Browsing Tag

cuidado facial

BELLEZA

Mi rutina facial bío – Invierno 2014-2015

rutina facial bio orgánica natural econatural invierno cosmetica certificada

Foto: Miss Bio

Llevo meses siguiendo la misma rutina, con muy pocos cambios, y sobre todo muchas vueltas “a lo seguro” con lo que os puedo asegurar que lo que hoy os enseño, es una rutina en la que no sólo creo sino que la tengo comprobadísima (sobre mí, obvio).

Dado los lustros que llevaba sin publicar, confío en que me creáis cuando os digo, como los niños cuando juegan al escondite, que “tiempo he tenido”… :D

LIMPIEZA

rutina facial bio organica ecologica natural limpieza cosmetica certificada invierno 2014 2015

Foto: Miss Bio

Mañana

Ya es el segundo invierno que paso con mi querida Bûche de Noël de Lush. Y ya es la segunda vez que, cuando llega marzo se me acaba puntualmente coincidiendo con su fecha de caducidad. Y me entra la misma nostalgia…¿Podré vivir sin ella hasta el año que viene? El año pasado la remplacé por Piel de ángel, que está muy bien, pero no sé….ésta tiene algo, un “no-sé-qué” que la hace muy especial para mí.

Noche

Este desmaquillante, que dice ser “la crème de la crème” de las cremas desmaquillantes, es una delicia. Aunque no me atrevería a una afirmación tan ambiciosa, ni siquiera en el universo tan especial que ha elegido la marca para su marketing (está inspirada en el mundo de la magia, de la brujería…), sí he de decir que me resulta muy agradable: cremosa, fácil de masajear, de aclarar, eficaz… Pero sobre todo para mí, más allá de un excelente desmaquillante, “En deux coups de baguette” es una auténtica magdalena de Proust, ya que huele exactamente igual que la cola Cléopâtre de la que os he hablado mil veces, con la que masacraba mis cuadernos de Infantil a base de untar y untar, solo por el placer olfativo… Existe una versión de Rosa, además de esta de almendra, que probé en mini-talla y ya os imagináis que no voy a comprar, y una muselina, en un original color negro, que me arrancó la piel de cuajo la única vez que la utilicé: no la recomiendo.

Ocasional

Ya sabéis que no soy muy fan de la exfoliación, especialmente desde que en Dr Hauschka me recomendaron directamente dejar de hacerlo, pero este producto me llamaba la atención y quise darle una oportunidad. ¡No me arrepiento en absoluto! Se trata del exfoliante de la gama Age Defy+ de Green People, una gama destinada a pieles maduras, que enfoca sus esfuerzos en la regeneración y la luminosidad. En mi caso puedo deciros que me resulta súper suave, no araña en absoluto, huele a cítricos que es una delicia, y lo más importante: los resultados están ahí desde el primer uso. Una piel más lisa, más uniforme, y sobre todo, más luminosa. Es la primera vez que observo estos efectos con una exfoliante (ya sé que debería ser “lo normal”, pero en mi caso lo habitual es que salga con la cara roja a cachos, si se han pasado de “eficacia”, o si es muy suave, con la misma cara que al principio).

HIDRATACIÓN/NUTRICIÓN

rutina facial bio organica ecologica natural tonico hidratante cosmetica natural certificada

Foto: Miss Bio

Mañana

Fotografié el tónico junto con las hidratantes aunque en rigor debería ir con la limpieza, espero que me perdonéis esta licencia… Este invierno he estado usando el Hidrolato de bambú de Aroma-zone, y sinceramente, ¿qué queréis que os diga? Yo es que a los tónicos no les he encontrado nunca la gracia. Los uso porque soy una alumna muy aplicada, pero estoy empezando a dudar de si realmente son necesarios/útiles (soy aplicada pero por suerte conservo algo de espíritu crítico). Salvo con el Tónico especial de Dr Hauschka, con el que sí he de reconocer que noto una diferencia, con los demás es como si me echara agua, y no tengo la sensación de que me estén aportando un auténtico beneficio. Con este me ha pasado lo mismo, aunque al menos, si los efectos positivos no son cuantificables, tampoco observo efectos negativos, y es agradable de usar (siempre que te tomes la molestia de ponerle un pulverizador o trasvasarlo a un frasco que lo tenga).

Como hidratante me cuesta mucho despegarme de la Hidratante piel mixta de MATARRANIA, y este invierno lo he intentado, pero no ha habido manera: siempre vuelvo a ella cuando mi piel “se queja” por algún cambio que le he metido a mi rutina. Y siempre me recibe igual: apacigüando la situación y normalizándola en pocos días…

Aún así, como la información manda y hay que probar las novedades, la he estado alternando con el sérum de la nueva gama piel madura de MATARRANIA. Este sérum, cuyo nombre oficial es Sérum facial regenerador y reafirmante piel madura (toma aire), contiene “una cuidada selección de aceites vegetales de lino, rosa mosqueta, germen de trigo, avellanas y oliva verde, especialmente seleccionadas como los aceites vegetales con más ácidos grasos esenciales y vitaminas, para un profundo efecto reafirmante y atenuador de arrugas. Los aceites esenciales de geranio, palmarosa y jara activan además la regeneración celular para una piel más radiante y joven.” Huele a jara, es algo que tenéis que saber ya que por lo visto no es un olor que le guste a todo el mundo, aunque personalmente no me desagrada en absoluto. Es fuerte, sí, pero me gusta, siento que me activa, que me llena de energía. Evelyn me recomendó usar este sérum una o dos veces por semana, en lugar de la hidratante, ya que mi piel no es (todavía) madura (pero todo se andará…), y aunque en teoría no lo necesite, os diré que ya le he encontrado una utilidad: es increíblemente eficaz (y de forma inmediata) sobre las arruguitas del contorno de ojos. Esas que todos tenemos, las de la risa. Pues no sé cómo lo consigue, pero las alisa, las difumina….diría incluso que las borra al instante! Así que aunque no sea su función primera, si buscáis ese tipo de efecto, ahí lo tenéis. Por lo demás siento que es un producto lleno de beneficios para la piel y que aporta un gran plus de salud a mi neceser, así que encanta tenerlo a mano para usarlo de cuando en cuando…

hidratacion nutiricion facial bio ecologica certificada cosmetica natural MATARRANIA

Foto: Miss Bio

Mañana y noche

Y para terminar, ya que os estoy hablando de esta gama, deciros que hace unos días remplacé el hidrolato de bambú por el Tónico regenerador piel madura, y de nuevo, le he encontrado una utilidad a un tónico, en este caso en la sensación inmediata tras la aplicación. Al final va a resultar que soy fan de los tónicos y todo ;-) Explico: como sabéis, sigo el protocolo Dr Hauschka, que implica un cuidado nocturno libre de grasas. Pero últimamente, mi piel se estaba sintiendo “acartonada” tras la limpieza, y el hidrolato de bambú no me ayudaba mucho con eso, así que empecé a usar el de MATARRANIA, que tiene una pequeña proporción de aceites en su composición (rosa mosqueta y oliva verde), y… ¡mano de santo, oiga!

Siento que he encontrado un término medio entre la rutina libre de grasas y la aplicación de una crema de noche, en la que sigo dejando la piel libre para su autolimpieza, pero sin tampoco sentirla excesivamente incómoda. ¿Qué opináis? ¿Estoy siendo una hereje? ¿Deberían meterme en la cárcel de las biotistas conversas y torturarme cada noche bajo capas de crema Nivea de la del bote azul? ¿Me perdonáis la vida? ¿Vosotras hacéis adaptaciones de este tipo? ¡Confesad, impuras! ¡Me sentiré menos sola!

BELLEZA

Reseña – Serum iluminador Apostle de Antipodes

Serum Apostel de Antipodes, serum iluminador, antimachas, corrector de tono, cosméticas bio, orgánica, ecológica, piel sensible

Foto: Miss Bio

Serum iluminador y corrector de tono Apostle de Antipodes

Presentación / Textura / Olor

Los packagings y en general el concepto de esta marca neo-zelandesa me tienen enamorada, así que no voy a esconderos que me encanta esta estética de boticario actualizada, y además el frasco es súper práctico e higiénico. El único “pero” es que cuando llegamos al final, cuesta un pelín sacar el producto con la pipeta y hay q sacarlo directamente por la abertura del frasco pero vamos, hay problemas mayores en la vida. El frasquito de vidrio tintado protege el producto de la luz, y la pipeta hace que no lo contaminemos al usarlo así que solo puedo aplaudir. Ah, y el dorado no se ha ido desgastando, está intacto al final del tiempo de vida del producto, a diferencia de lo que ocurre con otro sérum que os he enseñado por aquí

Serum iluminador Apostle de Antipodes, opinión, funciona, españa, cosmética ecológica, orgánica, bio, piel sensible

Foto: Miss Bio

La textura es la de un gel bastante fluido, de color rojizo. Se dosifica muy bien con la pipeta y se absorbe en un plis, casi demasiado porque huele tan bien que me habría gustado que tardase más en hacerlo…

Serum Apostle de Antipodes, serum ecológico, orgánico, bio, iluminador, corrector de tono, piel sensible

Foto: Miss Bio

Porque sí, el olor es divino: huele ni más ni menos que a fresa. Pero a fresa, fresa, no a fresa de yogur Danone. Es una maravilla y os aseguro que no os vais a olvidar del serum un solo día, palabrita. Yo que soy bastante perezosa con todo lo que supone para mí “una etapa innecesaria”, con este producto he sido la disciplina personificada.

Eficacia

En el envase de cartón hay una etiqueta clamando que está científicamente demostrado que el efecto iluminador es visible a los 5 días de uso. Y debo decir que en mi caso, ha sido así. El efecto iluminador ha sido bastante evidente, a lo largo de todo el tiempo de uso del producto (olvidaos de que dure después, eso sí), y lo que más me importaba: el efecto “corrector de tono”, también.

Os explico: yo compré este sérum fundamentalmente para ver si tenía alguna influencia en mis rojeces. Tengo la piel bastante sensible, no es que tenga rojeces tipo rosácea, por zonas, sino que tengo microquistes que al estar en contacto con la superficie de la piel (desde “abajo”, no sé si me explico), presionan los capilares y provocan un enrojecimiento localizado. Y curiosamente, este sérum sí ha mostrado su eficacia con esta cuestión, también porque supongo que algunas marcas eran cicatrices de acné. El caso es que mi rostro en general ha ido adquiriendo un tono más unificado según pasaban los días, ante mi mirada atónita (esto es verídico, ya sabéis que si un producto no me resulta convincente, os lo cuento. En este caso además he pagado 50€ por él, y os aseguro que si no me hubiese gustado estaría echando pestes por no haber amortizado la inversión).

Es super ligero, como os decía, se absorbe enseguida, y se puede usar solo o debajo de la hidratante o el aceite facial. En mi caso lo he usado debajo de mi bálsamo para pieles mixtas de MATARRANIA, y tan ricamente. Otra cosa que me he fijado es que al ser a base de agua (y no cualquier agua, el agua de Waiwera, que según nos cuentan los de Antipodes ha sido elegida la mejor del mundo en 2008) y aloe vera, no contiene aceites, así que también es adecuado si seguís el protocolo nocturno libre de aceites de Dr Hauschka. Yo me lo he aplicado algunas noches, cuando me entraba el ansia viva al verlo y quería llevarme ese olor a la cama.

Composición

Serum Apostle de Antipodes, iluminador, corrector de tono, unificador, cosmética orgánica, bio, ecológica, INCI, composición, ingredientes

Foto: Miss Bio

Como os decía, este sérum se compone de agua de Waiwera, aloe vera, y un montón de extractos vegetales, sobre todo de frutas (uva, kiwi, frambuesa…), combinados en activos registrados por Antipodes, y hongo Reishi para la regeneración celular. Una maravilla de innovación, sin perder el 100% natural y el certificado orgánico. De hecho son orgánicos el 74% de sus ingredientes.

Esto es lo que nos dicen sobre su fórmula (aparte de lo del agua): La Vinanza Performance Plus® tiene efecto antioxidante y reduce el enrojecimiento y la producción de melanina, que puede producir manchas en la piel. Las enzimas del kiwi y del calmante Oxifend® de uva tinta, tiene un efecto peeling que devuelve el brillo a la piel, mientras que los helechos mamaku y el hongo Reishi promueven la regeneración celular y le dan frescura y belleza.

Lista INCI: aqua, aloe barbadensis (aloe vera) juice, cyathea medullaris (mamaku) extract, gluconolactone, sodium benzoate, sclerotium gum, vitis viniferia (grapeseed) extract, xantham gum, vitis vinifera (grapeseed) extract & actinesis chenensis (kiwifruit) skins, actinesis chenensis (kiwifruit) skins, rubus idaeus (raspberry) seed extract, gandoderma lucidum (reishi) mushroom extract, essential oil fragrances of apple and cardamon: benzyl benzoate†, cinnamyl alcohol†, citral†, citronellol†, dlimonene†, eugenol†, farnesol†, geraniol†, linanool† – Component of essential oils

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su packaging y concepto global (los nombres son geniales por ejemplo)- En su web podéis disfrutar de su universo…

♥ Su eficacia

♥ Su olor

Me gusta menos:

* Su precio, pero sinceramente los volvería a pagar (aunque antes voy a invertir en otros productos de la marca, me ha conquistado – y obviamente solo se pueden comprar de uno en uno)

Donde comprar Antipodes

Yo lo compré por primera vez en Ecco-verde, y no creo que se pueda encontrar en más sitios, en España (pero si sabéis de alguno, ¡decídmelo en comentarios, por favor, y actualizo!).

EDITO mayo 2017: Acabo de reponerlo en Lovelula.

BELLEZA

Mi rutina facial bio – Otoño-Invierno 2013/2014

Rutina facial bio, organica, ecologica, natural, Dr Hauschka, lush, Matarrania, neobio, Green People

Foto: Miss Bio

Como las colecciones de moda, sí, así he decidido nombrar mis rutinas faciales para que las ubiquéis en el tiempo ;-)

Hablo poco de mi rutina facial por aquí, ya sabéis por qué: he encontrado una que me conviene perfectamente. Y otra que tampoco está nada mal ;-)

Pero no es una razón para dejar de probar cosas nuevas.

Primero porque yo por mis biotistas MA-TO (incluso me destrozo el cutis si hace falta).

Luego porque una no puede resistirse ante ciertas tentaciones que le ponen delante de los ojos, llámense MATARRANIA o llámense Admirabox ;)

Así que la primera rutina que os voy a enseñar (sí, hay dos, no escribo a menudo pero cuando lo hago, cunde) es la que estuve llevando de septiembre a enero, más o menos.

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica, Dr Hauschka, Matarrania

Foto: Miss Bio

Paso 1

No lo cambié. Seguí fiel a mi Leche limpiadora adorada y a mi Crema facial limpiadora, ambas de Dr Hauschka.

Paso 2

Tampoco lo cambié. Mi Tónico facial especial es un básico para mí.

Paso 3

Esto fue lo único que cambié en ese periodo: como tercer paso estuve utilizando la Hidratante facial Piel Sensible de MATARRANIA.

Desde septiembre hasta enero ininterrumpidamente. El mismo botecito. Esto es lo primero que os quiero decir. (Por si alguien no lo ha pillado: CUNDE una barbaridad).

Lo segundo es que es una delicia de hidratante: la textura bálsamo es algo a lo que una se acostumbra enseguida, al principio tenía reticencias pero afortunadamente las superé. Es muy, muy agradable de aplicar, se absorbe mucho más rápido de lo que cabría esperar, y no deja brillos (siempre que se aplique en la cantidad adecuada, que es muy, muy poquita). Mi piel ha reaccionado súper bien ante este cambio, la he visto igual de “limpia” (quiero decir que no se me ha puesto grasa ni me han salido granos) pero mucho más “jugosa”, más radiante. Un 10 para esta hidratante, no he podido parar hasta que la he terminado, ¡y como podéis ver he rascado bien el fondo!

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica Matarrania, Hidratante

Foto: Miss Bio

 

La segunda rutina que os quiero enseñar es la que llevo siguiendo desde mediados de enero más o menos. Llegaron a mi cuarto de baño muchos productos faciales a la vez, y ¡tenía que probarlos! Así que esto fue lo que cambió:

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica Dr Hauschka, Green People, Lush, Neobio

Foto: Miss Bio

Paso 1

Por la mañana, en lugar de la Crema limpiadora de Dr Hauschka, empecé a usar esta otra de Lush de la que soy fan incondicional. ¿Por qué  solo la venden en Navidad, eh? ¿POR QUÉ? (Señores de Lush, si me leéis…Gloria, esto va por ti :D). La tengo caducada desde el 13 de febrero pero no pienso parar hasta haber exprimido la última migaja (o hasta que se me caiga la cara, depende).

Paso 2

Aquí viene otro cambio (sí, lo sé, siempre digo que procuro hacer los cambios de uno en uno, pero en este caso se me fue un poco la pinza): como tónico he estado usando Agua de limón de Aroma-zone. Tenía que reponer aceites esenciales y aproveché para comprar unos cuantos hidrolatos. Al recibirlos no me he podido resistir a incorporar este a mi rutina, a ver qué tal. Y creo que bien, el olor es súper agradable (si te gusta el limón, obviamente), y creo que a mi piel también le gusta. Me encanta la sensación de saber exactamente qué estoy poniendo en la piel. Agua de limón. Punto.

Paso 3

Aquí también ha habido cambio (¡esta mujer se ha vuelto loca!), y es que me había llegado la Crema hidratante 24 horas de Neobio en la primera Admirabox y la tenía a la pobre haciendo cola. Mi opinión sobre este producto es mitigada. Os cuento por qué, ya que como casi siempre, es una cuestión de gustos, y lo que no me convence de esta crema seguramente a muchas os encante.

Lo primero de todo: es una crema. Y yo, tras 5 largos meses de romance con el bálsamo de MATARRANIA, ya me había acostumbrado a esa textura y no sé si quiero volver atrás (¿veis como era algo personal? Creo que debo ser la única que diga que la “pega” de una crema es que sea una crema).

Su textura es bastante densa, aunque luego se absorbe bastante rápido y deja un acabado muy mate. Por lo que es perfecta para quien tenga algo de brillos y busque un acabado así. En cuanto a sus efectos a medio plazo, diría que es una crema hidratante, sin grandes pretensiones pero que cumple su función. Y por un precio muy razonable (menos de 7€).

Ay, y paso 4

¡Casi se me olvida hablaros de mi contorno de ojos! Yo no uso contorno habitualmente, no lo necesito especialmente y en Dr Hauschka siempre te dicen que sus cremas cubren también esa función (aunque tienen contornos, pero son para cuadros específicos). Éste sin embargo me llegó en la Admirabox de enero, y lo vi tan sencillo y práctico en su formato tubito que decidí probarlo. Me está gustando, precisamente porque es sencillo: no es excesivamente nutritivo, sino que es un gel fresquito que se absorbe en cero coma y tensa ligeramente la piel. Creo que está muy bien para personas que, como yo, no tienen necesidades especiales en esta zona, o que requieran ese efecto reafirmante pero no tanto el antiarrugas. Me he explicado fatal, pero sois unos genios y lo habéis entendió, ¿a que sí?

AHORA os tengo que contar una cosa, no muy agradable, que me pasó a lo largo de estos cambios de rutina intempestivos, que ya os comenté por encima en un post reciente. Almas sensibles, dejad de leer aquí, ahora mismo, e iros directamente al último párrafo. Por favor. Allá voy (os estoy dando tiempo, ¿eh?): me salió un grano subcutáneo en todo el pómulo. Pero grande, grande. De esos que nunca legan a “salir” pero que no hay manera de ocultar ya que lo que tienen no es color, sino volumen. Un infierno. Como cambié tantas cosas de mi rutina simultáneamente, no puedo decir a ciencia cierta a qué se debió, pero sospecho que ha podido ser o bien porque mi piel tenía que “reequilibrarse” para adaptarse al cambio y en ese punto le costó un poquito, o bien por factores ajenos a la rutina facial (emocionales, alimentarios, o lo que sea). Pero os lo tenía que contar (pobres, lo que tenéis que aguantar). Bien, para acabar con el susodicho estuve en varias ocasiones a punto de correr a una farmacia a comprarme un Triacneal de Avène o alguna “cochinada” de esas (¡no se movió de ahí durante casi una semana!), pero al final lo que me salvó fue:

Aceite esencial de tea tree, árbol de té, cosmética, granitos

Foto: Miss Bio

A buen entendedor…

Para concluir este larguísimo (y desagradable) post, os adelanto que ahora voy a volver a cambiar mi rutina: estoy esperando la Hidratante piel mixta de MATARRANIA, así como el Tónico suave de rosas. ¿Pero sabéis qué? Voy a empezar cambiando la hidratante, y solo cuando se me acabe el agua de limón, meteré la de rosas. Una, con los años y las experiencias traumáticas, se vuelve cada día más razonable…

BELLEZA

Reseña: Serum protector de Absolute ORGANIC

20130707-082321.jpg

Serum protector de Absolute ORGANIC

Presentación / Textura / Olor

Bueno no hace falta que os diga que el packaging de este producto me horroriza, ya sabéis que tengo el morro muy fino en cuanto a imagen de marca y este producto es el anti-glamour encarnado. Pero a su favor he de decir que es muy higiénico (vidrio pulido, cierre hermético) y que el dosificador está perfectamente calibrado: nos proporciona la cantidad exacta para cara y cuello.

La textura de este serum es la de un gel, aunque como podéis ver en la foto de arriba no es transparente (tiene un tono blanquecino pero no del todo opaco). Esto se debe a la presencia de aloe vera en cantidad importante, y al mismo componente podemos atribuir el ligero efecto tensor y la rápida penetración del producto.

En cuanto al olor, tengo una opinión mitigada. La primera sensación es buena, su aroma es cítrico con un toque dulzón que no me disgusta, pero al cabo de unos segundos percibo un reolor (¿qué pasa? ¿se puede decir regusto, pero no reolor? ¿No? Bueno, pues ya lo he dicho) un tanto extraño. Quizás otro punto a revisar desde Absolute ORGANIC (junto con el packaging) si quieren poder competir con marcas más conocidas o innovadoras.

Eficacia

Porque en cuanto a producto como tal, este serum tiene grandes virtudes. Como decía se absorbe rapidísimo, tiene un efecto tensor inmediato, y a corto y medio plazo por lo menos podemos decir que hidrata muy bien la piel (combinado con una crema de día, claro está. Es un serum.)

En realidad esto que os estoy contando no lo he experimentado yo, estoy haciendo un poco de trampa. Soy súper perezosa en cuanto a tratamiento facial, y como ya os he comentado por aquí estoy tratando de alcanzar la rutina más minimalista de la historia (después de la de las monjas de clausura, que por cierto menuda piel más estupenda que tienen lavándola solo con jabón). Total, que tras unos días usando el serum ya me cansé de este paso extra en mi rutina, y le regalé el susodicho a una amiga poti-adicta, que sabía que me iba a hacer un informe detallado del asunto. Y así ha sido. ¡Gracias, tú, que me estás leyendo! Tenemos que encontrarte un mote bloguero, ¿lo recuerdas? ¡Ayudadnos, biotistas! ¡Que vosotros ya tenéis el vuestro!

Volviendo al tema: mi amiga tiene la piel más seca que la mía, y está encantada con el serum. Además, por su textura, se lo ha estado aplicando también en el cuello, cosa que hasta ahora le daba como asquete, ¿no os pasa con las cremas? Después del serum, se aplica una BB-cream o una crema de día de Melvita, según le dé, y con ambos empasta perfectamente (a mí algunos días me salió pelusilla, pero creo que es porque realmente no necesitaba el serum y no se me terminaba de absorber).

No os vamos a decir nada sobre efectos a largo plazo respecto al envejecimiento cutáneo, creo que cualquiera que opine sobre este punto o está mintiendo o ha tenido un encuentro con Doc Brown, una de dos.

Serum anti-edad eficaz a largo plazo, cosmética ecológica, orgánica, bío

Fotograma: Regreso al futuro

Composición

En este serum un 99.20% del total de los ingredientes es de origen natural, y el 88.27% del total de los ingredientes proviene de la agricultura orgánica. Dos porcentajes muy elevados, que se pueden conseguir en parte porque en lugar de agua, el ingrediente principal es aloe vera certificado orgánico. El sello que lo avala es Ecocert Greenlife.

Como ingrediente a resaltar, esta línea contiene aceite de Inca Inchi, un fruto cuyo contenido en Omega 3, 6 y 9 es el más alto de todo el reino vegetal, según la marca. En el INCI lo encontraréis como “Plukenetia Volubilis Seed Oil”.

Lista INCI:

Aloe Barbadensis Leaf Juice*, Glycerin, Propanediol, Acacia Senegal Gum (and) Xanthan Gum, Dipalmitoyl Hydroxyproline, Plukenetia Volubilis Seed Oil*, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil*, Olea Eurapaea (Olive) Fruit Oil*, Tocopheryl Acetate, Sodium Hyaluronate, Bisabolol, Isoamyl Laurate, Isoamyl Cocoate, Cetearyl Wheat Straw Glycosides , Cetearyl Alcohol, Glyceryl Caprylate, Glyceryl Stearate SE, Squalane, Parfum (Fragrance), Dehydroacetic Acid, Benzyl Alcohol, Citric Acid, Benzoic Acid. Puede contener: Citronellol, Geraniol, Limonene, Linalool

* Ingredientes procedentes de agricultura orgánica

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su textura ligera y de rápida absorción

♥ Su efecto hidratante a corto y medio plazo

♥ Su packaging (en cuanto a higiene y dosificación)

Me gusta menos:

* Su packaging (en cuanto a estética)

* Su olor, en un segundo tiempo

Precio

27,60 € los 50 ml

Donde Comprar Absolute Organics

En la tienda online de Herbals Nature, distribuidor oficial de la marca en España, o en cualquiera de sus puntos de venta.

Nota: Este producto me fue enviado por la distribuidora de la marca.

¿Usáis serums, o sois como yo de perezosas?

¿Se os ocurre un mote bloguero para mi amiga poti-tester? ¡Ayudadnos, que vais a oír hablar de ella más de una vez!

BELLEZA

Reseña: Leche Limpiadora de GamARde

Leche limpiadora desmaquillante Gamarde, cosmética ecológica certificada, piel sensible

Foto: Miss Bio

Leche limpiadora suave de GamARde

Presentación / Textura / Olor

La leche viene en un tubo gigante de 200 gramos, de plástico blando, con tapón dosificador. No es muy travel-friendly por el tamaño, pero la otra cara es que cunde muchísimo.

Es una leche bastante espesa, casi una crema. Muy agradable de uso, y muy apta para masajear la piel un rato mientras actúa.

Leche limpiadora suave de GamARde, pieles sensible y reactivas, cosmética bio, cosmética orgánica, cosmética certificada, textura

Foto: Miss Bio

¿Veis como queda el poquito? Es muy densa. Por cierto, disculpad las fotos tan dispares pero la primera la hice antes del verano, y a esta no he querido meterle filtro para que vierais bien la textura y el color.

Cuando la olí por primera vez, me trajo un recuerdo muy lejano, que tardé mucho tiempo en identificar. No conseguí relacionarlo hasta que descubrí que GamARde es la línea low-cost del laboratorio que fabrica Phyt´s. Hace muchos años tuve una limpiadora Phyt´s, y olía exactamente igual. Si conocéis esta marca, sabréis a qué olor me refiero. Es un olor muy potente a plantas, bastante agradable, pero fuerte. A mí no me desagrada pero si no os gustan los olores fuertes os echará para atrás. Ellos listan como aceites esenciales la Palmarosa (una flor tropical con un olor parecido a la rosa) y la Naranja dulce, pero no sabría deciros a ciencia exacta si es lo que huelo.

Eficacia

Cumple perfectamente su función. La he probado porque estoy buscando un sustituto más económico para la Leche limpiadora Dr Hauschka, y sinceramente creo que lo he encontrado.

Quiero decir, que así a medio plazo (la he probado por un tiempo superior a un mes antes de comentaros nada, como creo correcto para evaluar un producto de cuidado facial) no he notado diferencias en mi piel, y me resulta igual de agradable de utilizar. Es menos fluida que la de Dr Hauschka, que es casi líquida, ahí ya entran los gustos de cada una, pero por lo demás las veo comparables. Quizás por decir algo, esta es ligeramente menos eficaz para desmaquillar los ojos: hay que insistir un poco más en esa zona.

Está indicada para pieles sensibles y reactivas, y creo que efectivamente es adecuada ya que no provoca ningún tipo de reacción tras su uso. Se siente que hace su trabajo con mucho respeto por la piel (puede que lo de le cueste un pelín retirar el maquillaje de ojos venga de ahí, pero vamos ya os digo que es un defecto ligero: insistiendo un poco lo retira perfectamente).

Composición

Esta leche se compone de ingredientes 100% de origen natural, de los cuales el 31% son bio (el 98% de los componentes vegetales).

El agua utilizada como ingrediente principal es agua termal de Gamarde, un agua minero-medicinal que da nombre a la marca (como puede ser Avène o La Roche Posay, pero combinada con ingredientes naturales en este caso).

Lista INCI: Gamarde aqua (Gamarde water), Elaeis guineensis (Palm) oil*, Corylus avellana (Hazel) seed oil*, cetearyl alcohol (and) coco-glucoside, parfum (fragrance), Argania spinosa (Argan) kernel oil*, Glycerin (vegetal), cetearyl glucoside, Cera alba* (Beeswax), glyceryl caprylate, Cymbopogon martini (Palmarosa) oil*, Citrus aurantium dulcis (Orange) peel oil*, xanthan gum, citric acid et ingrédients naturellement présents dans les huiles essentielles : benzyl benzoate, citral, citronellol, coumarin, farnesol, geraniol, limonene, linalool.

* Procedentes de la agricultura biológica.

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su gran tamaño en relación con el precio

♥ Su eficacia, no es excepcional pero sí satisfactoria

♥ La sensación de frescor que deja después del aclarado

Me gusta menos:

*  Puede dejar la vista ligeramente nublada durante unos minutos tras el uso

* Caduca a los 3 meses. ¡Con lo grande que es el tubo, no creo que la termine a tiempo!

Precio

16€ los  200 gramos

Donde Comprar Gamarde

Yo la compré en DazaNatura pero ya está agotada.

También la tienen en AdoniaNaturProductosBio, Cosnatura, Naturalsensia, …

BELLEZA

Mi rutina facial post-verano – 100% bio of course

Hablemos de cuidado facial. Cuidado facial bio, por supuesto.

Rutina facial 100% Bio, ecológica, orgánica, certificada, post-verano, productos Dr Hauschka y MATARRANIA

Foto: Miss Bio

Los que me seguís desde hace tiempo sabeis que no soy muy aventurera en este terreno.

He tardado media vida en encontrar la rutina que me funciona, así que no la cambio.

En todo caso de vez en cuando cambio un producto, solo uno, no vaya a ser que se descalabre el edificio.

Lo hago solo para poder hablaros de él, y os lo restriego para que veáis lo sacrificada y abnegada que es una ;-)

En este caso he tirado la casa por la ventana y he cambiado 2 productos casi simultáneamente.

mañana

Sigo los 3 pasos Dr Hauschka, pero he remplazado sus cremas (que suelo ir alternando) por la Hidratante Nutritiva piel sensible de MATARRANIA.

Después del verano en Dr Hauschka suelen recomendar la Crema de Rosas, que al fin y al cabo también es para piel sensible, regeneradora… todas esas cosas que necesitamos para volver a poner la piel en modo “invierno”.

Y como esta hidratante acaba de salir, y se me terminaba la de Melisa (más adecuada para el verano en mi caso), me pareció una evidencia.

noche

He simplificado aún más mi ritual. Teniendo en cuenta que soy adepta del “cuidado nocturno libre de aceites” de Dr Hauschka, no parecía tarea fácil.

“Simplificar una rutina de 2 pasos”, eso no te lo enseñan en la escuela.

¡Pues lo he conseguido! ¿¿¿Cómo???, os preguntáis todas en coro (sí, sí, os lo preguntáis). Pues con este producto:

Limpiadora desmaquillante MATARRANIA, 100% BIO, ecológica, orgánica, certificada por la Soil Association, aceite de oliva, bifásica

Foto: Miss Bio

Antes limpiaba con la Leche limpiadora y después aplicaba el Tónico. Ahora simplemente paso un algodón con esta Limpiadora, los dientes, ¡y a la cama!

Para una incansable buscadora de simplicidad como yo, es el producto soñado.

¿Y bien? ¿Qué os parece mi cambio de rutina? ¿Radical? ¿Razonable? ¿Incomprensible?

¡Hablad sin miedo, que no muerdo! (bueno, porque se interpone la pantalla, que si no…)

Nota: Este post contiene 2 productos enviados por MATARRANIA. Como sabéis, colaboro con esta marca, pero mi opinión es totalmente libre y no tengo ningún compromiso con ella en este blog. Si os hablo de estos productos, es porque los uso y me funcionan.