Browsing Tag

Rosa mosqueta

BELLEZA

Aceites corporales Weleda: ¿cual es el tuyo?

Aceites Weleda, acietes corporales ecologicos, bio, orgánicos

Foto: Weleda

No os enseño nada si os digo que los aceites corporales de Weleda tienen una calidad excepcional. A estas alturas, todo biotista debe conocer esta marca al dedillo, y saber que sus métodos de producción no han variado desde hace más de 90 años. Sus packagins prácticamente no han variado tampoco, pero que sepáis que es en pos de una conservación idónea de las características del producto ;-)

Algunos de los secretos que hacen de los aceites corporales de Weleda un producto excepcional son:

Los aceites de Weleda son 100% naturales y están prensados en frío, por lo que mantienen todas las vitaminas y ácidos grasos esenciales que tenían cuando se encontraban en su envase original: la semilla o el fruto.

Para asegurar la estabilidad molecular de los ácidos grasos poliinsaturados, la temperatura generada por la presión no debe superar los 45º, así se evita también la disolución de ceras y otras sustancias.

La presión en frío es un modo de extracción exclusivamente mecánico, y da como resultado un ‘zumo de frutas’ puro y verdaderamente oleaginoso.

Los aceites corporales de Weleda están formulados exclusivamente con aceites vegetales, extractos de plantas bio, y aceites esenciales como perfume natural. No contienen derivados del petróleo ni parabenes, ni conservantes ni perfumes sintéticos.

En España se comercializan cuatro aceites corporales (si exceptuamos los dos de masaje, el anti-estrías para embarazo y el anticelulítico, que tienen un uso más específico).

Hoy me he propuesto ayudaros a elegir el que más os conviene, en función de una serie de criterios que me han parecido apropiados (y que son, por lo tanto, subjetivos, como siempre. Tomadlo como base para establecer vuestra propia escala de decisión).

NECESIDADES DE TU PIEL

Aquí es muy sencillo, se puede establecer una escala de menos rico a más nutritivo y regenerador, por lo que si tu piel solo necesita un pequeño extra de hidratación, te alcanzaría con el Citrus, y así vamos subiendo en intensidad hasta el de Granada, con el de Espino amarillo y el de Rosa en el lugar 2 y 3 de la escala, respectivamente. Qué frase tan retrocida para algo tan sencillo como:

Citrus < Espino amarillo < Rosa mosqueta < Granada
Weleda aceites corporales ecologicos, organicos, bio, naturales, ingredientes

Foto: Miss Bio Este sería el orden. El precio también va in crescendo, en el mismo orden ;-)

HORA DEL DÍA

Parece una tontería, pero para mí es bastante obvio, por la experiencia que he tenido con ellos, que algunos son “de mañana” y otros “de noche”. Así que piensa un poquito sobre qué uso le vas a dar tú, si es para aplicar tras la ducha matutina, o por el contrario lo quieres para darte un masaje relajante por la noche, tras un baño por ejemplo… ¿Ya lo sabes?

Pues si has elegido la opción “MAÑANA”, te recomiendo el Citrus (lógicamente) o el de Espino amarillo (huele a caramelo de naranja, como la crema de ducha de la misma fragancia que me encanta).

Aceites Weeleda Citrus, Espino amarillo, alegría, vitalidad, aceites corporales bio, organicos, certificados

Foto: Miss Bio
Alegría y vitalidad por la mañana

Si lo quieres para tu momento “NOCHE”, te sugiero que te orientes más bien hacia el de Rosa mosqueta (afortunadamente huele a rosa damascena, no a rosa mosqueta ;-)), o el de Granada, aunque este último tiene un aroma bastante neutro que lo hace apto para cualquier hora del día en mi opinión…

Aceites corporales Weleda, armonía, sensualidad, aceites ecologicos, bio, organicos rosa y granada

Foto: Miss Bio
Armonía y sensualidad por la noche

ESTADO ANÍMICO (o “mood“)

Al igual que varían sus propiedades en función de los activos presentes en uno u otro, los aceites esenciales que los perfuman tienen también diferentes acciones sobre nuestro estado de ánimo: el limón “energiza”, la naranja presente en el de Espino amarillo transmite vitalidad, “buen rollo”, la rosa reconforta y armoniza, mientras que las notas de neroli, sándalo y davana presentes en el de Granada despiertan tu lado más femenino y sensual…

precio

Los aceites corporales de Weleda están disponibles en herbolarios, farmacias, ecotiendas…a un precio que va desde los 14,90€ (Citrus) hasta los 21,90€ (Rosa y Granada).

——

Y hasta aquí los criterios que me parecen útiles para escoger un aceite corporal Weleda. Seguro que hay más, pero por lo que he ido sintiendo yo con el uso, éstas serían las preguntas que yo me haría si tuviera que escoger uno.

De hecho, todavía no puedo decir con certeza cual escogería, bueno, sí, creo que sí, pero lo cierto es que me gustan todos, creo que cada uno tiene “su punto”.

Pero lo más importante es que escojas cual escojas, nunca va a ser del todo un “error”, ya que todos gozan de la sublime calidad que caracteriza los aceites Weleda. No es casualidad si han atravesado el tiempo sin dejar de ser best-sellers, son de esos productos clásicos que nunca defraudan, y que por mucho que me gusten las marcas innovadoras, siempre tendrán un hueco en mi neceser…

Seguro que muchos de vosotros los conocéis, así que decidme: ¿cual es vuestro favorito? ¿Estáis de acuerdo con los criterios que propongo para elegir el más adecuado?

Y si no los conocéis…¿cual os ha tentado y por qué?

Nota: Gracias a Weleda por permitirme probarlos todos simultáneamente, lo cual ha sido muy útil para redactar este post :D
BELLEZA

Reseña: mascarilla alisante de rosa mosqueta de Weleda

Mascarilla alisante de rosa mosqueta de weleda, primeras arrugas, cosmética ecológica certificada

Foto: Miss Bio

Mascarilla alisante de rosa mosqueta de Weleda

Presentación / Textura / Olor

El producto viene envasado en el ya clásico tubo de aluminio de Weleda. Pequeño formato, perfecto para el neceser en caso de tener que llevarlo de viaje.

La textura es cremosa, y a diferencia de la mayoría de mascarillas, no se seca y no deja capa visible sobre la piel. O sea que mientras la llevamos puesta, podemos abrirle al cartero sin riesgo de que se infarte como podría pasar por ejemplo con las de Lush. También podríamos usarla en el avión al estilo Lisa Eldridge, si tuviéramos la suerte de coger “muchos larga distancia a lo largo del año” como ella -y si no temiéramos que nuestro vecino de butaca nos tirara por la puerta de emergencia, claro, porque…

El olor no es especialmente agradable. Bueno, para los amantes de la rosa (entre los que NO me encuentro), puede que lo sea. Pero te tiene que gustar mucho, porque es muy fuerte.

Eficacia

La verdad es que después de usarlo la piel se queda preciosa: fresca, “jugosa”, re-hidratada.

No me puedo pronunciar demasiado respecto al tema “arrugas” ya que es una cuestión que todavía no es prioritaria para mí (y también porque no creo que exista el producto “antiarrugas” como tal, ya lo he dicho aquí), pero sí os puedo decir que tiene un efecto inmediato sobre las arruguitas de deshidratación.

Os cuento un truco que seguramente ya conocéis, pero por si acaso: para saber si tu piel está deshidratada (que no es lo mismo que seca), sonríe de un lado, con la boca cerrada, como si quisieras llevar la comisura del labio hacia la oreja. ¡Todo esto frente a un espejo, claro! Si aparecen diminutas rayitas por la mejilla, tu piel necesita más agua.

Bien, pues hecha la prueba en mi persona, esas arruguitas, se notaban mucho menos después de la mascarilla que antes.

El único pero que le saco os lo cuento aquí, aunque es más de “placer de utilización” que de eficacia como tal, y es que saca “pelusilla”. No me gusta esa palabra pero es la que mejor define ese fenómeno, ¿os ha pasado alguna vez? Una crema, o una mascarilla en este caso, que deja como un film pegajoso, y al tiempo, si lo tocamos, se forman pelusas, como si fuera alguna clase de pegamento, o los restos que deja en el papel la goma de borrar. No me gusta nada esa sensación, y estropea bastante la experiencia porque por su “transparencia”, podríamos plantearnos no aclararla, y no tener que usar crema después, pero claro, así imposible. ¡Incluso aclarándola cuesta quitar los pegotes de las cejas!

Composición

Ya sabemos que con Weleda nunca hay malas sorpresas. Tienen los certificados Natrue y BDIH, sus composiciones son impecables. El único riesgo es si tienes alergia a algún aceite esencial, porque llevan bastantes.

Ingredientes (INCI): Water (Aqua), Prunus Persica (Peach) Kernel Oil, Glycerin, Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, Alcohol, Rosa Moschata Seed Oil, Glyceryl Stearate SE, Kaolin, Malva Sylvestris (Mallow) Extract, Magnesium Aluminum Silicate, Fragrance (Parfum)*, Limonene*, Linalool*, Citronellol*, Benzyl Alcohol*, Geraniol*, Citral*, Eugenol*, Farnesol*, Xanthan Gum. *from natural essential oils

O sea agua, aceite de melocotón, glicerina, aceite de almendra, alcohol, aceite de rosa mosqueta, glyceryl stearate SE (3 smileys felices en la guía de Rita Stiens), kaolin (arcilla blanca), extracto de malva, un mineral, goma xantana y aceites esenciales.

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su hidratación

♥ Su confort, y lo sana que luce la piel después de usarlo

Me gusta menos:

* Su fuerte olor

* El efecto “pelusilla

Precio

Entre 19 y 20€ los 30 ml.

Donde Comprar Weleda

Os remito a la reseña del fluido de la misma gama, ya que los que venden una venden la otra.

Si queréis atajar: enlaces directos a Mygdonia, Daza Natura y Gea.

BELLEZA

Reseña: Fluido alisante de rosa mosqueta de Weleda

Crema facial de rosa mosqueta de Weleda, cosmética bio, orgánica, certificada NaTrue

Foto: Miss Bio

Fluido alisante de rosa mosqueta de Weleda

Presentación / Textura / Olor

El producto viene envasado en el típico tubito de aluminio de la marca. Es cierto que se estropea con el tiempo, pero protege muy bien el producto, permite dosificar, y tiene el tamaño y peso perfecto para el neceser. Ah, y por supuesto es reciclable. What else?

La textura es muy agradable, una crema ligera, no llega a ser fluido como le llaman (si lo fuera debería de ir en otro tipo de envase, digo yo), pero digamos que es una crema fluida de rápida absorción.

El olor personalmente no me agrada, pero si sois amantes de la rosa os va a encantar.

Eficacia

Bien, si nos olvidamos de esa extraña denominación de producto (¿Fluido alisante? ¿WTF?), y lo consideramos una crema facial sencilla, diría que cumple su función con creces. Hidrata sin engrasar, se absorbe muy bien, deja la piel fresca y con aspecto saludable, y permite maquillarse encima sin problema.

Ahora veo que es de la línea “Primeras arrugas” que recomiendan “a partir de 30 años” (no soy nada partidaria de esta manera de catalogar las necesidades de la piel, según la edad, el “problema”, etc pero en fin, pasemos). Pues es que yo no creo en los antiarrugas (sí, hoy estoy rebelde, ¿qué pasa?), así que no contéis conmigo para decir que funciona. No lo diré ni de esta ni de ninguna.

Dentro de la misma gama hay una crema más nutritiva, si tenéis la piel más seca -la mía es mixta y reactiva, por resumir: no le gusta encasillarse ;-)

Y más cosas, entre ellas una mascarilla de la que os hablaré en breve… ver reseña aquí

Volviendo a nuestro fluido, a mí los primeros días me saca unos pocos granitos, como si mi piel necesitara un tiempo para regular su producción sebácea a la grasa que le aporta esta crema. Pero enseguida se ponen de acuerdo y todo vuelve en orden.

Composición

Ingredientes (INCI): Water (Aqua), Alcohol, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Pru­nus Persica (Peach) Kernel Oil, Glycerin, Rosa Moschata Seed Oil, Glyceryl Oleate, Co­pernicia Cerifera (Car­nauba) Wax, Beeswax (Cera Flava), Magne­sium Aluminum Silicate, Fragrance (Parfum)*, Sedum Purpureum Ex­tract, Rosa Damascena Flower Wax, Equise­tum Arvense  Extract, Commiphora Myrrha Extract, Xanthan Gum, Chondrus Crispus (Car­rageenan), Glyceryl Stearate SE, Sodium Beeswax, Limonene*, Li­nalool*, Citronellol*, Benzyl Alcohol*, Gera­niol*, Citral*, Eugenol*, Farnesol*. * from natural essential oils

Traducido sería algo así: Agua, alcohol, aceite de jojoba, aceite de hueso de melocotón, glicerina, aceite de semillas de rosa mosqueta, ésteres de ácidos grasos, cera de carnauba, cera de abeja, arcilla, aceites esenciales naturales, extracto de sedum purpureum, cera de rosa centifolia, extracto de cola de caballo, extracto de mirra, xantano, carragenato, gliceril estearato, jabón de cera de abeja.

Tengo ciertas dudas con el alcohol de las cremas Weleda. En las de Dr Hauschka tengo muy claro que se produce a partir de la propia maceración de los ingredientes de la crema, pero en este caso creo que es añadido. Lo que nos dice la marca es que “Weleda utiliza alcohol procedente de cereales orgánicos y de calidad farmacéutica.“. Con esto me quedo más o menos tranquila, pero si alguien tiene más conocimientos sobre la cuestión, por favor, que hable…

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su formato, pequeño y ligero

♥ Su hidratación

Me gusta menos:

* El olor a rosa mosqueta

* La presencia de alcohol como segundo ingrediente

* Su precio aquí en España. Acostumbrada a que Weleda sea una marca low cost en Francia, me cuesta pagar lo que aquí piden por ella. (Esta me tocó en un concurso, ¿os acordáis?)

Precio

Unos 18€ los 30 ml. (12€ en Francia grrrr…)

Donde Comprar Weleda

A estas alturas todos conocemos esta marca y la tenemos cerca de casa, ya sea en la farmacia o en el herbolario.

Pero si queréis opciones online aquí os dejo algún enlace directo: Mygdonia, DazaNatura, Gea …

BELLEZA

Reseña: Gel hidratante de Magnolia

Gel hidratante con aloe vera, rosa mosqueta y uva de Magnolia Cosmetics

Foto: Miss Bio

Gel hidratante de Magnolia

Presentación / Textura / Olor

El producto viene envasado en un frasco de plástico transparente, ligero, con dosificador. Esto significa que: sabemos en todo momento cuánto producto queda, dosificamos bien, podemos usarlo con una sola mano, y no manchamos. Un 10 (porque además es bastante bonito, ¿no os parece?)

La textura es idéntica al gel de aloe vera, quizás un poquito más líquida. Pero es la misma sensación de frescor y rápida absorción.

Pero a diferencia del “simple” gel de aloe vera este tiene olor. ¡Y es una delicia! Huele a frutas, especialmente a cítricos (yo que por la descripción me esperaba a que oliera a rosa, no sabéis qué sorpresa más agradable me he llevado…)

Eficacia

Antes de nada tengo que decir que no soy muy fan del aloe vera. Hay  gente a quien le va genial, eso es innegable. Pero también hay gente, como yo, a quién no le hace nada. A mí es como si me soplaran.

Así que a la hora de opinar sobre su eficacia hay que tener en cuenta este aspecto. No soy el tarjet.

En mi caso, la hidratación debe ir acompañada de nutrición. Así ha sido siempre, a pesar de que considero que tenga la piel especialmente seca. Aplicar sólo el aloe vera me deja una desagradable sensación de tirantez y casi me parece que la piel está peor.

Así que, recordando esa época en la que estuvo tan de moda el combo aceite vegetal+aloe vera (¿Os acordáis? El aloe vera era Dios en la tierra y lo usábamos como crema facial -en mi caso con aceite de avellana-), he probado a usarlo en el cuerpo según el mismo método.

En este caso he usado aceite de jojoba, y la verdad es que el combo me ha ido bastante mejor que el gel hidratante por sí solo.

Combo aceite de jojoba Primavera y gel hidratante de aloe vera Magnolia

Foto: Miss Bio

Pero reconozco que soy muy perezosa en cuanto a cuidado corporal, y si ya me cuesta ser constante con la crema corporal, tener que usar dos productos cada vez, claramente, no es mi rollo.

Por lo demás, es un producto multi-usos, que lo mismo sirve para después de la depilación que para después del sol, o para hidratación facial, pero personalmente no le he encontrado el mío.

Para las manos por ejemplo sí me sirve, de vez en cuando, sobre todo si quiero seguir dándole a la tecla de manera inmediata ya que su absorción es extraordinaria. Y las manos sí me las deja suaves.

Conclusión: si os gusta el aloe vera, os va bien y le dais uso: adelante. Estoy convencida de que este producto os va a encantar. Sobre todo si os apetece salir del aburrimiento: “gel transparente sin olor” a diario, personalmente me mata.

Yo lo voy a meter ya en la nevera (la caducidad es muy corta, 6 meses) para volver a sacarlo en verano: es más que probable que me encante usarlo como after sun. Ese frescor, ese olor…después de la playa…hummm…ya lo estoy sintiendo (y eso que ahora mismo estamos a 5º y con lluvia. Hay que ver de lo que es capaz una mente que necesita evasión como agua de mayo)

Composición

Esto es lo que nos dice la etiqueta (no sé si es INCI o una lista en inglés, primer fallo de etiquetado): Aloe barbadensis, Aqua, Glycerin, Galactoarabinan, Euterpe Oleracea Extract, Vitis vinifera juice Extract, Rosa moschata seed Oil, Persea gratissima Oil, Zea mays (corn) Starch, Benzoic Acid, Sodium Lauroyl Glucoside, Decyl Glucoside, Ascorbic Acid, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate, Fragance (from natural essential oils), Benzyl Alcohol, Limonene, Citral, Citronellol, Linalool Geraniol, Farnesol.

Aloe vera, extractos y aceites vegetales, algún tensioactivo pero muy suave, algún conservante pero de los autorizados, y los aceites esenciales. Todo correcto.

Pero tengo un pero. Y lo expongo aquí porque sé que la marca me va a leer y quiero transmitírselo, pero también darles un espacio para expresarse.

¿Por qué un falso sello? Ya sé que la certificación es muy cara, y que se tarda mucho en conseguirla (probablemente estéis en proceso), pero… ¿no hay otra manera?

Sello propio Cosmética bio Magnolia Cosmetics, cosmética ecológica o 100% natural?

Foto: Miss Bio

La mención 100% natural por ejemplo: está pero no está. No destaca sobre lo demás, y quizás en ausencia de certificación sea algo en lo que incidir…

Para ir más allá se me ocurre por ejemplo la fórmula “Cosmética Natural con ingredientes ecológicos” (si es que los ingredientes sí tienen el sello, el del proveedor). En ese caso también se podría indicar en la etiqueta trasera el porcentaje de ingredientes ecológicos, o al menos cuales de la lista lo son (señalándolos con un *)…

No sé, estoy segura de que hay maneras de transmitir la información de que es un producto en el que participan ingredientes ecológicos de manera transparente y sin necesidad de utilizar un sello falso que confunde más al consumidor, que ya está bastante perdido con todas esas marcas que pretenden ser naturales o ecológicas sin serlo. No es vuestro caso así que creo que deberíais posicionaros de otra manera.

Por supuesto esto no es más que mi modesta opinión, y dicho esto recuerdo que el espacio de comentarios está abierto para cualquier aclaración que quiera hacer alguien al respecto, ya sea Magnolia o cualquier biotista con una opinión sobre la cuestión. Creo que es un tema muy importante en el que todos los puntos de vista merecen ser conocidos.

Resumiendo

Me gusta mucho:

♥ Su delicioso olor que refresca y pone de buen humor

♥ Su packaging sencillo y efectivo

♥ Que sea tan multi-usos aunque…

Me gusta menos:

* …¡todavía no he encontrado mi uso!

* El aloe vera, así, en general :D

* El etiquetado: cuesta adivinar si es natural, o tal vez bio, pero si lo es… ¿en qué medida?…

Precio

14,95€ los 250 ml.

Donde Comprar Magnolia

Magnolia Cosmetics es una empresa joven. Si les preguntáis por puntos de venta cerca de vuestro domicilio, estoy segura de que os contestarán.

Si queréis comprarlo online, podeis encontrarlo aquí.

BELLEZA

Mi parte del botín

Antes de estrenarlos, quería enseñaros cual ha sido mi parte del botín.

Crema hidratante para Hombre Weleda, Fluio Alisante de Rosa Mosqueta, Mascarilla de Rosa Mosqueta Weleda, antiarrugas, cosmética orgánica, Bio, econatural certificada

Foto: Miss Bio

Estos tres caramelitos son lo que me quedo tras meter todo lo demás en el sorteo.

El Fluido Alisante de Rosa Mosqueta y la Mascarilla Ídem de Ídem las voy a probar yo, y para MisterBio también hay deberes ya que la Crema Hidratante para Hombre pues como que se la dejo.

En breve tendréis noticias (bueno, en un mes o así, ya que me gusta darles tiempo a los productos, y hacer una reseña en condiciones). Si se nos cae la piel a cachos, os lo contamos antes, claro.

Como curiosidad os diré que Weleda, a pesar de que es una marca pionera en cosmética orgánica en la que confío 100%, y que por lo general me gusta mucho, nunca me ha llamado demasiado la atención en materia de cuidados faciales.

Solamente la gama de Almendra escapa a esta sensación, aunque tampoco me la he terminado de apropiar.

Veremos si con esta gama, pensada para las primeras arrugas, me convencen, ya sabéis que os lo voy a contar todo: lo que me guste y lo que no me guste.

Si la veo para mi tipo de piel y si no, a quienes se la recomiendo más. Para que cada uno pueda hacerse una idea, y así poco a poco vayamos avanzando en ese neceser 100% Bio.

Seguid conectadas y conectados, y no dudéis en compartir vuestras experiencias con estos productos u otras líneas faciales de Weleda!

Un beso, Biotistas!