Browsing Tag

cosmética española

BELLEZA, LIFESTYLE, PEQUES, YOGA

Empezar de cero…

Miss bio nuevo diseño nuevos contenidos lifestyle eco crianza yoga cosmética bio

Foto: Miss Bio

Eso es lo que siento cuando me enfrento, hoy, a la página en blanco.

El año 2016 ha sido el del nacimiento de MicroBío. Ésa ha sido la parte luminosa.

También ha habido un lado oscuro, siempre lo hay. En esta ocasión ha llegado en varias formas, pero todas tenían un denominador común: me han dejado ver de demasiado cerca la mezquindad humana. Y eso, para mí, que procuro vivir sin juzgar a los demás, y pongo todo mi empeño en no perjudicar a nadie con mis acciones, ha sido duro de digerir.

He hecho lo posible para que estos asuntos no eclipsaran mi felicidad, pero no he podido evitar que me desmotivaran, y mucho, a la hora de sentarme a escribir. Más cuando algunos guardan relación con el blog.

Siento mucho que esto, para vosotras y vosotros, biotistas, haya supuesto cierto vacío, un largo silencio. Sois muchas los que me habéis manifestado que teníais ganas de leerme más, y os lo agradezco de corazón. Pero sencillamente, no brotaban las ganas, y ponerme a escribir de cremas y maquillaje era lo último que me apetecía. Y siempre os lo he dicho: para mí escribir con desgana no tiene sentido, quiero ofreceros siempre mi mejor versión y si no puedo traerla al frente, mejor no escribo. Creo que es una forma de respeto, al menos en la forma en que yo lo entiendo.

Con esto llego a mi siguiente punto: soy de las que pienso que todo lo que nos pasa en esta vida encierra un aprendizaje, y esta falta de entusiasmo por mi parte me ha hecho reflexionar sobre los motivos por los que empecé este blog, allá por el 2012.

En esa época prácticamente nadie en España hablaba de cosmética bío. Las marcas disponibles se contaban con los dedos de una mano, y para encontrarla en tiendas había que adentrarse hasta la balda más desordenada del herbolario peor iluminado. Exagero, sí, pero si nos quedamos con las sensaciones y no solo con los hechos, ésta era la sensación que tenía yo en comparación con lo que estaba pasando “ahí fuera”, especialmente en Francia donde hacía años que la cosmética bío era algo completamente normalizado.

Mi objetivo era llegar a más gente, que la cosmética bío dejara de verse como algo “cutre”, “hippie”, algo que o caduca al cabo de una semana, o te cuesta un riñón y parte del bazo. Todo esto no me  lo invento, son cosas que podías leer en cualquier parte, oir en cualquier conversación sobre el tema. Había mucho desconocimiento, no me lo negaréis. Los comentarios que recibieron mis primeras entradas no hicieron sino confirmar esa sospecha. Por poneros solo un ejemplo que creo que habla por sí solo, la gente me escribía para preguntarme si The Body Shop era natural.

Ahora la cosa ha cambiado, ¡y mucho!

Gracias a unas cuantas marcas muy pero que muy chulas que han surgido en nuestro país, a varias tiendas nacionales que han venido a darle una patada a la “estética de herbolario”, y también a la labor de un montón de blogueras que han venido después, la cosmética bío en España empieza a tener la consideración que merece: además de más saludable y más sostenible, al fin se ve como algo agradable, bonito, incluso trendy.

Lo siento como un logro colectivo, y por la parte que me toca me alegro mucho de que hoy haya tantos blogs sobre la cuestión, y aprovecho para felicitaros y agradeceros a las que me estéis leyendo ahora mismo. Muchas de vosotras me habéis dicho en algún momento que he sido vuestro referente, es un súper honor y me siento muy afortunada por ello. GRACIAS.

¿Adonde quiere llegar?, os preguntaréis. Puede que éste sea mi post más desordenado hasta la fecha, pero aunque no lo parezca: sí, sé adonde voy.

Si hay una cosa de la que me he dado cuenta este año es de que este blog, en este formato, ya ha cumplido su función.

He estado reflexionando sobre qué hacer con él, y mi conclusión ha sido que haré lo único que sé hacer: ser yo misma. Y si en este momento miro hacia dentro y siento que escribir sobre cosmética bío ya me “aburre”, pues tendré que buscar otra fórmula con la que me sienta más identificada.

Así que Miss Bío va a seguir existiendo, no hay duda sobre eso, y seguramente el tema principal seguirá siendo la belleza, pero quiero sentirme libre de hablar de más cosas, siempre con un enfoque “verde” pero abriendo un poco el foco. Esto es, en un principio y tal y como me viene a la mente: lifestyle, crianza y yoga, como categorías nuevas, en las que cualquier día pueden aparecer subcategorías o cualquier cosa por el estilo. ¡Necesito sentirme más libre!

Miss Bio Blog cosmetica bio ecologica organica crianza yoga lifestyle niños juego Montessori

Puede que esto no se traduzca en un aumento del número de mis seguidores, pero es que ése nunca ha sido mi objetivo. Si os fijáis, por ejemplo, en todo este tiempo casi no he hecho ningun sorteo. Respeto ese modo de operar, pero no es el mío. No quiero llegar a más gente, no quiero que nadie se suscriba para entrar en una rifa y ganar un producto, que igual ni siquiera necesitan o resulta inadecuado para su tipo de piel. Quiero que la gente que llegue a mí se quede porque el contenido que ofrezco les resulte útil.

En definitiva, biotistas: quiero poder ser como soy, con mis múltiples facetas, del mismo modo que a vosotras y vosotros… ¡Os quiero como sois!

 

Antes de que me lo pidáis os comparto las referencias de los productos que véis en las fotos ;-) (en orden de aparición):

Mordedor Les Jouets Libres en Made in Tribe

Base de maquillaje ILIA en Green For Chic

Labial ILIA en Green For Chic (tono In My Room)

Pinceles Ecotools en iHerb

Collar de lactancia MamiBB (modelo Bali)

Cuarzo rosa (regalo de una bella persona)

Caja de permanencia del objeto (Montessori) de Nature et Découvertes

Monodosis de colonia, gel de baño y leche hidratante para bebés de Carelia

Jabón 20.000 pompas de viaje superlimpio de Olivia Soaps

Cepillo bebé de cerdas naturales y bambú de Bass en iHerb

BELLEZA

Reseña: Hidratantes corporales de Sabta

 

Sabta cosmética natural española hidratantes corporales

Foto: Miss Bio

Ya os hablé de esta marca hace tiempo, muchos la conocéis. Es una pequeña empresa española (yo diría que unipersonal) que fabrica artesanalmente sus productos. No es bío, es natural (y local). Hoy os voy a hablar de dos hidratantes que he estado usando el pasado invierno, y que por sus aromas golosos vuelven a apetecer y mucho…

Sabta cosmética natural española manteca corporal karité cookies

Foto: Miss Bio

Manteca batida Cookies

Presentación / Textura / Olor

Viene en un botecito de plástico blanco, con tapa de rosca. Poco más se puede decir, es sencillo y bastante práctico a la hora de coger el producto (¡siempre con las manos limpias, eso sí!). Aunque en realidad al no contener agua este producto no es propenso a la proliferación bacteriana, con lo que lo que podría ser un problema (la falta de higiene) en realidad no lo es.

La textura es bastante curiosa: se trata de una manteca de karité, con lo que podríamos esperar algo denso, excesivamente duro, pero en este caso han tenido la feliz idea de “aligerarla” con aceite de almendras y batirlas juntas, con lo que se queda en una especie de mousse. Me parece todo un acierto, la verdad.

El olor es delicioso: huele a cookies, tal y como reza la etiqueta. Todo un placer para esta época del año (¡y las otras!)…

Eficacia

En cuanto a eficacia, tampoco me extenderé demasiado en este capítulo: si os gustan los aceites y las mantecas vegetales, os gustará este producto, ya que no es otra cosa que manteca de karité batida con aceite de almendras y perfumada. Es decir que obtenéis los mismos beneficios que con la aplicación de estos aceites (nutrición profunda, prevención anti-estrías…) sin el molesto olor del karité bruto ni el engorro de tener que precalentarlo tanto entre las manos.

Composición

La lista es bien sencilla, simplemente advertiros a quienes busquéis exclusivamente cosmética bio que esta no lo es, al menos no está certificada como tal. Los aromas que contiene, por ejemplo, no se pueden calificar de 100% naturales, aunque el resto de ingredientes sí lo es.

Lista INCI: Manteca de karité, aceite de almendras dulces, vitamina E, fragancia.

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su textura mousse

♥ Su olor a cookies

Me gusta menos:

* Nada

Sabta cosmética natural española hidratante corporal pastelito limón

Foto: Miss Bio

Loción hidratante corporal Pastelito de limón

Presentación / Textura / Olor

Otro que huele sencillamente delicioso! La presentación sigue siendo de lo más sencillo aunque en este caso al tratarse de un producto más fluido, dispone de dosificador.

La textura es la de una loción bastante densa, más “crema” que “leche”. Se absorbe bastante bien, aunque en los primeros instantes crea esa capita blanca que parece que no se va a absorber (igual que las de Sante), después lo hace sin problemas.

El olor, pues ya lo he dicho: una delicia. La mía era de tarta de limón, y realmente parece que estás mezclando la crema de limón con el merengue al aplicarla en la piel. Además, dura bastante.

Eficacia

Es una buena loción corporal, ya os comenté que había compartido la de princesa con Mini Bio (Pink Sugar, que ahora se llama Pink Candy), y como veis he repetido con este producto, cosa que no me ocurre muy a menudo ;-) o sea que podéis fíaros de su capacidad de hidratación.

Composición

Como os decía más arriba, estos productos no son bío pero Isabel es muy transparente respecto a ese tema, y en este INCI vais a poder comprobarlo:

Lista INCI: Agua de rosas, Aceite de almendras dulces BIO, Manteca de karite BIO, Aceite de coco, Jalea real hidrolizada, Fragancia, Proteína de seda, Vitamina E, Conservantes (Euxyl)

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su olor

♥ Su hidratación, para un uso diario

Me gusta menos:

* Poca cosa,  la fórmula sería perfecta si consiguieran eliminar el conservante

Precio

7,50€ la manteca batida, 7€ la loción corporal

Donde Comprar Sabta

En su página web (enlaces directos en los nombres de los productos)