Browsing Tag

Lifestyle

BELLEZA, LIFESTYLE, PEQUES, YOGA

Empezar de cero…

Miss bio nuevo diseño nuevos contenidos lifestyle eco crianza yoga cosmética bio

Foto: Miss Bio

Eso es lo que siento cuando me enfrento, hoy, a la página en blanco.

El año 2016 ha sido el del nacimiento de MicroBío. Ésa ha sido la parte luminosa.

También ha habido un lado oscuro, siempre lo hay. En esta ocasión ha llegado en varias formas, pero todas tenían un denominador común: me han dejado ver de demasiado cerca la mezquindad humana. Y eso, para mí, que procuro vivir sin juzgar a los demás, y pongo todo mi empeño en no perjudicar a nadie con mis acciones, ha sido duro de digerir.

He hecho lo posible para que estos asuntos no eclipsaran mi felicidad, pero no he podido evitar que me desmotivaran, y mucho, a la hora de sentarme a escribir. Más cuando algunos guardan relación con el blog.

Siento mucho que esto, para vosotras y vosotros, biotistas, haya supuesto cierto vacío, un largo silencio. Sois muchas los que me habéis manifestado que teníais ganas de leerme más, y os lo agradezco de corazón. Pero sencillamente, no brotaban las ganas, y ponerme a escribir de cremas y maquillaje era lo último que me apetecía. Y siempre os lo he dicho: para mí escribir con desgana no tiene sentido, quiero ofreceros siempre mi mejor versión y si no puedo traerla al frente, mejor no escribo. Creo que es una forma de respeto, al menos en la forma en que yo lo entiendo.

Con esto llego a mi siguiente punto: soy de las que pienso que todo lo que nos pasa en esta vida encierra un aprendizaje, y esta falta de entusiasmo por mi parte me ha hecho reflexionar sobre los motivos por los que empecé este blog, allá por el 2012.

En esa época prácticamente nadie en España hablaba de cosmética bío. Las marcas disponibles se contaban con los dedos de una mano, y para encontrarla en tiendas había que adentrarse hasta la balda más desordenada del herbolario peor iluminado. Exagero, sí, pero si nos quedamos con las sensaciones y no solo con los hechos, ésta era la sensación que tenía yo en comparación con lo que estaba pasando “ahí fuera”, especialmente en Francia donde hacía años que la cosmética bío era algo completamente normalizado.

Mi objetivo era llegar a más gente, que la cosmética bío dejara de verse como algo “cutre”, “hippie”, algo que o caduca al cabo de una semana, o te cuesta un riñón y parte del bazo. Todo esto no me  lo invento, son cosas que podías leer en cualquier parte, oir en cualquier conversación sobre el tema. Había mucho desconocimiento, no me lo negaréis. Los comentarios que recibieron mis primeras entradas no hicieron sino confirmar esa sospecha. Por poneros solo un ejemplo que creo que habla por sí solo, la gente me escribía para preguntarme si The Body Shop era natural.

Ahora la cosa ha cambiado, ¡y mucho!

Gracias a unas cuantas marcas muy pero que muy chulas que han surgido en nuestro país, a varias tiendas nacionales que han venido a darle una patada a la “estética de herbolario”, y también a la labor de un montón de blogueras que han venido después, la cosmética bío en España empieza a tener la consideración que merece: además de más saludable y más sostenible, al fin se ve como algo agradable, bonito, incluso trendy.

Lo siento como un logro colectivo, y por la parte que me toca me alegro mucho de que hoy haya tantos blogs sobre la cuestión, y aprovecho para felicitaros y agradeceros a las que me estéis leyendo ahora mismo. Muchas de vosotras me habéis dicho en algún momento que he sido vuestro referente, es un súper honor y me siento muy afortunada por ello. GRACIAS.

¿Adonde quiere llegar?, os preguntaréis. Puede que éste sea mi post más desordenado hasta la fecha, pero aunque no lo parezca: sí, sé adonde voy.

Si hay una cosa de la que me he dado cuenta este año es de que este blog, en este formato, ya ha cumplido su función.

He estado reflexionando sobre qué hacer con él, y mi conclusión ha sido que haré lo único que sé hacer: ser yo misma. Y si en este momento miro hacia dentro y siento que escribir sobre cosmética bío ya me “aburre”, pues tendré que buscar otra fórmula con la que me sienta más identificada.

Así que Miss Bío va a seguir existiendo, no hay duda sobre eso, y seguramente el tema principal seguirá siendo la belleza, pero quiero sentirme libre de hablar de más cosas, siempre con un enfoque “verde” pero abriendo un poco el foco. Esto es, en un principio y tal y como me viene a la mente: lifestyle, crianza y yoga, como categorías nuevas, en las que cualquier día pueden aparecer subcategorías o cualquier cosa por el estilo. ¡Necesito sentirme más libre!

Miss Bio Blog cosmetica bio ecologica organica crianza yoga lifestyle niños juego Montessori

Puede que esto no se traduzca en un aumento del número de mis seguidores, pero es que ése nunca ha sido mi objetivo. Si os fijáis, por ejemplo, en todo este tiempo casi no he hecho ningun sorteo. Respeto ese modo de operar, pero no es el mío. No quiero llegar a más gente, no quiero que nadie se suscriba para entrar en una rifa y ganar un producto, que igual ni siquiera necesitan o resulta inadecuado para su tipo de piel. Quiero que la gente que llegue a mí se quede porque el contenido que ofrezco les resulte útil.

En definitiva, biotistas: quiero poder ser como soy, con mis múltiples facetas, del mismo modo que a vosotras y vosotros… ¡Os quiero como sois!

 

Antes de que me lo pidáis os comparto las referencias de los productos que véis en las fotos ;-) (en orden de aparición):

Mordedor Les Jouets Libres en Made in Tribe

Base de maquillaje ILIA en Green For Chic

Labial ILIA en Green For Chic (tono In My Room)

Pinceles Ecotools en iHerb

Collar de lactancia MamiBB (modelo Bali)

Cuarzo rosa (regalo de una bella persona)

Caja de permanencia del objeto (Montessori) de Nature et Découvertes

Monodosis de colonia, gel de baño y leche hidratante para bebés de Carelia

Jabón 20.000 pompas de viaje superlimpio de Olivia Soaps

Cepillo bebé de cerdas naturales y bambú de Bass en iHerb

BELLEZA, LIFESTYLE

Mi día Dietox

Dietox, ayuno detox a base de licuados de frutas y verduras

Foto: Miss Bio

¡Hola, biotistas!

Hoy vengo a contaros una experiencia que hice hace un tiempo y creo que os puede interesar.

Nunca he sido muy de dietas. Tampoco de ayunos. Cuido mi alimentación pero para mí es una cuestión de equilibrio a largo plazo.

Para estar sana, procuro comer bien, siempre.

Bueno, esta es la teoría, porque en la práctica soy bastante desastre, sobre todo porque tengo poco tiempo para cocinar y tiendo a comer cuando ya tengo mucha hambre, con lo que me inclino demasiado a menudo hacia cosas que no debería.

Pero esa es otra cuestión.

Lo que quiero deciros es que en cuanto a “dieta” se refiere, soy más partidaria de llevar una alimentación equilibrada dentro de un estilo de vida saludable que de métodos “milagro” o “express”.

Pero este concepto me llamó la atención, porque me encantan los zumos, los licuados, y en general todo lo que consiga añadir frutas y verduras a mi dieta sin darme demasiado trabajo (¿os habéis dado cuenta ya de que soy un poco perezosa?).

Y quise probarlo para compartirlo con vosotros. ¡También me interesa saber qué opináis!

El concepto Dietox

Se trata de un sistema “listo para tomar”, en el que te envían a casa todo lo necesario para hacer un día “Dietox”.

Es un ayuno, pero a diferencia de los ayunos tradicionales en este sí vamos a aportar al cuerpo algo más que agua: a lo largo del día (o de los 3 días según el plan elegido), se toman seis licuados distintos, de 400ml cada uno, con una composición específica de ingredientes naturales, crudos y vegetales pensada y adecuada a las necesidades nutricionales y energéticas de cada momento del día.

En un día Dietox, una persona consume más de 15 vegetales (entre fruta y verdura) y 6 suplementos naturales considerados superalimentos (concretamente Camu Camu, Guaraná, Espirulina, Maca, Açai y Semillas de Cáñamo), consiguiendo así todas las cantidades diarias de nutrientes, vitaminas y minerales recomendadas por el European Food Information Council.

Es decir: reducimos el aporte calórico a unas 1000 calorías, pero no nos privamos de vitaminas y minerales esenciales (de hecho, estoy convencida de que en un día normal no alcanzo esos niveles). Aquí podéis ver la composición de los licuados y sus aportes nutricionales.

Bueno, y lo que para mí es lo más importante y genial de este sistema: te lo mandan a casa, refrigerado, y tú solo tienes que meterlo en la nevera e ir tomándolos cada 2 horas aproximadamente. Es un relax total.

Dietox, licuados listos en la nevera

Foto: Miss Bio

Precauciones

Os copio aquí lo que dice la empresa al respecto, ya que creo que es muy importante tener esto en cuenta:

No debería hacer Dietox en caso de padecer enfermedades como: tuberculosis, delgadez extrema, insuficiencia renal, cardiopatías graves, diabetes o trastornos alimenticios.

Tampoco deben tomar Dietox los niños ni las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

No es apto para alérgicos al apio, frutos secos o a los frutos rojos, ya que algunos licuados contienen apio, leche de almendra / avellana, fresa y frambuesa.

* Y yo añadiría una, aunque es más de orden “psicológico” que estrictamente médico, pero: creo que no deberían hacerlo personas que no llevan una dieta sana, y esperen de este método que arregle sus desajustes. Pienso que es importante hacerlo con responsabilidad, esto es, dentro de un modo de vida saludable ya de por sí.

Mi experiencia personal

En Dietox recomiendan seguir un diario de tu día de ayuno, y lo he hecho. Así que creo que lo mejor para que sintáis cómo lo he vivido es que os lo copie aquí. Es algo íntimo, pero es la mejor manera de que os pongáis en mi piel y podáis haceros una idea del tipo de experiencia que es.

Antes de que lo leáis os cuento que doy clases de yoga para niños, para que no os sorprendáis al leerlo. Ese día tenía una clase a las cuatro.

Veréis que está escrito al estilo “Nota en el móvil”. No he querido tocarlo para dejar intactas las sensaciones del momento.

Y que empieza la noche anterior, porque  también se recomienda hacer “dieta estricta” en los días anterior y posterior al ayuno. Aquí os dejo una foto de la cena de la noche anterior.

Cena pre-dietox, Dietox, ayuno a base de licuados

Foto: Miss Bio
Cena “Pre-Dietox”

2 am – me despierto con un hambre atroz! Pienso que es de madrugada, las 6 o las 7. Me planteo dejar la cura para pasado mañana. Pero me da rabia que los licuados no vayan a estar tan frescos. Esto de despertarme con hambre no me pasa nunca, así que revisando mis comidas del día anterior caigo en la cuenta de que comí poco, y demasiado ligero. Me preocupa empezar el ayuno con hambre, y me inquieto mucho más todavía cuando veo que no es de madrugada, sino las 2am. En ese momento decido levantarme y comer 2 plátanos. Para mañana estarán digeridos, ¡y me niego a pasar hambre antes de hora!

7.30am: me despierto con hambre y un poco nerviosa. Creo que vivo con aprensión la idea de privación, y quizás estoy anticipando un poco la sensación que temo.
Me peso: 55 kg. Voy a hacer la foto para el post y a por el 1er licuado.

8 am – el licuado 1 está riquísimo. Justo lo que apetece por la mañana. Detecto naranja, zanahoria y piña.

11.30 Estoy haciendo vida normal y no tengo NaDa de hambre. Me voy a tomar el 2, pero porque es la hora, más que nada. Me siento bien.

12 am – El Craving antidote me gusta, aunque no tanto como esperaba. Tiene avellana, plátano, cacao…pero también cosas que le dan un sabor herbáceo al final del trago. Supongo que el cáñamo. Me lo tomo entero, de hecho me va gustando más a menudo que avanzo, y me da pena que se acabe.

14.30 – Me dispongo q tomarme el 3er licuado, de nuevo “xq toca”. No tengo hambre, al menos no un hambre feroz, y por mí esperaría más. Creo q esperaría xq prefiero aguantar todo lo que pueda y tener la tranquilidad de que no se van a agotar las reservas. Este ayuno me está revelando mucho sobre mí, y en ese sentido me fascina la experiencia: como una oportunidad de avanzar en el auto conocimiento. El licuado 3 hay que tomarlo muy fresquito! Efectivamente recuerda al gazpacho, pero añadiéndole manzana verde, o menta, o ambas cosas. Me viene a la mente el sabor del taboulé, sí, es como un taboulé líquido!

Dietox 3 licuado gazpacho, andalucian prescription

Foto: MIss Bio

16 Clase de yoga. Aprensión a pasar hambre, a desmayarme delante de los niños… Me llevo el 5 para tomarlo al terminar o si me entra bajona… Sospecho q el gazpacho es diurético ☺️

17.30 He dado mi clase sin ninguna molestia y al salir, me he tomado el licuado sin haber llegado a sentir hambre en ningún momento. El licuado 4 tb me ha encantado, sabe a smoothie de fresa.

19h MisterBio saca salmón ahumado para la cena de MiniBio, y se convierte en mi 1a tentación real del día. Me llega el olor y hmmm, tengo que salir de la cocina para no abalanzarme sobre la cena de mi hija. A mí me toca el licuado verde, que es el que más aprensión me da. Lo retrasaré todo lo que pueda. Salgo a dar una vuelta por el barrio mientras cenan, porque me está costando contenerme. Total, que cuando vuelvo me tomo el famoso licuado verde y resulta que…¡está buenísimo!

22 – me tomo el último antes de dormir. Muy tranquila. Me cuesta terminarmelo, me suenan las tripas como avisándome de que ya tienen mucho líquido!

Día siguiente: me despierto tranquila, sin hambre. De hecho, desayuno melón! Y a la media hora, pera y copos de avena con leche vegetal. O sea que nada de arrasar con todos los carbohidratos de la despensa. Creo que ha servido para regular mi deseo de bollería.

Conclusiones

Este ayuno me ha servido efectivamente para avanzar en el autoconocimiento, tal y como señalo en el diario. Pasé miedo a pasar hambre, cuando en realidad no tuve hambre en ningún momento, ni bajón de energía. Era más psicológico que otra cosa, y me ha servido para entender mucho sobre mi relación a la comida.

No he notado efectos más allá de eso, quiero decir que físicamente lo he disfrutado pero no puedo hablar de ningún efecto en concreto, tampoco en el aspecto de mi piel, que es sobre lo que pensaba hablar en un principio cuando me decidí a probarlo. Quizás era en el plano emocional en el que necesitaba “detoxicarme”.

En términos más generales y sin entrar tanto en lo personal, pienso que es algo que podéis hacer por muchas razones, cada uno puede tener la suya, pero hay un aspecto que me molesta mucho dentro de este sistema. Tienen una app para el móvil, que es muy práctica porque te va recordando cuando es la hora de tomarte el siguiente licuado etc, pero hay un foro, como de ayuda entre “dietoxers”.

Lo que he leído en ese foro me ha resultado bastante desagradable, y es que la mayoría de las personas que escribían en él parecían obsesionadas con perder peso. De ahí que haya añadido mi impresión personal en las recomendaciones más arriba.

En mi opinión, hacer este tipo de ayuno con el objetivo de perder peso es una insensatez y una irresponsabilidad. Si realmente deseas perder peso, lo primero que te preguntaría es “¿por qué?” y después habría que plantearse el “cómo” pero siempre a largo plazo, y con un control.

Este ayuno está diseñado para eliminar toxinas, para “resetear” el cuerpo, darle un descanso, no para adelgazar.

Además, está diseñado para que sea agradable, y si no te gustan los sabores de frutas y verduras, no deberías hacerlo “solo” para adelgazar. Es llamativo observar cómo coinciden los comentarios sobre el sabor de los licuados con las usuarias que lo están haciendo para bajar peso. A menudo son las mismas que dicen que “sabe a rayos” o “es asqueroso”, pero más tarde se felicitan porque han perdido “1 kilo hoy. ¡A por el segundo!”

En ese sentido, tampoco me gusta que Dietox haya incluido herramientas como “control de peso” en su app para el móvil. Creo que puede ser un incentivo a que personas con algún tipo de desorden alimentario utilicen este método sin control.

Más allá de esta importante reserva, sobre este aspecto tan delicado, no tengo nada más que señalar, y es que la sencillez, el sabor, y la sensación de limpieza que personalmente he disfrutado experimentando Dietox me han encantado.

Resumiendo

Me ha gustado mucho:

♥ La comodidad del format “prêt-à-jeûner” :D

♥ El sabor de los licuados: ¡me han gustado todos!

♥ La oportunidad para “resetear”, también a nivel mental/emocional que te ofrece el sistema, si lo quieres usar así.

Me ha gustado menos:

* Los “ganchos” sobre el control de peso en la app para móvil

Info práctica

Dietox se pide directamente en su web (la empresa está basada en Barcelona) y cuesta 50€ por un día de Dietox (pensad que ese día no vais a consumir nada más), 130€ por 3 días (gastos de envío por mensajería express incluidos).

Los licuados son frescos, los preparan y envían en el día, en una caja de poliespan que conserva el frío. Meterlos en la nevera nada más recibirlos ya es responsabilidad nuestra.

La que me enviaron a mí fue la Summer Edition, pero acabo de ver que ahora tienen la Winter. ¡Me encantaría probarla!

¿Creéis que es buena idea que haga la de 3 días? ¿Os gustaría leer mis impresiones si lo hiciera?

¡Hablad, biotistas! ¡En este tema me apetece especialmente conocer vuestra opinión!

¿Lo haríais? ¿Lo habéis hecho ya?…