo inmediatamente te embauca su ambiente cuidado y acogedor. Tienen mucha cosmética, toda bío y bastante nicho (entre sus marcas podréis encontrar joyas como Honoré des Prés, Grown Alchemist, Saar Soleares o John Masters organics…)

Pero hoy lo que vengo a deciros no es cuánto me gusta esta tienda, ¡sino a daros un chivatazo! Y es que Made in Tribe se reinventa. Su cosmética es tan chula que han decidido darle todo el protagonismo, y algunas cosas, muy chulas también, se van para no volver. ¿Qué significa eso? ¡Significa liquidación! Así que sí tienes un peque, una Baby shower, un cumpleaños infantil o un nacimiento próximo en tu entorno…no dejes de echarle un vistazo a su sección Bye-Bye.

Entre mis favoritos de la sección Bye Bye:

Los juguetes de madera de Les Jouets Libres

MicroBio tiene el mordedor koala, es precioso, aunque todavía es un poco peque para agarrarlo, y es más que probable que más adelante dejemos caer entre sus manos los bloques de madera y el cochecito francés. De sobra es conocido ya que los juguetes de madera estimulan la imaginación y la creatividad, aportan una experiencia sensorial completa, son más sostenibles e indudablemente…¡más bonitos! Nosotros lo tenemos claro ya hace tiempo que hemos desterrado el plástico y los tóxicos de la sala de juegos…

La ropita ecológica de ORGANIC ZOO

Como podéis ver en la foto de arriba, MicroBio tiene el body con la inscripción “Milk”, es el mejor que tiene: el algodón es espeso, no se deforma, y a la vez es muy suave. Otra cosa que me encanta de esta marca es que si os fijáis…¡todas las piezas combinan entre sí! Así que estas tres serían las que añadiría a su colección sin dudarlo…

¿Os gusta?

¡Pues Organic Zoo está ahora al 40%! ¡Y Les Jouets Libres al 30%! Y lo que es mejor: os he enseñado una parte de la sección Bye Bye, pero hay mucho más: vinilos, cubiertos de bambú que son una monada, mucha más ropa e incluso cosmética! Y un Londres de madera con el que querrás jugar tú…

 

¿Podréis resistiros?

Si no lo hacéis, ¡contádmelo por favor! Me encantaría saber que os ha resultado útil el chivatazo, y cotillear qué habéis comprado…

¡Buen finde/puente/día del trabajador y de la madre, biotistas!

Post en colaboración con Made in Tribe