Browsing Tag

neobio

BELLEZA

Mi rutina facial bio – Otoño-Invierno 2013/2014

Rutina facial bio, organica, ecologica, natural, Dr Hauschka, lush, Matarrania, neobio, Green People

Foto: Miss Bio

Como las colecciones de moda, sí, así he decidido nombrar mis rutinas faciales para que las ubiquéis en el tiempo ;-)

Hablo poco de mi rutina facial por aquí, ya sabéis por qué: he encontrado una que me conviene perfectamente. Y otra que tampoco está nada mal ;-)

Pero no es una razón para dejar de probar cosas nuevas.

Primero porque yo por mis biotistas MA-TO (incluso me destrozo el cutis si hace falta).

Luego porque una no puede resistirse ante ciertas tentaciones que le ponen delante de los ojos, llámense MATARRANIA o llámense Admirabox ;)

Así que la primera rutina que os voy a enseñar (sí, hay dos, no escribo a menudo pero cuando lo hago, cunde) es la que estuve llevando de septiembre a enero, más o menos.

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica, Dr Hauschka, Matarrania

Foto: Miss Bio

Paso 1

No lo cambié. Seguí fiel a mi Leche limpiadora adorada y a mi Crema facial limpiadora, ambas de Dr Hauschka.

Paso 2

Tampoco lo cambié. Mi Tónico facial especial es un básico para mí.

Paso 3

Esto fue lo único que cambié en ese periodo: como tercer paso estuve utilizando la Hidratante facial Piel Sensible de MATARRANIA.

Desde septiembre hasta enero ininterrumpidamente. El mismo botecito. Esto es lo primero que os quiero decir. (Por si alguien no lo ha pillado: CUNDE una barbaridad).

Lo segundo es que es una delicia de hidratante: la textura bálsamo es algo a lo que una se acostumbra enseguida, al principio tenía reticencias pero afortunadamente las superé. Es muy, muy agradable de aplicar, se absorbe mucho más rápido de lo que cabría esperar, y no deja brillos (siempre que se aplique en la cantidad adecuada, que es muy, muy poquita). Mi piel ha reaccionado súper bien ante este cambio, la he visto igual de «limpia» (quiero decir que no se me ha puesto grasa ni me han salido granos) pero mucho más «jugosa», más radiante. Un 10 para esta hidratante, no he podido parar hasta que la he terminado, ¡y como podéis ver he rascado bien el fondo!

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica Matarrania, Hidratante

Foto: Miss Bio

 

La segunda rutina que os quiero enseñar es la que llevo siguiendo desde mediados de enero más o menos. Llegaron a mi cuarto de baño muchos productos faciales a la vez, y ¡tenía que probarlos! Así que esto fue lo que cambió:

Rutina facial con cosmetica bio, orgánica, ecológica Dr Hauschka, Green People, Lush, Neobio

Foto: Miss Bio

Paso 1

Por la mañana, en lugar de la Crema limpiadora de Dr Hauschka, empecé a usar esta otra de Lush de la que soy fan incondicional. ¿Por qué  solo la venden en Navidad, eh? ¿POR QUÉ? (Señores de Lush, si me leéis…Gloria, esto va por ti :D). La tengo caducada desde el 13 de febrero pero no pienso parar hasta haber exprimido la última migaja (o hasta que se me caiga la cara, depende).

Paso 2

Aquí viene otro cambio (sí, lo sé, siempre digo que procuro hacer los cambios de uno en uno, pero en este caso se me fue un poco la pinza): como tónico he estado usando Agua de limón de Aroma-zone. Tenía que reponer aceites esenciales y aproveché para comprar unos cuantos hidrolatos. Al recibirlos no me he podido resistir a incorporar este a mi rutina, a ver qué tal. Y creo que bien, el olor es súper agradable (si te gusta el limón, obviamente), y creo que a mi piel también le gusta. Me encanta la sensación de saber exactamente qué estoy poniendo en la piel. Agua de limón. Punto.

Paso 3

Aquí también ha habido cambio (¡esta mujer se ha vuelto loca!), y es que me había llegado la Crema hidratante 24 horas de Neobio en la primera Admirabox y la tenía a la pobre haciendo cola. Mi opinión sobre este producto es mitigada. Os cuento por qué, ya que como casi siempre, es una cuestión de gustos, y lo que no me convence de esta crema seguramente a muchas os encante.

Lo primero de todo: es una crema. Y yo, tras 5 largos meses de romance con el bálsamo de MATARRANIA, ya me había acostumbrado a esa textura y no sé si quiero volver atrás (¿veis como era algo personal? Creo que debo ser la única que diga que la «pega» de una crema es que sea una crema).

Su textura es bastante densa, aunque luego se absorbe bastante rápido y deja un acabado muy mate. Por lo que es perfecta para quien tenga algo de brillos y busque un acabado así. En cuanto a sus efectos a medio plazo, diría que es una crema hidratante, sin grandes pretensiones pero que cumple su función. Y por un precio muy razonable (menos de 7€).

Ay, y paso 4

¡Casi se me olvida hablaros de mi contorno de ojos! Yo no uso contorno habitualmente, no lo necesito especialmente y en Dr Hauschka siempre te dicen que sus cremas cubren también esa función (aunque tienen contornos, pero son para cuadros específicos). Éste sin embargo me llegó en la Admirabox de enero, y lo vi tan sencillo y práctico en su formato tubito que decidí probarlo. Me está gustando, precisamente porque es sencillo: no es excesivamente nutritivo, sino que es un gel fresquito que se absorbe en cero coma y tensa ligeramente la piel. Creo que está muy bien para personas que, como yo, no tienen necesidades especiales en esta zona, o que requieran ese efecto reafirmante pero no tanto el antiarrugas. Me he explicado fatal, pero sois unos genios y lo habéis entendió, ¿a que sí?

AHORA os tengo que contar una cosa, no muy agradable, que me pasó a lo largo de estos cambios de rutina intempestivos, que ya os comenté por encima en un post reciente. Almas sensibles, dejad de leer aquí, ahora mismo, e iros directamente al último párrafo. Por favor. Allá voy (os estoy dando tiempo, ¿eh?): me salió un grano subcutáneo en todo el pómulo. Pero grande, grande. De esos que nunca legan a «salir» pero que no hay manera de ocultar ya que lo que tienen no es color, sino volumen. Un infierno. Como cambié tantas cosas de mi rutina simultáneamente, no puedo decir a ciencia cierta a qué se debió, pero sospecho que ha podido ser o bien porque mi piel tenía que «reequilibrarse» para adaptarse al cambio y en ese punto le costó un poquito, o bien por factores ajenos a la rutina facial (emocionales, alimentarios, o lo que sea). Pero os lo tenía que contar (pobres, lo que tenéis que aguantar). Bien, para acabar con el susodicho estuve en varias ocasiones a punto de correr a una farmacia a comprarme un Triacneal de Avène o alguna «cochinada» de esas (¡no se movió de ahí durante casi una semana!), pero al final lo que me salvó fue:

Aceite esencial de tea tree, árbol de té, cosmética, granitos

Foto: Miss Bio

A buen entendedor…

Para concluir este larguísimo (y desagradable) post, os adelanto que ahora voy a volver a cambiar mi rutina: estoy esperando la Hidratante piel mixta de MATARRANIA, así como el Tónico suave de rosas. ¿Pero sabéis qué? Voy a empezar cambiando la hidratante, y solo cuando se me acabe el agua de limón, meteré la de rosas. Una, con los años y las experiencias traumáticas, se vuelve cada día más razonable…

BELLEZA

Dos champús y una Admirabox…

Admirabox, cosmética ecológica certificada, cofre, mariposa

Foto: Miss Bio

Hoy os traigo un post desactualizado, porque se me acumula la faena, ¡y todavía no he empezado con las recomendaciones de compras navideñas!

Hace una temporadita me llegó la primera Admirabox, que os enseñé en redes sociales, pero todavía no había salido aquí.

Admirabox es una cajita sorpresa, una beautybox de esas que están tan de moda, pero con un aliciente extra que le permite salir en este blog (es que somos muy exclusivas ;-) ): es de cosmética bio.

Acaba de salir al mercado, con lo que supongo que si la pidierais ahora, os llegaría la segunda.

Además de ser ecológica, tiene otra ventaja que personalmente me parece un acierto: se puede regalar, de forma mensual o esporádica.

Esto es genial si quieres dar a conocer la cosmética bio a alguno de tus familiares o amigos, sin compromiso: la pides una vez y se la envían. Te costará 18,50€.

Puedes elegir regalar una suscripción (te la juegas un poco porque no sabes qué productos le van a llegar, pero es parte de la gracia de las mystery box), o una de las cajas anteriores.

En su página web vienen muy claramente explicadas las diferentes modalidades, os remito a ella para más información.

Ahora vamos con mi opinión sobre la primera cajita, que traía lo siguiente:

Admirabox contenido, cosmética ecológica, bio, orgánica, Cattier, Logona, neobio, Sante

Foto: Miss Bio

– Un champú de Logona, en mi caso me enviaron el Sensitive, de 75 ml

– 2 sobres monodosis de Mascarilla de arcilla blanca de Cattier

– Una de mis lociones corporales favoritas, la de Sante, en un aroma que no había probado todavía, Grenadine Spirit. 150 ml

– La crema facial de neobio, en tamaño venta también.

Admirabox octubre, contenido, lista productos, cosmética ecológica, precios, marcas

Foto: Miss Bio

Lo que más me ha gustado de esta caja es que los productos que trae son realmente ecológicos, certificados. Cattier, Logona, neobio, Sante…son marcas «de toda la vida» en las que podemos confiar plenamente. No es el caso de todas las cajas que proclaman ser naturales.

Lo que menos, quizás, su precio. Es algo más elevado que el resto de cajas del mercado, pero es que trae varios productos en tamaño venta. Es una elección que cada uno tiene que valorar: en relación calidad/cantidad/precio está muy bien, pero si no te gusta alguno de los productos que vienen en tamaño venta, no sale a cuenta. Al ser una caja «sorpresa», personalmente casi prefiero que los productos sean más pequeños y el desembolso, menor… Pero como decía, esto ya es para gustos… La loción corporal, por ejemplo, ¡estoy encantada de haberla recibido en tamaño real!

En cuanto al packaging, imagen de marca, etc, para mi gusto es un poco anticuado pero también tiene un punto a favor: todo es reciclable y elaborado con materiales procedentes del reciclaje o de bosques controlados por FSC (Forest Stewardship Council). ¡Incluso el relleno de la caja (los «gusanitos») son almohadillas ecológicas biodegradables que se descomponen en el aire libre y se deshacen en el agua! (se llaman Flupis :D )

Bien, pues del contenido lo único que me ha dado tiempo a probar como para hablaros de ello es el champú

Así que permaneced atentas (y atentos) ya que la próxima entrada será un duelo de champús, entre este y otro del que os he hablado alguna vez, que también he probado en este formato…