Browsing Tag

Korres

BELLEZA

Mi neceser bío para las vacaciones de Semana Santa

cosmética bio neceser

Foto: Miss Bio

Pues nada, ¡que ya estamos en Semana Santa!

Parece que fue ayer cuando Mister Bio comentaba mi post sobre el neceser de las Navidades diciendo «Ahora, a empezar a pensar en el de Semana Santa».

Y no, no fue ayer.

Así que ya toca enseñaros, como ya es tradición en este blog, el contenido de mi neceser de viaje. Bueno, de miS neceserES, como también viene siendo tradición ;-)

Esta vez llevo muy poquito, porque voy a pasar bastante tiempo en tierras galas, y así tengo una excusa para comprar allí ;-)

CARA

Neceser vacaciones semana santa, cosmética bio, ecológica, natural, orgánica, cuidado facial

Foto: Miss Bio

Para la cara, me llevo los básicos de mi rutina facial actual en tamaño mini. Ya sabéis que no me gusta cambiar de rutina cuando viajo, aunque en este caso he hecho dos excepciones:

En la última Admirabox me llegaron esta leche limpiadora y esta crema de Green People en tamaño viaje, y las había guardado para la ocasión.

Así que procuro no cambiar lo demás: me llevo una muestra de mi Hidratante piel mixta de MATARRANIA que es la que estoy usando ahora, por si la de Green People no me va, o quiero volver a ella por la razón que sea. Y alguna muestra de hidratante con protección solar y de mi protector solar favorito de Green People.

Pero la base es la misma: mi limpiadora Piel de Ángel de Lush (si me da tiempo voy a buscarle una cajita más pequeña), mi tónico de rosas de MATARRANIA (lo he pasado a la mini-talla de Dr Hauschka, que trae menos cantidad y además tiene pulverizador):

MATARRANIA tónico de rosas en envase loción Dr Hauschka

Foto: Miss Bio

También me llevo la muselina de Pai, que me encanta para aclarar la leche limpiadora, y mis dos bálsamos labiales siameses, los de Hurraw! (día y noche): llevo días sin separarme de ellos, así que impensable dejarlos en casa.

CUERPO Y PELO

Neceser vacaciones cosmética bio, orgánica, ecológica, natural para pelo y cuerpo

Foto: Miss Bio

Aquí sí que me llevo lo justito: un mini-champú de keims, también de beautybox, en este caso la Birchbox, y la mini-talla de Korres con un gel de ducha de los que estoy usando ahora.

Sé que nada más llegar a tierras francesas acabaré con los stocks de So´Bio Etic del primer supermercado que encuentre, así que no quiero cargar de más.

Mi piedra de alumbre, el serum capilar de MATARRANIA, y alguna muestra de John Masters Organics «por si las moscas» (casi seguro que vuelven, este aspecto es el que tengo que optimizar)…

MAQUILLAJE

neceser maquillaje bio, orgánico, natural

Foto: Miss Bio

Y no, no estáis soñando: ¡esta vez os enseño también el maquillaje!

Mi contador bio ya ganado un montón de puntos en esta categoría últimamente, así que estoy muy orgullosa d poder enseñaros lo que me llevo de viaje.

Bb-cream de So´bio etic, un mini-bote de mi base de Lily Lolo, lápices de ojos Benecos (negro) y Bo-ho (marrón), máscara de pestañas de UNE, el nuevo rojo de UNE también, y mis muestrecillas de rms beauty.

Con eso se puede hacer de todo. O casi.

Porque sí, me llevo algo más. Algo que no debería enseñar aquí pero no me voy a poder resistir. es tan versátil y pequeña que no he podido evitarlo. Me llevo mi paleta de Nars:

Paleta And god created the woman de Nars

Foto: Miss Bio

Con esto sí que sí, mi neceser está completo. Por favor, no me lapidéis ;-)

¿Y vosotras, cómo lleváis el tema de preparar la maleta? ¿Y el de los donuts cosméticos?

BELLEZA

Neceser bío para vacaciones de invierno

Lo prometido es deuda, y como sé que estos posts os gustan tanto como a mí, aquí os muestro lo que me llevé para unos 10 días de vacaciones en el Norte.

Por si lo queréis utilizar de referencia: fue suficiente, salvo por el detalle de que no llevé leche corporal y la eché en falta (aunque fue una excusa estupenda para comprarme una allí, de una marca que me cuesta encontrar aquí, además)…

Avisadas estáis. Hablo en femenino porque entiendo que en este caso, las necesidades de un biotista de sexo masculino son bastante diferentes. A veces todavía me sobrecoge ver como Mister Bio puede sobrevivir con una piedra de alumbre y un cepillo de dientes.

Bien, pues como veréis, no me llevé un neceser, sino 3, como viene siendo habitual en mí. Pero muy, muy minis, ¿eh? Que nadie se lleve las manos a la cabeza (todavía)…

El primero que llené fue el de «Cuerpo y pelo»:

Neceser viaje, una semana, productos capilares, cosmética bío

Foto: Miss Bio

Como veis me llevé la laca que venía en la Birchbox: eran fiestas y pensé que igual me animaba a hacerme algún recogido, pero nada de nada, ni siquiera la saqué del neceser.

Las minitallas de Rahua las había comprado especialmente para esto, y puedo asegurados que cumplieron perfectamente su función: no usé el acondicionador (ya sabéis que soy muy perezosa en mis rutinas, y más en vacaciones), pero el champú me llegó justo para los 10 días, lavándome el pelo a diario. Así que tomad nota:

60 ml de Rahua = perfección para viajar.

Y más con el neceser del kit, que es diminuto, ligero, mantiene los frascos de pie y tiene cremallera (por si os he creado ansia viva, lo encontré aquí).

La minitalla de Korres también venía en la Birchbox, y también tiene el formato perfecto para viajar, aunque he de decir que no es mi aroma favorito, y eso fue una pena (soy fan del de vainilla y canela, y más en invierno). Pero lo guardaré para futuros viajes, rellenándolo con el gel de ducha que elija entonces.

Y ya está. Llevaba un par de muestras de John Masters Organics y de gel de ducha de Sephora que no usé (era solo por si acaso, pero prefiero guardarlas para fines de semana).

Puedo deciros que con esto es perfectamente suficiente para unos 10 días, lo único que cambiaría para dejarlo redondo es la laca por una loción corporal en ese mismo formato, y será el neceser perfecto (poco a poco nos vamos acercando…)

Después hice el de «Cara y manos»:

Neceser de viaje para una semana, cosmética bío, orgánica, ecológica

Foto: Miss Bio

Pocas sorpresas, me llevé mis básicos Dr Hauschka en formato viaje. Cada vez que innovo en el cuidado facial estando de vacaciones es un desastre, así que preferí ser segurola.

Las veces que lo he hecho ha sido porque tenía muestras que probar, y en casa las dejaba siempre de lado.

Pero cuando viajamos ya cambian muchos factores (el clima, el agua…) así que por mi experiencia pienso que no deberíamos cambiar más cosas.

Total, que para que os hagáis una idea: con la mini-talla de 10 ml de Crema limpiadora me llegó, la de Leche limpiadora era de 30 ml pero no la llené (conté los «pumps», a razón de 2 al día), y la Crema de melisa de 10 ml también me llegó (no sé por qué no está en la foto), aunque estuve usando la de Mona & Leo para todo tipo de piel un par de días o 3. Sí, lo sé, es contradictorio con lo que he dicho antes, pero me las había llevado por si la de melisa se me quedaba corta y fue una buena idea: la de Mona & Leo es súper untuosa, y me vino bien los días de más frío.

No usé la Mascarilla (como siempre) ni el Aceite facial. Pero tampoco es que ocuparan mucho, los volvería a llevar. Tampoco la crema de manos de Weleda. Aquí también iba mi piedra de alumbre (se ve un poco abajo del todo), y la desmaquilladora de Ecologic Cosmetics que venía en la Birchbox, para probarla (aunque llevaba mi leche Dr Hauschka, que retira muy bien el maquillaje de ojos).

Como veis, solo con este viaje mi Birchbox ya ha quedado amortizada, ¡usé hasta la bolsita en la que venían los productos como neceser! Es súper práctico, porque cuando está cerrado no se escapa nada, pero al abrirlo lo podemos dejar en una superficie plana y todos los productos quedan a la vista y al alcance.

No hice fotos del 3er neceser: el de maquillaje. Era igual de minimalista, pero no tan bío ;-) Bueno, llevé un botecillo de mi base de Lily Lolo, colorete UNE, máscara de pestañas UNE, y el resto… de marcas «prohibidas» ;-)

¡Pero estoy trabajando en que mi neceser de maquillaje sea cada vez más bío, de hecho aproveché la escapada para comprar más cosillas de UNE y también tengo algún tesoro más que enseñaros en los próximos días (o semanas)… ¡Permaneced atentas!

Bueno, y vosotras, ¿qué os lleváis de viaje?

¿Tenéis alguna lista infalible ya, o seguís en fase de ensayo-error como yo?

A mí es un tema que me llega a obsesionar.

¡Sueño con el día en que me llevaré TODO lo que necesite y SOLO lo que necesite, y todos los envases vuelvan VACÍOS!

Sí, lo sé, estoy para encerrar… Pero hasta que me pillen, seguiré compartiendo mi locura con vosotras y vosotros…

BELLEZA

Cuidado Capilar: ¡necesito ayuda!

Ya os lo comenté, es una de mis mayores batallas: no encuentro la rutina capilar que me convenga. No hay manera.

Mi Contador Bio arrastra esta categoría como un lastre sin solución.

Aunque hace tiempo que sólo uso champús naturales, o por lo menos sin siliconas, ninguno me ha gustado como para hacerle un hueco definitivo en mi cuarto de baño. Es más, creo que todavía no he repetido con ninguno.

Así, que recuerde, (algunos ni siquiera han dejado huella en mi memoria, pobres), los he probado de Urtekram, Logona, Apivita, Korres, Aveda…

Y estos son los que tengo todavía pululando por el cuarto de baño, sin terminar siquiera:

Foto: Miss Bio
Estos no son para mí

I&M  Champú Volumen

Para que veáis que no es falta de echarle ganas y rebuscar, éste me lo compré en una web alemana. Jugándomela porque no entiendo ni papa. Ahora que lo pienso… quizás ese haya sido el problema ;-)

¿Lo que opino de él? Esta marca se ha currado mucho el diseño de packaging, muy «Korres-inspired», pero el producto en sí no me ha convencido.
Pastoso, difícil de extender, de aclarar, y lo peor de todo: no lava. Al menos esa es la sensación que me deja, de pelo apelmazado (un colmo para un champú «volumen»).

Weleda Champú de Romero

Me reseca, me irrita el cuero cabelludo. Vamos, un desastre. Y eso que Weleda es una marca que me encanta, pero se ve que los champús no son su prioridad: sólo tienen dos, y sus formulaciones están muy anticuadas. Tienen Sodium Laureth Sulfate, con eso os lo digo todo. Podéis leer lo que dice Rita Stiens de estos champús, aquí. También dice que en Inglaterra venden uno que sí se ajusta a los estándares actuales en materia de champús orgánicos, y se hace la misma pregunta que yo: ¿Por qué?

Y ahora estoy con el de Melvita, es un poco pronto para hablar pero de momento no se ha producido el efecto «EsteEsMiChampúNoLoCambioPorNada».

Así que así estoy con el tema de la rutina capilar. Desesperadita. Pero puede que mi suerte cambie muy pronto. Al menos eso espero…

De un tiempo  a esta parte, tengo mucha curiosidad por la firma John Masters Organics.

Foto: John Masters Organics
Algunos de los productos de la Línea Capilar

Según nos cuentan en su página web, es una marca creada por un peluquero neoyorquino (John Masters, por si no lo habíais adivinado), que lleva veinte años desarrollando productos eco-friendly y usándolos en su lujoso salón.

Foto: John Masters Organics
La peluquería de John Masters en el Soho neoyorquino

Todos sus productos son orgánicos en un 70-100%. Todos están libres de sulfatos, parabenes, y otras sustancias químicas. Seleccionan aceites vegetales y esenciales de la mejor calidad, prensados en frío sin propileno glicólico, cultivados de forma sostenible. Cumplen con los estándares de la USDA y todos sus proveedores, en su mayoría agricultores locales con los que colabora estrechamente, tienen el sello Ecocert. Además, cuentan con el respaldo de PETA por su compromiso contra la experimentación animal.

Vamos, que cumplen todos los requisitos para entrar en mi cuarto de baño, y además hay que reconocer que a nivel de packaging y de imagen corporativa juegan en primera. Esto a algunos les parecerá un detalle, pero para mí, el placer estético y de utilización también puntúa, y siempre que acompañe la calidad del producto, lo considero un gran valor añadido.

Y aquí, parece que los astros se han unido.

Aún así, confieso que me da mucha pereza comprarla a ciegas por internet, sin saber qué producto me va a ir mejor y en cual merece la pena invertir.

Y la perspectiva de pagar gastos de envío (sumados al precio del producto que es el que corresponde a un producto de gama alta como éste), para llevarme otro chasco más, no termina de entusiasmarme.

Por eso iba retrasando el momento de hacerme con alguno de sus productos, nunca terminaba de tacharla de mi wish-list.

Pero cual ha sido mi sorpresa cuando he descubierto que… ¡¡¡han abierto una peluquería en Madrid que trabaja con la marca!!!

Foto: Green Hair & Beauty
La peluquería de Madrid

Se llama Green Hair & Beauty, está en el barrio de Salamanca y lleva abierta poco tiempo, creo que desde septiembre.

Por supuesto, me voy de cabeza a pedirles asesoramiento de cabeza :D

A ver si repito suerte como con Dr Hauschka, donde contar con un asesoramiento profesional para establecer una rutina facial personalizada ha sido lo mejor que me ha podido pasar.

Mi pelo se lo merece, y además, si me llevo otra decepción esta vez no podré echarme la culpa por elegir mal… (se la echaré a Green Hair & Beauty :p)

¿Y vosotros? ¿Cómo andáis de rutina capilar? ¿De cabeza, igual que yo?

¿Habíais oído hablar de esta marca?

BELLEZA

Bálsamos labiales I – Korres vs Apivita

Estrenamos el torneo de bálsamos labiales con un duelo greco-griego. Un derby labial, en cierto modo. ^-^

Foto: Miss Bio
Korres vs Apivita: el derby de los bálsamos labiales

Estamos hablando de Korres y de Apivita, dos marcas que he decidido enfrentar juntar no sólo por ser compatriotas, sino también porque tienen un posicionamiento muy similar.

  • Ambas tienen su origen en una farmacia, homeopática en el caso de Korres, holística y enfocada a los productos apícolas en el caso de Apivita.
  • Ambas apuestan fuerte por el diseño (cada una en su estilo), y por una imagen de marca muy cuidada.
  • En cuanto a las composiciones, he de decir que son marcas «semi-naturales», con formulaciones que excluyen en gran medida la química, pero no del todo.
  • Las dos comunican lo que sus productos NO contienen (parabenos, silicona, aceites minerales, propileno glicólico…).
  • Y aunque se trate de marcas que en mayor o menor medida incorporan algo de química a sus fórmulas, hay que destacar como punto muy positivo su transparencia. Sobre todo en el caso de Apivita, que menciona claramente en cada producto el porcentaje de natural (en ningún caso por debajo del 85%).
  • Utilizan materiales reciclados (Apivita) o reciclables (Korres) para sus envases y comunicación.
  • Ninguna de las dos experimenta en animales (ninguna de las marcas sobre las que leeréis en este blog lo hace, pero de vez en cuando no está de más recordarlo).

 

Como marca ninguna tiene certificación Bio, pero algunos de sus productos sí tienen, como por ejemplo, la Línea Eco-Bio Baby de Apivita, certificada ICEA (organismo de certificación italiano).

Estoy preparando una entrada sobre «¿Qué es Bio y qué no?», para orientarnos en el mundo de la cosmética natural, así que no me voy a extender más aquí, que íbamos a hablar de bálsamos labiales, si mal no recuerdo.

Bien, pues vayamos a ver los productos en cuestión… Sigue leyendo

BELLEZA, Uncategorized

Probando, probando…

Una entrada rapidita, «en directo desde mi cuarto de baño». Vaya, ¡qué apasionante!

Es para que veáis lo que tiene que hacer una por dedicación bloguera…

Así tengo la balda reservada a productos en prueba:

Foto: Miss Bio
Próximamente en MissBioBlog…

 

Algunos bálsamos labiales los tengo de hace tiempo, pero quería «refrescar», para poder hablaros de todos en detalle, y no solo de mi favorito del momento.

Puede que haga una especie de monográfico de bálsamos labiales (Dios, ¡qué loca estoy!). Bueno en realidad creo que los enfrentaré de dos en dos en una lucha sanguinaria… (¿He oído «loca»? ¿Quién ha sido?, a ver, ¡que dé la cara!)

Me he convertido en una esclava prueba-bálsamos, todo el día con el dedo del tarro a la boca, sube barra, baja barra, enrosca y desenrosca, ahora éste, y ahora el otro, ahora éste otra vez…así sin descanso.

Eso sí. Ni herencia paterna, ni colágeno: ahora sé cual es el auténtico secreto de Angelina Jolie.

———

Por otro lado, he recibido mi primer pedido a Sabta, una marca española que fabrica cosméticos 100% naturales de forma artesanal.

Ha llegado rapidísimo y con algún regalito, así que de momento la primera impresión es muy buena.

Foto: Miss Bio
Esto es lo que traía el paquetito de Sabta

 

Los productos que compré son estos: Hidratante corporal «Pink Sugar», y Jabón «Nocilla» (coincidió con la semana en la que entraba el otoño y me dio por olores alimentarios y regresivos).

Ya os contaré qué tal cuando los haya probado durante el tiempo suficiente, y de las muestras también os daré una opinión, todo lo detallada posible teniendo en cuenta el tamaño de cada producto, ¿vale?

¿Conocéis esta marca? ¿Habéis probado algo? Contad, contad, que yo ya estoy pensando en hacer otro pedido…