Browsing Tag

Rahua

BELLEZA

Champús en Lovelula: del más caro al más barato

Hoy quiero hacer una pequeña comparativa de los champús que he estado probando últimamente.

El tema del champú es muy recurrente en las consultas que me hacéis llegar, y no es de extrañar: resulta de los productos más difíciles de cambiar cuando hacemos la transición hacia la cosmética bío.

¿Por qué?

Pues porque un cabello recubierto con silicona tarda un tiempo en quitarse todo ese plástico de encima, como si de una funda transparente se tratara, antes de empezar a absorber los “buenos” aceites de los cosméticos naturales. Durante esa fase aparece el auténtico pelo que hay debajo, y a veces puede ser muy desalentador.

Y también porque como consumidores nos han acostumbrado durante muchos años a que los champús hagan cuanta más espuma, mejor, y ese es un hábito difícil de modificar. Aquí no estamos hablando de siliconas sino de sulfatos, otro de los componentes que queremos evitar en champús (pese a que algunos estén autorizados por los organismos certificadores, pero ese es otro debate).

También es un tema recurrente en vuestros comentarios el tema del precio, y es que si hay un producto en el que mucha gente duda en si merece la pena invertir, ese es a menudo el champú (junto con el gel de ducha). Así que he querido usar el criterio del precio como hilo conductor para que veáis que hay de todo un poco, y que no es del todo cierto el mito de que “los champús ecológicos son caros”.

Por supuesto en esta comparativa no están todos los que venden en Lovelula, pero que he querido fijarme en los extremos (desde el punto de vista del precio) para saber hasta qué punto compensa dejarse las libras en un champú. Al final es una decisión personal y cada uno elige dónde pone el dinero, pero es obvio que con mayor información esa decisión tiene más papeletas de ser la acertada.

Para tener una visión más completa de la gama disponible en Lovelula, podéis referiros también a los que he reseñado en anteriores ocasiones (ver las reseñas del 2 en 1 de John Masters Organics aquí, mi opinión mitigada sobre Rahua aquí y aquí, la del Pure Mint+Ecchinacea de Acure Organics aquí...).

Vamos con los de hoy:

Silky avocado champú solido lovelula opinion review

Silky Avocado de GK Natural Creations

Precio: £4.50

Descripción

Se trata de un champú sólido a base de aguacate y rhassoul, enriquecido con polvo de seda. Contiene aceites de romero, lavanda y pomelo, por su perfume pero también sus propiedades refrescantes y equilibrantes. Es adecuado para todo tipo de pelo, aunque lo recomiendan especialmente para cuero cabelludo normal a graso y pelo fino (¡justo mi caso!).

Mi opinión

Este champú no ha terminado de convencerme. Soy bastante fiel a los champús sólidos, así que no podemos hablar de que “es otro rollo” y “hay que acostumbrarse”. Lo que me pasa con este champú es que siento que mi pelo no está lavado. No creo que sea un mal producto, pero probablemente esté más indicado para cabellos más secos que el mío.

Purechimp champú solido opinion review lovelula

100% Natural Super Shampoo de Purechimp

Precio: £5.95

Descripción

Este otro champú sólido os lo enseño cerrado porque si no, le querríais dar un bocado. Si eres adepta al porridge de avena con rodajas de plátano, frutos secos…¡te parecerá estar lavándote el pelo con tu desayuno! El pelo o la cara, porque también sirve para la piel sensible.

Mi opinión

Recuerda muchísimo al limpiador de la misma marca, pero en formato más compacto. Solo tenéis que ver el INCI en la etiqueta para comprobarlo: Aceite de coco, aceite de oliva, aceite de aguacate, cerveza y plátano. ¡Eso es todo! ¿Y sabéis qué es lo más increíble? ¡Hace espuma! Y con este sí, siento mi pelo limpio después del uso. Puede que sea lo único que me lleve este verano para cara y pelo. Venga, os lo enseño abierto que si no me muero ;-)

Champú de lavanda y romero de John Masters Organics

Precio: £17

Descripción

Ya empezamos a movernos en otro rango de precios, y eso que he elegido el champú más barato de John Masters Organics. Este es el “básico” para cabello normal, con lavanda y romero, dos súper clásicos en peluquería (el primer champú de esta selección también los lleva, acordaos).

Mi opinión

No soy muy fan de este champú. Su textura, muy gelificada y de color ámbar, me recuerda a los geles de ducha masculinos de los 80s. Y lo que es peor: el olor también. Lava bien el pelo, sin deshidratar, aunque recomiendo combinarlo con el Acondicionador citrus & neroli para un pelo mucho más ligero y suave. Así, en dúo, me gusta más, pero en realidad creo que todo el mérito es del acondicionador, así que sinceramente yo este champú no lo volvería a comprar. No me da un resultado a la altura de lo que cuesta, ni siquiera en placer de utilización.

Champú Golden Citrus de Tabitha James Kraan

Precio: £22.50

Descripción

Antes de nada deciros que existe una versión “Rose”, más cara, que siendo estricta con el ejercicio tenía que haber sido la reseñada, pero ésta se adecuaba más a mis preferencias olfativas, así que pensé que mejor probarla ya que tenía menos posibilidades de decepcionarme. Es un “limpiador de pelo” (ya empezamos con cursilerías de marketing) con aloe vera, aceite argán, leche de avena y aceites esenciales de neroli, mandarina y bergamota. Las promesas de este champú (perdón, “limpiador de pelo”), son muchas: reequilibrar el cuero cabelludo hasta que vaya necesitando cada vez menos producto (la marca tiene también un champú seco para usar alternativamente, y así conseguir lavar el pelo menos a menudo), es antiinflamatorio, antifúngico e hidratante, limpia los aceites naturales del pelo sin decapar, restaura y protege el cabello teñido, reduce el encrespamiento… Se supone que es tan suave y efectivo al mismo tiempo que es adecuado para todo tipo de cabello, ya que su misión es ir llevandolo hacia “la normalidad”.

Mi opinión

Con tantas promesas era difícil que las cumpliera todas. No sé si os pasa, pero yo prefiero que no me prometan el oro y el moro, pero que el producto cumpla su función y si además aporta algún extra, pues mejor. En este caso, para mí, ha sido un champú totalmente olvidable. Huele a cítricos (pero tampoco creas que es un paseo por el Generalife en tu ducha) y lava el pelo. Fin.

Conclusión

Existen champús ecológicos con una relación calidad/precio estupenda, aunque también los hay muy buenos en el rango de precios elevados. Mi consejo es que busques el que más se adecúe a tus necesidades, si lo encuentras en el rango de precios inferior, ¡monta una fiesta! Yo empecé “casándome” con el de salvia y zinc de John Masters Organics, y poco a poco fui investigando alternativas más económicas, ya con la tranquilidad de que si me perdía, siempre podría volver a él. Y de momento no he sentido la necesidad. Como todo en la vida, es cuestión de ir buscando un itinerario propio explorando caminos nuevos, yendo poco a poco y sabiendo que siempre podemos regresar a la zona de confort…

¿Y tú? ¿Has encontrado ya el champú bío que te corresponde?

¿Con cual de estos te vas a animar?

Post escrito en el marco del programa de bloggers de Lovelula – Mi opinión es libre

BELLEZA, PEQUES

Mi neceser bío para la Maternidad

Hola, biotistas!

Qué ganas tenía de publicar esta entrada, mis neceseres bío son ya un clásico del blog, y éste es único, especial, e irrepetible (irrepetible, sí, que nadie espere que venga un NanoBío, con los dos soles que hemos traído al mundo creo que ya hemos cumplido con la sociedad).

Suelen decir que con el segundo improvisas más, que eso de tener la maleta lista en la semana 30 es de primerizas y que luego ya coges lo primero que pillas una vez has roto aguas, pero en mi caso no ha sido así para nada. Así que lo que vais a ver es fruto de una larga reflexión, de muchas idas y venidas y aún así…¡es altamente mejorable! Pero eso es lo bueno del blog, que permite hacer un debriefing posterior y dejar anotadas las cosas que realmente hacen falta y las que no, con suerte servirá a alguna otra biotista que esté en la semana 30 (o 39), haciendo su maleta… Sigue leyendo

BELLEZA

Cuidado capilar orgánico RAHUA – Mi balance definitivo

Kit jet setter Rahua, champú y acondicionador natural, orgánico, bio, ecológico

Foto: Miss BioChampú

De este champú ya os he hablado largo y tendido, me gusta mucho. Podéis leer la reseña aquí.

Acondicionador

El acondicionador de la gama es bastante agradable. Si os gusta el olor del champú, os gustará también. Tiene las mismas características que el champú pero en acondicionador: suave, eficaz, súper limpio y exclusivo en cuanto a composición, deja el pelo hidratado pero suelto… Me gusta. Es que me gusta hasta su color (es el de la derecha del todo en la foto), es algo muy absurdo pero me da la sensación de estar usando algo realmente natural y muy especial.

[caption id="attachment_3112" align="aligncenter" width="770"]Rahua champú orgánico y acondicionador volumen, cuidado capilar bio, orgánico, ecológico Foto: Miss Bio

Champú volumen

Este champú es el que peor me ha ido, os hablé de él aquí y mantengo mi opinión: no vale lo que cuesta. Al menos en mi pelo, no ha tenido ningún efecto positivo.

Acondicionador volumen

Lo mismo me ha pasado con el acondicionador de la gama volumen: no solamente no aportaba volumen, sino que me dejaba el pelo apelmazado, y ni siquiera hidratado. Más bien, lo resecaba un poco. Además, en cuanto a aroma, no tiene nada de especial, y su color blanco confirmaba la sensación de estar ante un producto de lo más banal. Conclusión: menos mal que lo probé en formato mini porque me habría costado acabarme el grande.

¿Qué conclusiones sacamos de esta experiencia? Cada uno tendrá que sacar la suya, pero personalmente lo que me ha confirmado es que no hay un champú “caro” que sea bueno universalmente. En mi caso, pues en Rahua he podido encontrarme lo mejor y lo peor, así como he podido encontrarme, en marcas más asequibles, champús que me iban muy bien y otros que me iban muy mal.

Simplemente hay que ir probando hasta dar con el que nos vaya bien, ¡y rezar para que tenga un precio abordable! :D

Ya lo adelantaba en los inicios del blog, pero ¡qué difícil es dar con una rutina capilar bio que nos funcione! Yo ya he encontrado algunos productos top para mí, pero si todavía estáis en búsqueda no os desaniméis: todo llega.

Tengo en la recámara varios champús que reseñaros, quizás ahí esté vuestro futuro mejor amigo capilar ;-) …

BELLEZA

Neceser bío para vacaciones de invierno

Lo prometido es deuda, y como sé que estos posts os gustan tanto como a mí, aquí os muestro lo que me llevé para unos 10 días de vacaciones en el Norte.

Por si lo queréis utilizar de referencia: fue suficiente, salvo por el detalle de que no llevé leche corporal y la eché en falta (aunque fue una excusa estupenda para comprarme una allí, de una marca que me cuesta encontrar aquí, además)…

Avisadas estáis. Hablo en femenino porque entiendo que en este caso, las necesidades de un biotista de sexo masculino son bastante diferentes. A veces todavía me sobrecoge ver como Mister Bio puede sobrevivir con una piedra de alumbre y un cepillo de dientes.

Bien, pues como veréis, no me llevé un neceser, sino 3, como viene siendo habitual en mí. Pero muy, muy minis, ¿eh? Que nadie se lleve las manos a la cabeza (todavía)…

El primero que llené fue el de “Cuerpo y pelo”:

Neceser viaje, una semana, productos capilares, cosmética bío

Foto: Miss Bio

Como veis me llevé la laca que venía en la Birchbox: eran fiestas y pensé que igual me animaba a hacerme algún recogido, pero nada de nada, ni siquiera la saqué del neceser.

Las minitallas de Rahua las había comprado especialmente para esto, y puedo asegurados que cumplieron perfectamente su función: no usé el acondicionador (ya sabéis que soy muy perezosa en mis rutinas, y más en vacaciones), pero el champú me llegó justo para los 10 días, lavándome el pelo a diario. Así que tomad nota:

60 ml de Rahua = perfección para viajar.

Y más con el neceser del kit, que es diminuto, ligero, mantiene los frascos de pie y tiene cremallera (por si os he creado ansia viva, lo encontré aquí).

La minitalla de Korres también venía en la Birchbox, y también tiene el formato perfecto para viajar, aunque he de decir que no es mi aroma favorito, y eso fue una pena (soy fan del de vainilla y canela, y más en invierno). Pero lo guardaré para futuros viajes, rellenándolo con el gel de ducha que elija entonces.

Y ya está. Llevaba un par de muestras de John Masters Organics y de gel de ducha de Sephora que no usé (era solo por si acaso, pero prefiero guardarlas para fines de semana).

Puedo deciros que con esto es perfectamente suficiente para unos 10 días, lo único que cambiaría para dejarlo redondo es la laca por una loción corporal en ese mismo formato, y será el neceser perfecto (poco a poco nos vamos acercando…)

Después hice el de “Cara y manos”:

Neceser de viaje para una semana, cosmética bío, orgánica, ecológica

Foto: Miss Bio

Pocas sorpresas, me llevé mis básicos Dr Hauschka en formato viaje. Cada vez que innovo en el cuidado facial estando de vacaciones es un desastre, así que preferí ser segurola.

Las veces que lo he hecho ha sido porque tenía muestras que probar, y en casa las dejaba siempre de lado.

Pero cuando viajamos ya cambian muchos factores (el clima, el agua…) así que por mi experiencia pienso que no deberíamos cambiar más cosas.

Total, que para que os hagáis una idea: con la mini-talla de 10 ml de Crema limpiadora me llegó, la de Leche limpiadora era de 30 ml pero no la llené (conté los “pumps”, a razón de 2 al día), y la Crema de melisa de 10 ml también me llegó (no sé por qué no está en la foto), aunque estuve usando la de Mona & Leo para todo tipo de piel un par de días o 3. Sí, lo sé, es contradictorio con lo que he dicho antes, pero me las había llevado por si la de melisa se me quedaba corta y fue una buena idea: la de Mona & Leo es súper untuosa, y me vino bien los días de más frío.

No usé la Mascarilla (como siempre) ni el Aceite facial. Pero tampoco es que ocuparan mucho, los volvería a llevar. Tampoco la crema de manos de Weleda. Aquí también iba mi piedra de alumbre (se ve un poco abajo del todo), y la desmaquilladora de Ecologic Cosmetics que venía en la Birchbox, para probarla (aunque llevaba mi leche Dr Hauschka, que retira muy bien el maquillaje de ojos).

Como veis, solo con este viaje mi Birchbox ya ha quedado amortizada, ¡usé hasta la bolsita en la que venían los productos como neceser! Es súper práctico, porque cuando está cerrado no se escapa nada, pero al abrirlo lo podemos dejar en una superficie plana y todos los productos quedan a la vista y al alcance.

No hice fotos del 3er neceser: el de maquillaje. Era igual de minimalista, pero no tan bío ;-) Bueno, llevé un botecillo de mi base de Lily Lolo, colorete UNE, máscara de pestañas UNE, y el resto… de marcas “prohibidas” ;-)

¡Pero estoy trabajando en que mi neceser de maquillaje sea cada vez más bío, de hecho aproveché la escapada para comprar más cosillas de UNE y también tengo algún tesoro más que enseñaros en los próximos días (o semanas)… ¡Permaneced atentas!

Bueno, y vosotras, ¿qué os lleváis de viaje?

¿Tenéis alguna lista infalible ya, o seguís en fase de ensayo-error como yo?

A mí es un tema que me llega a obsesionar.

¡Sueño con el día en que me llevaré TODO lo que necesite y SOLO lo que necesite, y todos los envases vuelvan VACÍOS!

Sí, lo sé, estoy para encerrar… Pero hasta que me pillen, seguiré compartiendo mi locura con vosotras y vosotros…

BELLEZA, Uncategorized

Champú volumen de Rahua vs Champú sensitive de Logona

Duelo champús rahua logona, cuidado capilar bio, natural, orgánico, ecológico

Foto: Miss Bio
Pido perdón por la foto, cuando estaban llenos no sabía que los iba a enfrentar ;-)

Tengo que decir que es un duelo algo surrealista, ya que estos champús se parecen como un huevo a una castaña.

Lo único que los acerca es que tienen un formato parecido (60 a 75 ml, mini-talla suficiente para hacerse una opinión) y que los he usado uno después de otro.

Empezamos con el primero que he usado:

Rahua Voluminous shampoo, champú volumen Rahua, cuidado capilar orgánico, bio, natural

Foto: Miss Bio

Champú volumen de Rahua

Presentación / Textura / Olor

Como decíamos, el mío era una mini-talla, pero el envase de Rahua ya lo habéis visto en este blog. Como es transparente, lo que hace que se vean diferentes es simplemente el color del producto: éste es más dorado, menos ámbar.

La textura es muy parecida. Perfecta para mi gusto: ni demasiado densa, ni demasiado líquida.

En cuanto al olor, me gusta menos que el del champú Rahua “original”, pero en este caso más que nunca debo advertir que es una cuestión de gustos, ya que yo con los perfumes soy bastante “rarita”. Este tiene un olor muy rico (solo consigo destacar la lavanda, aunque claramente, no está sola), pero el otro es mucho más original (olía a hongos, ¿os acordáis?). Este creo que no disgustaría a nadie, mientras que el otro, o lo amas o lo odias.

Eficacia

Bien, pues aquí es donde, lo siento, señores de Rahua, pero no me habéis convencido. Un champú volumen es algo que desde el primer uso notas si te funciona o no, y en este caso no me ha dado nada de volumen extra NUNCA. Es más, el otro champú, sin prometerlo, aportaba más volumen.

Además, me ha secado un poco el cuero cabelludo, y se me enredaba bastante el pelo. Esto es algo que ocurre a veces con el champú volumen: me pasaba con uno de Aveda que usé hace años, de la línea Pure Abundance. Había que usar acondicionador sí o sí porque llevaba goma de acacia y dejaba el pelo raro…¡pero por lo menos daba volumen!

Habréis notado que estoy bastante decepcionada con este champú, y es que me da mucha rabia cuando un producto no cumple sus promesas, sobre todo si su precio es elevado. Menos mal que me compré el kit de mini-tallas en lugar del tamaño original. Soy capaz de dejarme ese dinero en un champú que cumple sus promesas (el Rahua original, el de Salvia y Zinc de John Masters Organics), pero es un sacrificio importante para mí, y cuando el resultado no está a la altura de la inversión me llevo un chasco muy grande.

Kit jet setter Rahua, champú y acondicionador natural, orgánico, bio, ecológico

Foto: Miss Bio
Este es el Kit. Me consuelo con que el resto de productos me encanta, los envases son rellenables, y el neceser perfecto para viajar en avión.

Composición

INCI: Aqua, Herbal infusion of camellia sinensis (green tea) leaf extract* and cymbopogon schoenanthus (lemongrass) extract*, cocamidopropyl betaine, aloe barbadensis leaf extract*, coco betaine, sea salt, saccharum officinarum (molasses) extract, glycerin, caprylic acid, Glycine, oenocarpus bataua  (ungurahua) oil, hydrolized quinoa, potassium sorbate (plant derived), lavandula angustifolia (lavender) oil, eucalyptus globulus leaf oil, citric acid, panthenol, chlorophyll. *ingredientes orgánicos

Me gusta mucho:

♥ La marca, el packaging…

Me gusta menos:

* La ausencia de volumen, por lo menos en mi caso

* Su precio, para un champú que no me ha aportado ningún beneficio reseñable

Precio

29€ los 250 ml – 27£ el Kit de 4 mini-tallas de 60 ml (unos 32€)

Donde Comprar Rahua

En JC Apotecary para España, en mi caso pedí el Jet Setter Kit en Naturisimo.

Champú Sensitive de logona, cuero cabelludo sensible, cuidado capilar ecológico

Foto: Miss Bio

Champú Sensitive de Logona

Presentación / Textura / Olor

En este caso la mini-talla es una reproducción exacta del formato venta. Logona es la típica marca cuyo packaging me repatea, creo que ya he ahondado bastante en esta cuestión. ¡Lo bio tiene que salir del armario de la botica! Aunque en el caso de Logona tiene un punto a su favor: los reconocemos inmediatamente, porque los llevamos viendo toda la vida.

La textura es buena, tiene la densidad justa para no escurrirse entre los dedos y saca bastante espuma.

El olor me gusta, no sabría describirlo pero en la descripción leo muchas “root” y sí, algo de eso hay. Plantas, más exactamente raíces de plantas, y miel de acacia.

Eficacia

Este champú me llegó en la Admirabox, y al verlo pensé que no era el adecuado para mí, ya que creía que no tenía el cuero cabelludo especialmente sensible. Pues al usarlo me he dado cuenta de que igual, un poco, sí. Porque me ha ido de maravilla y he sentido “alivio”, a pesar de que no tenía la sensación de necesitarlo. Creo que el Rahua volumen me había dejado el cuero cabelludo un poco seco, especialmente en el nacimiento de la frente. y con este champú, todo ha vuelto al orden.

Además, sin que sea parte de sus promesas, me dejaba el pelo muy bien, ligero y brillante, no demasiado enredado. Vamos, todo un descubrimiento.

Composición

Con marcas como Logona podemos ir con los ojos cerrados en ese sentido, lo certifican: BDIH, Ecocert, Ecocontrol y NaTrue. Es sin gluten y vegano.

INCI: Aqua (Water), Coco Glucoside, Alcohol*, Glycerin, Disodium Cocoyl Glutamate, Sodium Cocoyl Glutamate, Inulin, Mel (Honey)*, Glyceryl Oleate, Xanthan Gum, PCA Glyceryl Oleate, Sucrose Laurate, Arginine, Sodium PCA, Lactic Acid, Dipotassium Glycyrrhizate, Equisetum Arvense Extract*, Lilium Candidum Flower Extract*, Moringa Pterygosperma Seed Extract, Punica Granatum Seed Extract*,Phytic Acid, PCA Ethyl Cocoyl Arginate, Maltodextrin, Dextrin, Parfum (Essential Oils), Linalool, Benzyl Salicylate *procedentes de la agricultura biológica

Me gusta mucho:

♥ Su eficacia

♥ Su precio

Me gusta menos:

* El packaging

Precio

9,95€ los 250 ml

Donde Comprar Logona

Logona se encuentra en la mayoría de tiendas de cosmética ecológica, herbolarios, supermercados ecológicos…

Online, pues en Admira Cosmetics, mismamente, que lo metió en su primera BeautyBox ;-)

Pues hasta aquí este duelo de champús! Me ha gustado mucho juntar estos productos tan diferentes porque demuestra sin necesidad de largos parlamentos que a veces, lo económico es una mejor opción, y que lo importante es comprobar que estamos comprando un producto de calidad, y adaptado a nuestras necesidades.

¿A vosotros, biotistas?

¿Os ha pasado alguna vez que un producto caro, de una marca que por otra parte os gustaba, os haya decepcionado?

¿Y que uno que no había llamado vuestra atención de repente sea un descubrimiento?

Contad, contad…

BELLEZA

♥ Favoritos de Agosto + Wish-list de Otoño ♥

Hola, Biotistas!

Voy un poco lenta con la reincorporación, os pido disculpas: MiniBio todavía está pululando por casa mientras trato de escribiros algo…

Las épocas de transición siempre son un poco raras.

Y cómo serán de raras, que se solapa lo que no queremos dejar de usar con lo que estamos deseando fervientemente tener en nuestras manos para estrenar…

He decidido juntarlo todo en un post porque no son muchos productos, ya sabéis que estoy en modo “NO BUY” (bueno, vale, dejémoslo en “less buy”, así, con la boca pequeña, que ya me estáis tirando los trastos a la cabeza…)

Favoritos cosmética orgánica, bio, ecológica o sin tóxicos de agosto 2013, Dr Hauschka, Kiko, UNE Natural beauty

Foto: Miss Bio

Loción Dr Hauschka  – No es un producto nuevo en mi rutina, pero este formato “avión” de 30 ml me ha salvado la piel este verano, y es que por primera vez me lo he llevado conmigo. Conclusión: nada de roce con el algodón (es un spray, exactamente igual que su papi), y una piel sensiblemente menos sensibilizada, valga la redundancia. Disponible aquí en un neceser muy completo de edición limitada, por 32,25€.

BB-Cream Bronzer de UNE Natural Beautyya os he dicho cuánto me gusta, este verano ha sido lo único que he usado casi a diario (muchas veces, solo, o con un poquito de máscara de pestañas de la misma marca) – Disponible …pues casi en ningún sitio (ver reseña).

Laca de uñas 281 de Kiko – Aunque en la foto parezca casi fuschia, es un coral subidito. De hecho se llama Mango. Lo he llevado puesto todo agosto en los pies, y lo mejor: sin retoques. En las manos también queda estupendo, lo llevo ahora mismo, pero puede cansar antes. Queda genial con el 3 in 1 MAT por encima, por cierto, ya os lo enseñaré. Lo considero un valor seguro para el verano. Disponible aquí por 1,50€ (hasta nueva orden).

Wishlist otoño 2013, lista de deseos cosmética natural bio, ecológica, Rahua, Kure Bazaar, Figs & Rouge

Foto. Miss Bio

1. Champú volumen de Rahua – Tras mi experiencia positiva con su hermano, tengo muchas ganas de ver lo que éste es capaz de hacer con mi pelo fino, liso y sin volumen… Disponible aquí por 29€ (aouch…)

2. Bálsamo labial con color Cherry Blossom de  Figs and rouge – Este bálsamo lo regalaron con la Glossybox y como ya no estoy suscrita pero sigo cotilleando sus reseñas, me ha entrado el ansia viva y voy a tener que conseguirla. Y eso que si algo no necesito, son bálsamos labiales… Pero es que sabe a cereza!!! (ya sé, como excusa es un poco flojo…) – Disponible aquí por 5,95€.

3. Laca de uñas en el tono Scandal de Kure Bazaar – Este tipo de tonos son los que me va a empezar a pedir el cuerpo en breve, aunque de momento sigo apurando los corales y neones. Y Kure Bazaar es de las pocas marcas de Manicura detox que me quedan por probar… Disponible aquí por 16€.

¿Os he tentado? ¿Cómo lleváis la transición de verano a otoño? Contadme cosas, que os he echado de menos!

BELLEZA

Reseña: Champú Rahua

Champú Rahua, cosmética ecológica, ingredientes orgánicos, certificado Bio, Palo Santo

Foto: Miss Bio

Champú Rahua

Presentación / Textura / Olor

El packaging es una maravilla. Lujoso aunque minimalista, y de un tamaño súper generoso. El tapón dorado ha seguido siendo dorado durante todo el ¡mes y medio! que me ha durado este champú, y el dosificador es perfecto.

La textura es otra de sus cualidades. Es un gel bastante denso, de color ámbar, que produce la espuma justa y necesaria.

El olor es muy, pero que muy especial. Tanto que ha tardado en decidir si me gustaba, y que considero totalmente lícito que a algunas les repatee. Trataré de definirlo, aunque pienso que es indefinible: huele a tierra mojada, a sotobosque, a seta, a “pedo de lobo” (¿conocéis esa seta o solo mi familia la llamaba así?). Vamos, que huele un poco a podrido, un podrido divino, eso sí (al menos para mí, pero siempre he sido muy fan de los chipres).

Eficacia

Aquí también, y es lo más importante, un 10. Este champú es el primero que me ha permitido realmente espaciar los lavados. Yo soy muy maniática con el pelo (bueno con muchas cosas pero con el pelo, también) y me lo lavo a diario, lo cual contribuye a que se vuelva más caprichoso y me pida un lavado diario…en fin, muchas conoceréis esta espiral del infierno.

Pues con este champú, he podido estar 2 días sin lavarme el pelo porque realmente no lo necesitaba (y no haciendo un esfuerzo sobrehumano por no lavarlo, no tocarlo, recogerlo, y terminar huyendo de los espejos como de la peste durante 24 horas).

Lo deja genial, suelto, ligero, no agrede el cuero cabelludo, es más, diría que lo trata.

No he necesitado acondicionador, a pesar de tener el pelo muy largo, pero tampoco me habría venido mal usarlo (he querido probar el champú “hasta el límite”)

Y lo que me ha dejado un buen rato con la ceja levantada es que creo que no lleva tensioactivos, al menos yo no los he encontrado a primera vista en la INCI, pero ahora la analizaremos detalladamente, a ver cómo es posible eso…

Composición

Composición champú Rahua, Palo Santo, cosmética ecológica, certificada Bio, ingredientes orgánicos

Foto: Miss Bio

El INCI que he encontrado en la web de la marca (en JC Apotecari es ligeramente distinto EDITO 11/07/2013: A raíz de este post, JCApotecari ha revisado su INCI y lo ha actualizado) es: Aqua, Camellia Oleifera Leaf Extract, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Rubus Idaeus (Raspberry) Leaf Extract, Aloe Barbadensis, Coco Betaine, Glycerin, Sea Salt, Saccharum Officinarum Extract, Glycine, Caprylic Acid, Oenocarpus bataua (Rahua, Ungurahua) Oil, Potassium Sorbate (plant derived), Palo Santo Oil (Bursera graveolens), Citric Acid, Panthenol, Hydrolyzed Quinoa, Tocopherol (Vitamin E).

Son orgánicos los 4 ingredientes principales, los que vienen justo detrás del agua en la lista, que son: té verde, romero, frambuesa y aloe vera.

Y después encontramos: los tensioactivos (sí que los había, ya decía yo), a base de coco y caña de azúcar, principalmente, y glicerina, sal marina, quinoa hidrolizada y vitamina E como conservante.

También lleva aceite de palo santo que en aromaterapia se utiliza para levantar el ánimo, transformar las “malas energías”, y apoyar la meditación.

Pero la particularidad de este champú (y de esta marca en general) es la presencia de aceite de rahua, así que vamos a detenernos un poco en este “secreto de belleza del Amazona”.

Es un aceite que las mujeres quechua llevan siglos preparando a partir de una nuez propia de la selva amazónica, y que en los años 90 se ha trasladado a una exclusiva peluquería de Nueva York por medio de un colorista nativo de Ecuador.

Por lo visto (esto es dicho por la marca, y hay que leerlo como tal) se diferencia de otros aceites vegetales por su estructura molecular, que le permite atravesar la fibra capilar y reparar el pelo en profundidad.

Estos aceites de la selva amazónica son para mí lo que hacen de este producto (e intuyo que de todos los que constituyen la gama Rahua) un auténtico lujo.

Por cierto, que si os fijáis, no lleva perfumes, ni siquiera naturales, así que ese olor tan característico debe ser el del aceite de rahua, ya que no me huele ni a romero, ni a frambuesa, ni a palo santo solamente (sí, conozco el olor del palo santo, pero es que soy un poco friki, ya empezáis a saberlo, ¿no?).

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su olor, raro, raro, raro. ¡Al escribir esto, ya siento que lo echo de menos!

♥ Su suavidad, y su efecto “espaciador de lavados”

♥ La sensación de estar utilizando un producto verdaderamente diferente

♥ Lo suelto que deja el pelo

Me gusta menos:

* Su precio (porque no me lo puedo permitir, no porque lo considere desproporcionado con su calidad)

* Su formato generoso (mes y medio de champú y yo diría que 2 meses según lo vaya usando más)

Precio

29€ los 275 ml.

Donde Comprar Rahua

Yo lo compré en Cultbeauty aprovechando gastos de envío gratis, ¡un error absoluto ya que sale más cara que aquí! (bueno, error, no, me sirvió para conocer un producto maravilloso)

La distribución exclusiva para España la tiene JC Apotecari. Como podéis ver en este enlace, la marca tiene una gama muy, pero que muy apetecible.

En la medida en que mi economía me lo permita, intentaré probar más cosas y contaros…

Y ahora contadme vosotras:

¿Conocíais Rahua?

¿Cual es vuestro presupuesto medio para un champú?